Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo frenar en un camino cubierto de hielo

La época de invierno no solo tiene hermosos paisajes con nieve. En esta temporada también se presentan peligros adicionales en las carreteras. No es tan fácil manejar en una calle cubierta con hielo, tanto para principiantes como para conductores experimentados. Frecuentemente ocurren problemas con el frenado, dado que frenar en este tipo de condiciones es completamente distinto.

Ideas en 5 minutos recopiló para ti información sobre cómo frenar de forma segura en una carretera cubierta de hielo.

Para empezar, vale la pena destacar que en invierno hay que tener especial cuidado al conducir. Si te sientes inseguro en la carretera, entonces no es necesario que manejes en una superficie cubierta de hielo y en condiciones de poca visibilidad. El hecho es que no es tan fácil detener un coche en una superficie helada, por lo que en esta temporada el número de accidentes siempre es mayor.

Reglas para conducir sobre una superficie cubierta de hielo

Para protegerte a ti mismo y a otros usuarios en las vialidades, es recomendable cumplir las siguientes reglas.

  • No conducir con neumáticos de verano. En regiones con climas cálidos en invierno, se pueden usar neumáticos de verano. Pero vale la pena recordar que no son compatibles para conducir en bajas temperaturas, así como sobre hielo y nieve. Para tales condiciones, se necesitan neumáticos especiales de invierno, que mejoran la tracción del automóvil en la carretera.
  • Controlar el límite de velocidad. Esta es una de las reglas de circulación más importantes en cualquier época del año. Pero, por lo general, en invierno tienes que conducir más despacio. El manejo rápido puede hacer que tu coche literalmente patine y pierdas el control. Al manejar lentamente, tienes un mejor dominio de tu automóvil y puedes observar a los demás.
  • Bajar la velocidad con anticipación. Trata de evitar el frenado de emergencia, en especial cuando la carretera está cubierta de hielo. Baja la velocidad con anticipación antes de llegar a las intersecciones, semáforos y cruces peatonales. Trata de usar menos el pedal del freno y usar más el acelerador. Deja de presionarlo para que el automóvil vaya más lento, lo que te facilitará el frenado en el momento necesario.
  • Mantener una distancia de otros vehículos. En una carretera helada se recomienda aumentar la distancia entre tu coche y el que está delante de ti. Recuerda que un conductor no siempre puede detenerse a tiempo.

Cuál es la diferencia entre los neumáticos de verano y de invierno

Anteriormente hemos mencionado que en bajas temperaturas es necesario utilizar neumáticos de invierno. Veamos este punto detalladamente.

¿En qué consisten las diferencias principales entre los neumáticos de invierno y verano?

  • Los neumáticos de verano están hechos de caucho especial, el cual proporciona una buena tracción y manejo tanto en superficies secas como mojadas. Se distinguen por un patrón de rodadura no tan profundo. No deben utilizarse en una superficie cubierta de hielo, dado que a bajas temperaturas, se vuelven duros y quebradizos, y el patrón de la banda de rodadura no proporciona una buena tracción sobre la nieve o el hielo.
  • Los neumáticos de invierno proporcionan una excelente tracción con la carretera cubierta de nieve, hielo y mojada. Su composición tiene más caucho natural, por lo que no se endurece a bajas temperaturas. El patrón de la banda de rodadura es profundo. Por lo tanto, tiene un fuerte agarre en las superficies de nieve y hielo.

Asimismo, hay neumáticos para todas las estaciones del año. Es una peculiar combinación de modelos de verano e invierno. Son perfectos para regiones con climas templados en donde la temperatura casi nunca desciende por debajo de 0 °C.

Cuál es la diferencia entre manejar en un camino seco y uno helado

Es mucho mayor la fuerza de fricción de los neumáticos sobre una superficie seca que sobre un camino lleno de nieve o cubierto de hielo. Debido a esto, el cambio de la velocidad y la dirección del movimiento en un camino helado tomará mucho más tiempo. Por ejemplo, en un camino helado, la distancia de frenado de un automóvil que circula a 50 km/h con neumáticos de verano será el doble que en uno seco. Esto también ocurre a la inversa. Quizá hayas notado que es mucho más difícil acelerar en un camino helado.

Un automóvil necesita fuerza para poder cambiar de dirección. Y, en este caso, la principal es la fuerza de fricción. Ya hemos mencionado que esta disminuye en una superficie con hielo. Por lo tanto, no podemos maniobrar sobre ella con tanta rapidez y facilidad como sobre un camino seco. Tienes que conducir con cuidado en un sendero lleno de nieve y cubierto con hielo, especialmente en las curvas. De lo contrario, el automóvil puede “patinar”.

Cómo actuar en un camino helado si tu auto tiene neumáticos de verano puestos

Recuerda que no puedes usar neumáticos de verano en épocas frías. Pero ¿qué puedes hacer si la temperatura baja drásticamente? A continuación, hemos recopilado algunos consejos que pueden ayudarte en esta situación.

