Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo guardar los discos de vinilo

La compra de discos de vinilo está aumentando cada vez más, ofreciendo a los oyentes de música una experiencia del pasado. Los discos son más grandes que los CD y también más frágiles, por lo que hay que tener mucho cuidado al guardarlos. En Ideas en 5 minutos te mostraremos cómo hacerlo correctamente.

Consejos generales

Hay tres factores que siempre hay que tener en cuenta a la hora de colocar una colección de discos en algún lugar:

  • Mantén siempre tus registros alejados de fuentes de calor como radiadores y aparatos de cocina. Los discos deben almacenarse a temperatura ambiente o inferior, es decir, a un máximo de 25 ºC.
  • Mantenlos alejados de la luz directa o intensa. Los discos son especialmente sensibles a la luz ultravioleta, por lo que hay que evitar colocarlos cerca de las ventanas.
  • Guarda los discos en un lugar seco y mantenlos alejados de la humedad. Las fundas y etiquetas son susceptibles de dañarse con el agua.

1. Almacenar verticalmente

  • Guarda siempre los discos en posición vertical. Si los guardas uno encima de otro, ejercerás demasiada presión sobre ellos y podrás deformarlos, lo que significa que quedarán doblados o torcidos.
  • Una forma fácil de detectar el arqueo es sostener el disco a la altura de los ojos y ver si parece plano y uniforme. Suele ser fácil de detectar porque los discos son muy finos.

2. Estanterías o cajas

Hay dos formas principales de almacenar los discos en posición vertical y evitar cualquier daño.

  • Busca una estantería en tu casa que sea lo suficientemente alta para que quepan los discos y organízalos verticalmente dentro de sus fundas. Recuerda que debes evitar la luz solar directa y el calor excesivo.
  • Otra opción es un cajón de leche o cualquier otro tipo de caja. Este es el método más fácil y asequible. Asegúrate de no tener demasiados discos en un mismo espacio: deja siempre espacio para mover los discos, es decir, no deben estar demasiado apretados unos contra otros.

3. Fundas de discos

Los discos de vinilo vienen con dos fundas, la interior y la exterior:

  • Las fundas interiores son las que protegen el disco dentro de su portada, y es probablemente lo más importante para su almacenamiento. Las hacen para que nada entre en contacto con los vinilos cuando están almacenados.
    Normalmente, los discos vienen con fundas interiores de papel, que pueden dejar restos de papel en ellos. Sustitúyelos por fundas de plástico, ya que no dejan residuos e incluso protegen contra la acumulación de estática.
  • Las fundas exteriores son protectores de plástico que puedes comprar para guardar las portadas de los discos y mantenerlas a salvo del entorno exterior, protegiendo las ilustraciones y evitando que el polvo contamine tus discos. Los mejores materiales para este tipo de fundas son el polipropileno y el polietileno.

4. Cómo manejar los discos de vinilo

Los discos deben mantenerse libres de aceites y de polvo. Ten en cuenta estos consejos cuando los manipules:

  • Lávate siempre las manos antes de tocarlos. Nuestras manos tienen aceites que pueden provocar la aparición de hongos en los discos y las fundas.
  • Manipula los discos de cualquier tamaño o tipo por los bordes y la zona de la etiqueta. La etiqueta es el disco de papel que se encuentra en el centro del vinilo.
  • Mantén el polvo fuera de los tocadiscos, los parlantes o las áreas de almacenamiento.
Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo guardar los discos de vinilo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos