Cómo usar un bidé

Los bidés son artefactos que pueden reemplazar al papel higiénico en la mayoría de los casos y están diseñados para mantener la higiene personal. Pueden usarse de forma independiente o como una opción adicional al papel después de hacer tus necesidades.

Además, los bidés pueden ser útiles para personas con discapacidad y para quienes tienen problemas digestivos, así como para las mujeres en días críticos.

Ideas en 5 minutos recopiló instrucciones sencillas sobre cómo usar un bidé.

Cómo usar un bidé

  • Paso n.º 1. Usa el inodoro
    Antes de ir al bidé, primero usa el inodoro como de costumbre. Después de hacerlo también puedes usar o no papel higiénico. Eso queda a tu discreción.
  • Paso n.º 2. Siéntate en el bidé
    A tu comodidad, puedes sentarte en el bidé de cara al grifo del agua o de espaldas a él (así tomarás una posición como en el inodoro). En la primera postura será más fácil abrir y ajustar el agua; sin embargo, si estás usando pantalón, tendrás que quitártelo por completo.
  • Paso n.º 3. Ajusta la presión y la temperatura del agua
    Antes de acercarte al agua, establece una temperatura agradable para ti usando el grifo mezclador del bidé y también ajusta la presión. Ten en cuenta que algunos modelos pueden producir un chorro muy fuerte con el menor toque del mezclador, así que ten cuidado.
  • Paso n.º 4. Muévete sobre el bidé hasta que sientas el chorro de agua
    Colócate de modo que el chorro de agua llegue a las áreas que deseas enjuagar; de esta manera, podrás hacer frente rápidamente a tu tarea.
    Algunos bidés pueden llenarse de agua como pequeñas tinas. Si te encuentras con este tipo de aparatos, limpia la piel después de que el bidé esté lleno de agua.
  • Paso n.º 5. Enjuaga las partes necesarias del cuerpo
    Para eliminar bien las impurezas, ayúdate con las manos. Imagina que estás tomando un baño o una ducha. Entonces será mucho más fácil hacer frente a la tarea.
  • Paso n.º 6. Elimina el exceso de humedad
    Seca el exceso de agua con una toalla o papel higiénico. Algunos bidés también tienen una función de secado incorporada. Puedes usarla en lugar de una toalla.
  • Paso n.º 7. Lávate las manos
    Después de completar todos los procedimientos, lávate las manos con agua y jabón.

Cómo usar un bidé conectado a un inodoro

Algunos bidés están conectados al inodoro y se parecen a un pequeño grifo en su interior. Todo lo que necesitas es configurar el suministro de agua y utilizar la opción sin levantarte del retrete.

Un pequeño cabezal de ducha agregado al inodoro también puede servir como bidé. Para usarlo, deberás abrir la válvula de cierre en la parte inferior para que el agua fluya hacia el rociador, luego dirigir la regadera al lugar deseado y presionar el botón. Cuando se complete el procedimiento de higiene, deberás eliminar el líquido restante con una toalla o servilleta de papel y lavarte las manos con agua y jabón.

Compartir este artículo