Cómo pelar una granada de forma rápida

Algunas frutas requieren un enfoque especial sin el cual resulta difícil pelarlas. Y la granada es una de ellas. Pero encontrar una solución es más fácil de lo que parece.

Ideas en 5 minutos te propone un método que te permitirá pelar cualquier granada en tan solo 30 segundos y conservar todas las semillas enteras.

Qué necesitarás

  • Cuchillo pequeño y afilado.

  • Plato.

Paso 1

  • Corta la corteza formando un círculo a 2 o 3 cm de la parte superior.

  • Remueve cuidadosamente, tal y como se muestra en la foto.

Paso 2

  • Corta la corteza desde arriba hacia abajo a lo largo de las venas visibles después de haber hecho el corte en la parte superior.

Paso 3

  • Separa cuidadosamente las partes obtenidas hasta que la granada se abra por completo.

Cómo elegir una granada buena

  • La corteza de la granada debe ser de color rojo intenso. Son admisibles los puntos rosados o naranjas. Lo más importante es que no tenga motas verdes.

  • La corteza debe estar seca, aunque no demasiado.

  • Al tacto, la granada debe sentirse áspera. Si es suave, eso significa que la cosecharon antes de tiempo.

  • La granada no debe tener manchas marrones. Esto quiere decir que la fruta ya comenzó a echarse a perder.

  • Elige una granada densa y sólida con una corteza firme.

  • Una fruta suave puede indicar que sufrió algún daño a la hora de transportarla o que está muy madura.

  • El color de las semillas no influye en el sabor.

  • En la inflorescencia, la granada no debe tener ningún brote verde. Esta tiene que estar seca.

  • Una buena granada no debe de oler a nada.

  • Agita la granada cerca de tu oído y escucha que no produzca ningún sonido. Un fruto maduro hará un ruido oclusivo y fuerte.

  • Compra la granada por su peso: una más pesada tendrá más jugo.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo