Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cuatro maneras de usar un limón en la cocina

Además de para hacer limonada, el limón se puede usar de muchas maneras en la cocina. Por ejemplo, su jugo, entre otras cosas, puede servir para limpiar una tabla o el procesador de alimentos.

En esta guía rápida de Ideas en 5 minutos te contaremos cómo puedes utilizar el limón en la cocina.

1. Limpiar una tabla

Para limpiar y refrescar una tabla que se utiliza para cortar alimentos, se necesita un limón y sal marina gruesa. Al tener todos los ingredientes, hay que hacer lo siguiente:

  1. Cortar el limón por la mitad.
  2. Espolvorear sal sobre la tabla.
  3. Usar medio limón para frotarlo bien sobre la tabla, con el corte hacia abajo, hasta que la sal se disuelva.
  4. Dejar reposar la tabla durante unos 5 minutos y luego limpiarla con una esponja, enjuagarla y dejar que se seque.

2. Neutralizar los olores de las manos

El jugo de limón puede ayudar a eliminar el olor a pescado de las manos después de cocinar. Todo lo que hay que hacer es lo siguiente:

  1. Cortar un limón por la mitad.
  2. Frotar los dedos y las palmas de las manos con el lado cortado del limón y un poco de sal.

3. Retirar los restos de alimentos del rallador

El limón puede servir para quitar los restos de alimentos del rallador y, de esta manera, conservar las esponjas en buen estado. Este procedimiento sencillo consiste en:

  1. Cortar un limón por la mitad.
  2. Tomar el limón cortado y sumergirlo con el corte en un poco de sal.
  3. Frotar el rallador con el limón salado hasta que se quiten todos los restos de alimentos.
  4. Al terminar de frotar, dejar el rallador por unos 5 minutos. Finalmente, enjuagarlo con agua caliente.

Se puede repetir el proceso con la otra mitad del limón, en el caso de no estar satisfecho con el resultado de la limpieza.

4. Limpiar el procesador de alimentos

Para limpiar el procesador de alimentos, es necesario hacer lo siguiente:

  1. Echar vinagre blanco o bicarbonato de sodio en un cuenco. Por cada taza de agua caliente que se utilice en el siguiente paso, es necesario añadir 1/4 de taza de vinagre blanco o unas cucharadas de bicarbonato de sodio. Así que hacer algunos cálculos por adelantado es una buena idea.
  2. Verter agua caliente y esperar a que deje de burbujear. Es recomendable evitar llenar todo el procesador de alimentos con ella porque es necesario que esta tenga espacio para moverse una vez que el aparato se ponga en marcha.
  3. Picar medio limón y añadir los trozos a la mezcla.
  4. Colocar la tapa y cubrir la parte superior del procesador de alimentos con una toalla para evitar que se escape el agua caliente. Poner en marcha el aparato y dejarlo funcionar entre 30 y 60 segundos.

5. Desechar el contenido del recipiente.

6. Limpiar el recipiente y la tapa con una esponja jabonosa.

7. Enjuagarlo todo con agua limpia y dejar que el procesador de alimentos se seque.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cuatro maneras de usar un limón en la cocina
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos