Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo usar la depiladora correctamente

En el mundo moderno, la depiladora es una de las formas más fáciles y efectivas de deshacerse del vello no deseado.

En Ideas en 5 minutos, te contamos cómo usar el dispositivo correctamente y evitar los errores más comunes.

Dedicar tiempo

Vale la pena reservar suficiente tiempo para la depilación con el fin de hacer todo despacio, sin apuro y sin gastar nervios.

Intenta depilarte por la tarde o noche: puede parecer menos doloroso y el enrojecimiento después de la depilación tendrá tiempo de desaparecer durante la noche. Trata de no depilarte durante el período. En estos días, puede parecer más doloroso.

Preparar la piel

  • Aféitate las piernas unos días antes de depilarte
    Para que la depilación sea eficaz, la longitud de los pelos por encima de la superficie de la piel debe ser de al menos 0,5 mm. Por otro lado, los vellos demasiado largos pueden enredarse en el cabezal giratorio de la depiladora, romperse y eliminarse de manera desigual, lo que puede provocar dolor.
    Para evitar que esto suceda, afeita las partes que quieras depilar de 2 a 5 días antes del procedimiento. Esto permitirá que el vello crezca hasta la misma longitud, lo que facilitará la depilación.
  • Hacer la exfoliación
    Exfoliar el vello a unas 24 horas antes de la depilación ayudará a eliminar las células muertas y aumentará la eficacia del procedimiento. La exfoliación también ayudará a reducir el riesgo de la aparición de vellos encarnados.
    No uses loción o crema humectante justo antes de la depilación. Esto apelmazará el vello y hará que se “pegue” a la piel, lo que dificultará mucho el proceso de depilación.
  • Tomar un baño o una ducha caliente
    Para que la depilación sea menos dolorosa, toma un baño o una ducha caliente. El agua calentará la piel y abrirá los poros, facilitando así la depilación.

Prepararse para la depilación

❗ Si tienes una depiladora a prueba de agua, úsala en el baño o la ducha. Esto ayudará a minimizar las sensaciones desagradables.

❗ Si estás usando una depiladora común, asegúrate de que la piel esté completamente seca antes de comenzar con el procedimiento. Para ayudar a levantar el vello, seca la piel con una toalla en la dirección opuesta al crecimiento del mismo.

  • Elegir el modo
    Si no has usado una depiladora antes, comienza con el modo más bajo. En este modo, el dispositivo puede eliminar los vellos más duros sin romperlos y también hace que el proceso sea menos doloroso.
  • No empieces con las partes sensibles
    Para acostumbrarse a la desagradable sensación, prueba el dispositivo en una parte de la piel menos sensible. Por ejemplo, puede ser la parte delantera de la pierna, justo debajo de la rodilla, en el hueso.

Depilar la piel paso a paso

Paso n.º 1. Estira la parte de la piel en la que vas a trabajar.
Estas simples manipulaciones facilitarán el trabajo de la depiladora y harán que la depilación sea menos dolorosa.

Paso n.º 2. Prende la depiladora y coloca el dispositivo en un ángulo de 90 grados con respecto a la piel.
La mayoría de los dispositivos están diseñados para funcionar en esta posición. Un ángulo mayor o menor puede degradar la calidad de la depilación.

Paso n.º 3. Comienza a depilar en contra de la dirección del crecimiento del vello.
La dirección del crecimiento del vello en el cuerpo puede ir cambiando; considera este punto. En áreas donde el vello cambia de dirección con frecuencia, la depiladora se puede mover en forma circular.

Paso n.º 4. Primero, pasa por las zonas con el vello más grueso. Avanza lentamente.
Si mover rápidamente, la depiladora puede saltarse pelos o romperlos sin eliminarlos por completo. Una por una, repasa todas las zonas necesarias. Si notas que una parte del vello no se depiló, repite el procedimiento.

Paso n.º 5. Hidrata la piel después de la depilación.
Después de la depilación, la piel puede quedar un poco irritada, pueden aparecer puntos rojos que desaparecerán después de un tiempo. Aplica un poco de crema hidratante para calmar la piel.

Paso n.º 6. Limpia la depiladora.
Limpia la depiladora de los pelos. La mayoría de los modelos vienen con un cepillo especial que se puede usar para este propósito.

Paso n.º 7. Vuelve hacer la exfoliación unos días después de la depilación.
Esto ayudará a prevenir la aparición de vellos encarnados. Además, al haber pasado unos días, podrás fijarte qué tanto ha vuelto a crecer el vello y si vale la pena repetir el procedimiento de depilación.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo usar la depiladora correctamente
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos