Cómo perder la timidez ante la cámara

Si eres una persona tímida ante las cámaras, lo más probable es que cada vez que te tomes una foto o grabes un video, te vuelvas muy cohibido y estés muy pendiente de las personas que te miran fijamente. De repente te olvidas de cómo posar, sonreír o incluso hablar correctamente. No te preocupes, no estás solo. Ideas en 5 minutos tiene algunos consejos útiles que te harán mirar a la cámara con confianza.

Para fotos

1. Ignora a los que te rodean

La persona tímida ante las cámaras tiende a volverse muy cohibida cuando la gente a su alrededor la mira mientras toma fotografías. La mejor manera de enfrentar esto es ignorando el mundo que te rodea. Trata de dejar de mirar a la gente y concentrarte en la toma, entonces el nerviosismo desaparecerá de repente. Esto también ayudará a que tus fotos se vean más naturales y cómodas.

Si sientes que las personas que te rodean te miran fijamente y te juzgan, considera cambiar la perspectiva. Supón que tal vez se ven realmente atraídos por lo que estás haciendo. En otras palabras, dale un giro positivo a tus inseguridades.

2. Muévete antes de tomar una foto

Antes de tomar una foto, coloca música y comienza a moverte. Intenta bailar, balancear los brazos, girar, correr y más. No poses simplemente de pie. Hacer estos movimientos antes de tomar una foto puede resultar en poses increíbles.

3. Reconoce tus ángulos

A veces, es el lado izquierdo de tu cara lo que no te hace lucir fotogénica, o tal vez tu cabello no coopera bien al tomar fotografías. Cualquiera que sea el problema, si no te sientes cómodo con la apariencia de un ángulo particular de tu rostro, la incomodidad es fácilmente visible en las imágenes. Con esto en mente, intenta experimentar con tus ángulos frente a un espejo para elegir cuál te hace lucir mejor.

Para videos

1. Identifica por qué eres tímido ante la cámara

Para comenzar a superar la timidez ante la cámara, primero debes comprender qué causa la ansiedad. Hay 2 razones principales detrás de esto:

  • No te agrada tu apariencia.
  • No te agrada cómo te escuchas.

Tu cuerpo responde inconscientemente al estrés de una manera que te hace sentir incómoda frente a la cámara. Incluso puede congelarte, y si no estás acostumbrada a grabarte a ti misma, puedes sentir mucha incomodidad. Esto da como resultado un cambio de modulación de voz que suena realmente poco natural. Por eso es necesario identificar el problema para poder corregirlo con el tiempo.

2. Hazte cumplidos

Si te sientes demasiado cohibida frente a la cámara, eleva tu confianza felicitándote a ti misma. Di lo hermosa que es tu sonrisa o lo bien que luce tu cabello todos los días. Puede parecer extraño y difícil al principio, pero una vez que te acostumbres a la positividad, sentirás la diferencia. También puedes intentar arreglarte para aumentar tu confianza. A veces, un peinado nuevo o un poco de maquillaje pueden marcar una diferencia significativa.

3. Haz que la cámara de tu teléfono sea tu mejor amiga

La forma más eficaz de superar la timidez ante la cámara es ponerte delante de una, y la cámara de tu teléfono es la herramienta más práctica que puedes encontrar. El teléfono es tuyo, el video es tuyo y nadie más necesita mirarlo. En otras palabras, puedes experimentar grabándote a tu manera y sentirte cómodo al verte en el video también.

Además, asegúrate de mirar a la cámara y no a la pantalla cuando grabes tu video. Cuando haces esto último, le das a tus ojos un ángulo extraño. Cuando miras a la cámara correctamente, hará que la audiencia sienta que estás hablando con ellos y no contigo mismo.

4. Prepara el escenario

Sigue grabándote en todas partes, sin importar si estás en el sofá, en tu cama o caminando. Cuanto más cómodo te sientas con tus videos, más entenderás qué luz funciona mejor para ti y qué entorno te hace sentir mejor con tu voz.

La luz y el sonido juegan un papel importante cuando se trata de grabar un buen video. Cuando estos elementos faltan o están desequilibrados, pueden volver a hacer que te sientas tímido. Teniendo esto en cuenta, puedes intentar hablar a la cámara con la luz hacia ti. La luz natural es la mejor. Te hará sentir más seguro.

5. Empieza por crear historias de Instagram para tus amigos cercanos

Una vez que aprendas a grabarte a ti mismo todos los días, intenta subir de nivel compartiendo tus videos con personas en las que confías utilizando la función Amigos cercanos en Instagram. Y no tengas miedo de cometer errores al grabarte.

  • Puedes hablar de cualquier cosa que te emocione. Esto ayudará a controlar el nerviosismo.

6. Sube de nivel haciendo videos de Instagram para todos

Una vez que te sientas muy cómodo compartiendo tus videos con las personas cercanas a ti, desafíate a ti mismo a grabar videos diariamente para todos tus seguidores. Puedes comenzar presentando un tema de ese día. Asegúrate de mantener el video por debajo de los 30 segundos. Si deseas incluir subtítulos, usa la función de texto. Y no olvides poner una frase interactiva al final.

7. Trata de controlar tu ritmo

También es posible que quieras revisar el ritmo con el que hablas. Cuando hablas demasiado rápido, es un indicador de que estás nervioso. Así que trata de hablar un poco lento, entre un 10% y un 15%, para que la audiencia pueda comprender lo que estás diciendo. No todo el mundo está acostumbrado a hablar a un ritmo rápido.

8. ¡Practica, practica, practica!

Cuanto más hables frente a la cámara, más rápidamente superarás la timidez y más brillarás con confianza. Sigue practicando todos los días y mira los videos de otras personas para aprender de ellos también.

Compartir este artículo