Cómo hacerle un dobladillo a un pantalón de mezclilla

Hay ocasiones cuando un pantalón de mezclilla se ve muy bien en tu figura, pero es demasiado largo para tus piernas. En ese caso, puedes llevar la prenda a la sastrería más cercana o probar a resolver este problema por ti mismo. Para esto necesitarás muy poco: hilos, agujas y un poco de tiempo libre.

Ideas en 5 minutos te propone 3 métodos sencillos para acortar un pantalón de mezclilla o de otro tipo en unos minutos (o incluso segundos).

Método 1: dobladillos con costuras decorativas

  • Dobla el pantalón de tal manera que obtengas el largo necesario. Toma una aguja e hilo de color rojo.
  • Cose la orilla del pantalón como se muestra en la foto superior: tienes que obtener “una escalera” de suturas. Esta es una variante de suturas “pespunte”. No jales mucho el hilo: fija un extremo al pantalón, pero la tela no debe levantarse.
  • Toma un hilo de color blanco. Une tres suturas rojas entre sí: mete la aguja en la tela de tal modo que salga por debajo y a la mitad de la segunda sutura. A continuación, con su ayuda, toma dos suturas extremas y jala de ellas hacia las que se encuentran en el centro.
  • Pasa la aguja nuevamente a través de la costura del centro de tal manera que salga del revés. Luego, pásala hacia afuera cerca del centro en los siguientes tres puntos.

¡Listo! Solo queda planchar muy bien el dobladillo de tu pantalón.

Consejo: el dobladillo se puede ocultar bajo el pantalón con ayuda de una cinta bifusional, la cual se funde con el calor y se pega en la tela. Así el dobladillo no se tendrá que planchar después de cada lavado para darle la forma necesaria.

Método 2: conservando la costura original

  • Ponte el pantalón de mezclilla y dóblalo al largo necesario.
  • Mide la altura del borde inferior y haz lo mismo a partir de ese borde tomando en cuenta la misma longitud y haz una marca con tiza.
  • Dobla la parte de abajo de tal manera que la orilla toque la marca de la tiza. Mide la distancia de la parte inferior del pantalón doblándolo hasta el comienzo de la orilla, divide en dos partes y en el centro traza otra línea con la tiza.
  • Dobla el pantalón por esta línea en toda su longitud y presta atención a las costuras laterales: tienen que coincidir. Cóselo a mano o a máquina de modo que la costura pase cerca de la orilla.
  • Mete el pliegue que has obtenido. Lo puedes dejar así o cortar la tela que sobró y a continuación pasar la orilla con overlock.
  • Plancha minuciosamente la costura obtenida. Este método funciona mejor en pantalones de mezclilla de tela delgada.

Consejo: si la costura te parece demasiado visible, lava el pantalón o pasa un papel de lija por la orilla del pantalón.

Método 3: con ligas

  • Dobla el pantalón de tal manera que obtengas el largo necesario.
  • Pon una liga en el dobladillo, la cual sujetará firmemente la tela.
  • Cubre la liga con la orilla exterior del pantalón. A continuación, mete la orilla del pantalón.

¡Listo! Gracias a este sencillo truco, puedes cambiar el largo del pantalón de mezclilla en cualquier momento.

Compartir este artículo