Cuál es la diferencia entre el perfume y el agua de colonia

Perfume, agua de colonia, agua de perfume, agua de tocador o agua fresca... Parece que todo es lo mismo, pero entre todos estos artículos existe una diferencia. Como mínimo, en los precios: los perfumes suelen costar más que el agua de perfume o de tocador.

Ideas en 5 minutos descubrió en qué se diferencian los principales tipos de perfumes y preparó una hoja de notas que puede ayudarte a guiarte fácilmente.

1. Perfume (parfum)

Los perfumes tienen la concentración más alta de sustancias aromáticas entre los demás tipos: en promedio entre 20 y 30 %. Debido a esto, su aroma es más duradero (de 6 a 8 horas), pero también cuesta más.

2. Agua de perfume (eau de Parfum)

En segundo lugar está el agua de perfume: su concentración de sustancias aromáticas es del 15-20 %. En promedio, conserva su aroma durante 4-5 horas y, por lo general, es más barata que el perfume.

3. Agua de tocador (eau de Toilette)

La concentración de sustancias aromáticas en el agua de tocador es de 5-15 %. Cuesta menos que el agua de perfume y es considerada uno de los productos de perfumería más populares y asequibles. Su aroma suele durar de 2 a 3 horas.

4. Agua de colonia (eau de Cologne)

El agua de colonia tiene una concentración de aroma mucho menor que los tipos de perfumes anteriores. En promedio, es de 2 a 4 %, y el alcohol predomina entre otros ingredientes. Debido a esto, la colonia es mucho más barata, pero al mismo tiempo no conserva el aroma por más de 2 horas.

5. Agua fresca (eau Fraiche)

El agua fresca es similar a la de colonia, ya que su aroma dura hasta 2 horas. Sin embargo, la concentración de sustancias aromáticas es aún menor, de 1 a 3 %. A pesar de esto, este producto no contiene mucho alcohol y está compuesto principalmente de agua.

¿Qué elegir?

Determina qué tan fuerte debe ser el aroma según tu preferencia o situación. Recuerda: entre más alta sea la concentración de sustancias aromáticas, más duradero e intenso será.

Por ejemplo, el agua de tocador se considera el tipo de perfume perfecto para el uso diario. Su aroma es menos intenso, desaparece de la piel después de unas pocas horas y en él predominan las notas de salida.

El aroma del agua de perfume o del perfume dura más. Por lo tanto, además de las notas de salida, las de corazón también se perciben. Esta intensidad hace que ambos productos sean una excelente opción para la noche.

Imagen de portada Pixabay
Compartir este artículo