Cómo estirar los zapatos (8 formas)

A veces, un par de zapatos que nos quedan perfectamente en la tienda pueden resultar demasiado ajustados después de que los usamos solo por un par de horas. Afortunadamente, no es necesario que devuelvas tu compra, ya que Ideas en 5 minutos conoce formas efectivas de estirar los zapatos y ayudar a que se adapten a la forma de tus pies.

Método 1. Prueba un tratamiento térmico

Necesitarás:

  • Un secador de pelo

  • Un par de calcetines gruesos

Qué hacer:

  1. Ponte el par de calcetines y después los zapatos.
  2. Enciende el secador de pelo y asegúrate de que esté en temperatura media. Apunta a las secciones apretadas de los zapatos durante 20 a 30 segundos para calentarlas. Asegúrate de no calentar un lugar durante demasiado tiempo para evitar dañar los zapatos.
  3. Apaga el secador y deja que los zapatos se enfríen. Después quítatelos y repite el proceso si es necesario.

Nota: Si estás utilizando este método para estirar zapatos de cuero, aplica una crema hidratante para cuero después del procedimiento.

Método 2. Congela tus zapatos

Necesitarás:

  • 2 Bolsas Ziploc

  • Agua

  • Congelador

Qué hacer:

1. Coloca una bolsa Ziploc en cada zapato y extiéndela hacia adentro con la mano para que cubra todos los rincones del interior del zapato.

Nota: Puedes usar 2 bolsas a la vez para asegurarte de que el agua no se filtre en los zapatos.

2. Llena con cuidado las bolsas con agua. La bolsa con agua debe ocupar el interior del zapato por completo (sella bien las bolsas).

3. Pon los zapatos en el congelador durante la noche. El agua se expandirá después de congelarse y estirará los zapatos.

4. Saca los zapatos del congelador y deja que el hielo se descongele un poco para que puedas sacar las bolsas de hielo fácilmente. ¡Saca las bolsas y tus zapatos están listos para usar!

Método 3. Toma una papa pelada

Necesitarás:

  • 2 papas grandes

Qué hacer:

  1. Toma las 2 papas grandes y pélalas. Luego, ajusta su forma para que coincida con la parte delantera de los zapatos.
  2. Mete las papas en los zapatos y déjalas ahí durante la noche. La humedad de ellas ablandará los zapatos y se estirarán un poco.
  3. Retira las papas y limpia los zapatos.

Nota: Ten cuidado al usar este truco en zapatos de lona porque el jugo de la papa puede dejar manchas en la tela.

Método 4. Usa calcetines

Necesitarás:

  • Calcetines enrollados

Qué hacer:

  1. Enrolla unos calcetines juntos para hacer bolas.
  2. Rellena bien tus zapatos con las bolas de calcetines.
  3. Deja los calcetines dentro de los zapatos durante la noche y luego retíralos, repite si es necesario.

Método 5. Toma un poco de periódico mojado

Necesitarás:

  • Periódico mojado

Qué hacer:

  1. Rellena tus zapatos con papel periódico húmedo y déjalos secar por completo.
  2. Quita el periódico de los zapatos y pruébatelos, repite si es necesario.

Método 6. Compra herramientas especiales

Compra un ensanchador de zapatos ajustable con el que puedas aumentar el ancho y el largo de tus zapatos. Estas herramientas están hechas de diferentes materiales densos, incluida la madera y el acero, que ayudan a estirar suavemente los zapatos sin dañarlos.

Es posible que desees aplicar un aerosol especial para estirar los zapatos antes de insertar el ensanchador, para obtener mejores resultados. Asegúrate de que el spray que estás usando sea adecuado para la tela de la que están hechos tus zapatos.

Método 7. Usa los zapatos en la casa

Si tus zapatos te quedan un poco apretados, intenta usarlos primero en casa. También puedes ponerte un par de calcetines para que el proceso de estiramiento sea más efectivo. Usa los zapatos durante 30 minutos o más, si no sientes dolor o malestar. Es probable que tengas que repetir el proceso varias veces.

Asegúrate de que tus pies estén bien descansados ​​y no estén hinchados, como por ejemplo por el calor, antes de probar este método.

Método 8. Busca ayuda profesional

Si no quieres preocuparte por los métodos caseros, ve con un zapatero o a un taller de reparación de calzado. Tienen máquinas especiales que pueden estirar tus zapatos y, como beneficio adicional, hacen algunas reparaciones para que los zapatos duren más.

Compartir este artículo