  • Recuerda que los neumáticos de verano no tienen una buena tracción en carreteras heladas, lo que significa que el vehículo puede patinar fácilmente incluso a bajas velocidades. No hagas movimientos bruscos mientras conduces.
  • Conduce a baja velocidad y mantén una distancia adecuada entre tu coche y otros vehículos. Recuerda que será difícil de frenar. Al conducir en la ciudad en un clima helado, se recomienda mantener una distancia entre coches de unos 5 segundos.
  • No jales el freno de mano. Recuerda que este bloquea las ruedas traseras, lo que puede hacer que tu coche patine en una carretera resbaladiza.
  • Conduce tu coche de forma suave sin realizar maniobras bruscas.

Averigua si tus frenos cuentan con un sistema de bloqueo automático

Antes de conducir, tienes que revisar si tus frenos cuentan con ABS. Es un sistema que evita que los neumáticos se bloqueen. Al presionar con fuerza el freno, una o más ruedas del automóvil pueden bloquearse, es decir, dejar de girar. Esto hará que el vehículo patine y pierdas el control. El sistema ABS está diseñado para prevenir tales situaciones. Regula la presión sobre el pedal. Incluso si presionas los frenos de sistema de bloqueo automático, las ruedas no se detendrán porque el coche regulará la presión que aplica.

En la mayoría de los autos modernos, el ABS funciona junto con el control de tracción y el control electrónico de estabilidad para garantizar una conducción más segura.

El sistema de frenos de bloqueo automático en los automóviles urbanos se introdujo por primera vez en 1978 en el Mercedes-Benz S class W116. Actualmente, en la mayoría de los países, el ABS tiene que formar parte del equipamiento estándar de automóviles. Por lo tanto, desde 2004, todos los coches nuevos lanzados al mercado de la Unión Europea deben estar equipados con un sistema de frenos de bloqueo automático.

Cómo frenar con ABS

Para frenar con el sistema ABS, solo tienes que pisar el pedal del freno. Pero recuerda que la distancia de frenado en el hielo será mayor, así que intenta frenar con anticipación o usar el umbral de frenado.

Al presionar el pedal del freno en un automóvil que tenga un sistema ABS, puede que sientas unas sacudidas. Esto es totalmente normal. El sistema de frenos de bloqueo automático funciona muy bien en el pavimento seco, pero en condiciones invernales requiere una atención especial.

  • El funcionamiento de ABS en nieve. Resulta que el sistema de frenos de bloqueo automático aumenta la distancia de frenado del automóvil sobre nieve, grava y arena. Si tu coche no cuenta con frenos ABS, entonces las ruedas se bloquearán y se atascarán en la nieve, formando un hueco. También ayuda a detener el automóvil más rápido. Gracias al ABS, las ruedas no se bloquean y no se forma un hueco, por eso la distancia de frenado aumenta. Si necesitas detenerte rápidamente en la nieve, presiona el pedal del freno de manera suave para que no se active el sistema de frenos de bloqueo automático.
  • El funcionamiento de los frenos ABS sobre hielo. En una carretera parcialmente helada, el sistema de frenos de bloqueo automático te ayudará a mantener el control y detenerte en el momento adecuado. Simplemente presiona el pedal del freno y no lo aflojes hasta que se detenga por completo. Si te encuentras en una superficie completamente cubierta de hielo, es posible que el ABS no funcione. En estas condiciones, debes utilizar el umbral de frenado, el cual veremos a continuación.

Frenar sin ABS

Si tu automóvil no cuenta con un sistema de frenos de bloqueo automático, entonces trata el freno con extremo cuidado. En una carretera resbaladiza, no debes frenar bruscamente presionando el pedal con fuerza, ya que esto puede causar un derrape.

Si tu vehículo no tiene frenos ABS, entonces utiliza las siguientes técnicas de frenado.

  • Frenado de motor. Se realiza sin utilizar el pedal de freno. Si tienes una transmisión automática, entonces simplemente suelta el pedal del acelerador. En caso de que las carreteras estén cubiertas de hielo, se recomienda activar el modo 2 en la transmisión automática. En la transmisión manual, baja la presión del acelerador y reduce la velocidad de la transmisión. Al mismo tiempo no se recomienda hacerles caso omiso a las transmisiones.
    ¡Ojo! La luz de freno no se enciende cuando el motor está frenando, por lo que los autos que están detrás no sabrán que estás a punto de disminuir la velocidad o detenerte.
  • Frenado por impulso. Utilizando la técnica de frenado por impulso, el conductor debe presionar con frecuencia y soltar inmediatamente el pedal del freno haciendo todo a un ritmo determinado. El frenado de ABS hace lo mismo: hasta varias docenas de veces por segundo.
  • Umbral de frenado. Debes estar muy atento a tu auto mientras usas este método de frenado. Presiona el pedal del freno y mantenlo presionado. Tu carro debería reducir la velocidad. Recuerda que las ruedas pueden bloquearse. Es importante captar este momento a tiempo. Si de repente sientes que el automóvil comienza a patinar, significa que el bloqueo ha funcionado. Afloja la presión sobre el freno. Tan pronto como el automóvil comience a ganar tracción, aumenta la presión sobre el pedal del freno. Si patina de nuevo, vuelve a realizar las acciones mencionadas anteriormente.

Al presionar los pedales, mantén tu talón con la posición hacia abajo. De este modo, controlarás mejor la fuerza de la presión.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo frenar en un camino cubierto de hielo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos