Cómo quitar un anillo atascado

La principal razón por la cual no se consigue sacar un anillo del dedo es por la hinchazón. Su aparición puede deberse a diferentes factores, desde calor hasta un embarazo. Pero el resultado siempre es el mismo: no puedes quitarte el accesorio y la incomodidad aumenta gradualmente.

Ideas en 5 minutos te hablará sobre algunos métodos que pueden ayudar a quitar un anillo atascado de un dedo.

Método 1

Coloca tu dedo pulgar debajo del anillo y el índice encima de este. Gíralo lentamente, torciéndolo como si estuviera enroscado. Mueve el accesorio de esta manera hasta el final del dedo.

Método 2

Los pliegues de la piel en la primera articulación del dedo pueden estar impidiendo la extracción del anillo. Pídele a alguna persona que tense el tejido hacia abajo, en dirección hacia donde se encuentra tu mano, y mantenga esa posición. Posteriormente, intenta girar el accesorio empujándolo de forma gradual a través de la articulación.

Método 3

Si el dedo se hinchó debido a un clima caluroso, coloca tu mano un poco más arriba del corazón (en el cuello u hombro) y quédate en tal posición durante 15 minutos. El flujo de sangre a la extremidad se reducirá y será más fácil quitar el anillo del dedo.

Método 4

Coloca el dedo con el anillo en un vaso de agua fría durante unos minutos. Después, levanta la mano y mantenla en tal posición de 5 a 10 minutos: el agua fría y el flujo de sangre ayudarán a eliminar la hinchazón, por lo que será considerablemente más fácil quitar el anillo. También puedes colocar un hielo en tu dedo sin tocar el accesorio para evitar que el metal se reduzca al bajar la temperatura.

Método 5

Utiliza vaselina, champú, detergente, crema, aceite vegetal o jabón para lubricar abundantemente el dedo alrededor del anillo y debajo de él. Para sujetar bien el accesorio y evitar que los dedos de la otra mano se resbalen cuando lo gires, utiliza un trozo de tela o una servilleta de papel.

Método 6

Puedes sacar el anillo con ayuda de un hilo. Para un mejor deslizamiento puedes utilizar hilo dental.

  • Sujeta el hilo a una aguja delgada. Pásala a través del anillo y después quítala. Deja un extremo del hilo libre, y el otro del lado de la uña. Envuélvelo densamente alrededor de la primera articulación del dedo.

  • A continuación, sujeta el extremo libre del hilo (en la base del dedo) y comienza a desenrollarlo. Como resultado, el anillo debería empezar a moverse lentamente a lo largo del hilo. Realiza movimientos de desplazamiento dirigiéndolos hacia el extremo del dedo y empujando el accesorio hacia la uña.

Método 7

Si probaste todos los métodos, pero nada ayudó, entonces tendrás que utilizar una pinza de corte.

  • Corta un trozo de una botella de plástico, el cual utilizarás como armazón. Colócalo entre el dedo y el anillo. Después, pon las pinzas de forma perpendicular al accesorio, córtalo, dóblalo y quítalo. El armazón de plástico protegerá tu mano de un daño accidental.

Compartir este artículo