Cuántas pimientas hay y para qué platillos son adecuadas

La pimienta es una especia popular que se encuentra en casi todas las cocinas. Además de la clásica pimienta negra, existen otras variantes: blanca, verde e incluso rosa.

En Ideas en 5 minutos te hablaremos de cinco tipos populares de pimienta y te explicaremos para qué platillos es más adecuada.

1. Pimienta negra

La pimienta negra (lat.Piper nigrum) es una planta trepadora perenne de la familia de la pimienta procedente de la India. Se cultiva por su fruto, que se seca y se utiliza como especia. Los frutos son bayas con carozo de color rojo oscuro que miden aproximadamente 5 mm de diámetro cuando están frescas y completamente maduras.

La pimienta negra se obtiene de las bayas aún verdes y no maduras de la planta. Primero se hierven brevemente en agua caliente y luego se dejan secar al sol o en una máquina de secado durante unos días. Durante este tiempo, la pulpa que rodea el carozo se encoge y oscurece, formando una fina capa negra y arrugada.

Qué sabor tiene: picante, terroso, amaderado, con un sutil sabor afrutado y floral.

Adecuado para: carnes, verduras y muchos otros platos. La pimienta negra es una especia universal y va bien con casi todos los alimentos.

2. Pimienta blanca

La pimienta blanca procede del fruto de la misma planta Piper nigrum. Son las semillas de las bayas maduras a las que se les ha quitado la cáscara exterior, una fina piel de color oscuro. Esto se suele conseguir poniendo en remojo las bayas maduras en agua durante una semana, aproximadamente. Una vez que la pulpa se ha ablandado, se retira y se secan las semillas.

Qué sabor tiene: picante, delicado, afrutado, floral.

Adecuado para: platillos chinos, tailandeses y portugueses. Especialmente para sopas y salteados, donde la pimienta blanca añade un toque floral al sabor. También se utiliza en lugar de la pimienta negra en ensaladas, salsas ligeras, puré de papas y otros platos en los que es importante conservar el color original.

3. Pimienta verde

La pimienta verde, al igual que la negra, se obtiene del fruto inmaduro de la planta Piper nigrum. Los guisantes secos se tratan de forma especial para que conserven su color verde. Pueden tratarse con dióxido de azufre, conservación o liofilización, por ejemplo. Con menor frecuencia, las bayas inmaduras se encurten en salmuera o vinagre.

Qué sabor tiene: suave, cáustico, fresco, afrutado, con notas herbáceas.
Adecuado para: pescado, marisco, pollo, salsas de crema y aderezos para ensaladas.

4. Pimienta rosa

A diferencia de los tres tipos de pimienta anteriores, la pimienta rosa procede del pequeño árbol schinus, un árbol de hoja perenne que crece en Perú. Sus frutos, de color rosa intenso, se secan y se utilizan como especia. Son del mismo tamaño que los guisantes de pimienta negra, pero tienen una cáscara exterior frágil. Se desmenuzan fácilmente, por lo que no se recomienda poner pimientos rosas en un molino de pimienta negra. En su lugar, se debe machacar a mano o moler suavemente en un mortero.

Qué sabor tiene: dulce, vívido, picante, afrutado.

Adecuado para: carne, pescado blanco, aves y huevos.

5. Pimienta dulce

La pimienta dulce (pimienta de Jamaica) es el fruto seco e inmaduro de la pimenta medicinal. Es un árbol tropical de hoja perenne que crece en América Central y las islas del Caribe. Se recolecta cuando está verde e inmadura y se seca al sol. Cuando están secas, son de color marrón y se asemejan a grandes y suaves guisantes de pimienta negra.

Qué sabor tiene: combina el sabor y el aroma de la canela, la nuez moscada, el clavo y la pimienta.

Adecuado para: platillos caribeños, árabes y de Medio Oriente. Se utiliza para aromatizar guisos y platos de carne y también se añade a salsas de tomate, mezclas de especias y embutidos. También se utiliza a menudo para aromatizar postres, productos de panadería y bebidas calientes.

Compartir este artículo