Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo utilizar correctamente las cápsulas de detergente para lavar la ropa

Hoy en día, la lavadora y los detergentes, cuya variedad es simplemente enorme, son los responsables de la limpieza de nuestra ropa. Hace 10 años, los fabricantes introdujeron en el mundo las cápsulas de detergente para la ropa, pero no todos las han adoptado aún. Sin embargo, es un producto muy útil.

Con Ideas en 5 minutos aprenderás a utilizar correctamente las cápsulas para lavar la ropa.

Qué son las cápsulas para lavar la ropa

Una cápsula de lavado es un pequeño recipiente que contiene una dosis medida de detergente líquido concentrado. A veces estas cápsulas también contienen ingredientes en polvo. Este producto se introdujo en el mercado en 2012 y desde entonces se ha hecho muy popular.

La cubierta exterior de la cápsula de lavado es un polímero (alcohol polivinílico) que es completamente soluble en agua. Las cápsulas utilizan detergentes de baja espuma. Esto es especialmente bueno para las lavadoras que consumen poca agua en el último enjuague. Una pequeña cantidad de espuma no hace que el lavado sea de mala calidad. Por el contrario, una gran cantidad de espuma puede provocar que la suciedad se vuelva a depositar en la ropa.

Diferentes productos para el lavado de la ropa

  • El detergente en polvo es un producto que se dosifica con una cuchara especial. Debe depositarse en el compartimento para el detergente.
  • El detergente líquido es un producto líquido para lavar la ropa que se vende en envases especiales. La cantidad correcta suele medirse con la tapa del envase y se vierte en el compartimento para el detergente.
  • Las cápsulas para lavar la ropa son recipientes especiales que contienen la dosis justa de detergente concentrado. Las cápsulas se colocan directamente en el tambor de la lavadora.
  • Las pastillas para lavar la ropa son pequeños bloques de detergente comprimido. Suelen venderse en cajas. La pastilla se coloca en el compartimento del detergente antes del lavado.

Ventajas y desventajas de las cápsulas

Ventajas:

  • Simplicidad. Las cápsulas no requieren dosificación. La cantidad correcta de detergente ya está dosificada y sellada en la cápsula.
  • Comodidad. Un paquete de cápsulas suele ser más cómodo de guardar que un envase con el detergente líquido o una caja con detergente en polvo. Las cápsulas también son más fáciles de llevar contigo.
  • Limpieza. Verter el detergente líquido en el compartimento correcto hace que sea posible derramarlo. Con el polvo, esto es aún más difícil: puede caer en los compartimentos contiguos o derramarse en el piso. Esto no sucederá con las cápsulas.

Desventajas:

  • No son adecuadas para el tratamiento previo de las manchas. El detergente líquido puede aplicarse a la mancha antes de lavarla, lo que no es posible con la cápsula.
  • Precio. El precio de las cápsulas para lavar la ropa suele ser más elevado que el de los detergentes en polvo y líquido.

Cómo utilizar las cápsulas

Algunas reglas importantes para el lavado con cápsulas.

  • Asegúrate de que tus manos estén secas antes de tomar la cápsula. De lo contrario, puede disolverse antes de que empiece el lavado.
  • Coloca la cápsula en el fondo del tambor vacío de la lavadora.
  • Carga la ropa sucia.
  • Ajusta la temperatura de lavado según las instrucciones del envase. La mayoría de las cápsulas se disuelven a cualquier temperatura.
  • Empieza el proceso de lavado.
  • Cierra y guarda el envase con las cápsulas. Guárdalo en un lugar fresco y seco.

Cuánto hay que poner

Una de las principales ventajas de las cápsulas es que no es necesario medir la cantidad correcta de detergente.

Para unos 7 kg, 1 cápsula es suficiente. Si tienes una lavadora de gran capacidad (más de 10 kg) y tiene una carga completa, es aconsejable utilizar 2 cápsulas.

Puntos importantes al lavar con cápsulas

  • Carga óptima. No sobrecargues tu lavadora. Las cápsulas necesitan espacio suficiente para moverse libremente y disolverse bien. Al cargar la lavadora, es aconsejable dejar aproximadamente 10 cm entre la ropa y la parte superior del tambor.
  • La temperatura correcta. Para determinar la temperatura de lavado correcta, lee atentamente el envase de la cápsula y las etiquetas de las prendas. Si las instrucciones de las cápsulas dicen que hay que utilizar una temperatura superior a 30 °C, el producto solo funcionará en estas condiciones.
  • Cápsula abajo. Coloca primero la cápsula, ubicándola en el fondo del tambor. Solo entonces carga la ropa.

Seguridad

  • Las cápsulas para lavar la ropa son completamente seguras para la lavadora. Se adaptan perfectamente a las máquinas de carga frontal y vertical.
  • La cubierta de la cápsula es una película hidrosoluble de alcohol polivinílico (PVOH). Este material es seguro, no tóxico y biodegradable.
  • Las cápsulas se disuelven en el agua, por lo que no obstruyen los desagües. Asegúrate de utilizarlas según las instrucciones.
  • Las cápsulas para lavar la ropa pueden interesar a los niños, ya que se parecen un poco a un caramelo. Por lo tanto, mantenlas alejadas de los niños pequeños y de los animales domésticos.

Problemas que pueden surgir con las cápsulas

  • Si notas que tus cápsulas no se disuelven en la lavadora, remójalas previamente. Para ello, toma un recipiente con agua tibia (aproximadamente 1 litro) y disuelve la cápsula en él. Añade el líquido resultante directamente en el tambor de la lavadora antes de cargar la ropa sucia.
  • Si las cápsulas se quedan atascadas en la puerta de la lavadora, quizá sea porque las estás poniendo encima de la ropa sucia. Si no es así, prueba configurar una temperatura diferente o utiliza otra marca de cápsulas.
  • Si las cápsulas dejan constantemente marcas en tu ropa, asegúrate de lavar a la temperatura correcta, de colocar la cápsula abajo en el tambor y de que la lavadora no esté sobrecargada. Esto también puede ocurrir si se utilizan demasiadas cápsulas. En la mayoría de los casos, 1 cápsula por lavado es suficiente.

Qué hacer si quedan marcas en la ropa

Si la cápsula no se disuelve completamente durante el lavado, pueden quedar restos de detergente en la ropa. Esto suele ocurrir cuando la lavadora está sobrecargada.

En este caso, vuelve a lavar las prendas sucias, pero sin añadir cápsulas o detergente en polvo. Asegúrate de que la lavadora no esté sobrecargada, ya que las prendas deben poder moverse libremente en el agua.

No introduzcas prendas con restos de detergente en la secadora. La exposición a altas temperaturas hará que estas manchas sean más difíciles de eliminar.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo utilizar correctamente las cápsulas de detergente para lavar la ropa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos