Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Guía de pesca para principiantes

Después de un largo día de trabajo o de estudios, pescar truchas es una buena manera de relajarse y disfrutar de la naturaleza. Puede reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, así como fomentar la relajación. Pero elegir el equipamiento y el lugar adecuados puede tener un gran impacto en nuestro éxito en el agua.

En Ideas en 5 minutos, hemos creado una guía para ayudar a todos a pescar truchas con señuelos, ya que son los peces deportivos más populares.

Nota: en la mayoría de los países, se necesita una licencia de pesca. Así que, antes de empezar, asegúrate de tener la documentación correspondiente.

Paso 1. Elegir la caña de pescar adecuada

La caña es una parte importante del material de pesca. Debemos elegir una según el río y el señuelo que vamos a utilizar, así como el tipo de pez al que perseguimos. Hay tres aspectos en los que debemos fijarnos a la hora de elegir:

  • El tamaño: para pescar truchas con señuelos en ríos y arroyos, necesitamos una caña más pequeña, de unos 200-210 cm de largo, porque es más fácil de lanzar. Y si pescamos en un arroyo pequeño, una caña de 150 cm de largo sería ideal.
  • Potencia de la caña: es la cantidad de presión necesaria para doblar la caña. Las potencias más comunes son pesada, mediana y ligera. Para principiantes, una mediana es una buena opción. Se puede utilizar para muchos tipos de señuelos.
  • Acción de la caña: es la manera en que se dobla la caña cuando se le añade peso. Las más comunes son rápida, moderada y lenta. Para la pesca con señuelos, la caña de acción rápida sería ideal.

Paso 2. Elegir un carrete de pesca

Después de conseguir una caña, necesitamos un carrete del tamaño adecuado para el tipo de señuelo que vamos a utilizar. Elige el tamaño del carrete según el tipo de pesca a la que vayas a dedicarte. En general, los tamaños 10 y 20 son buenos para pescar truchas.

Hay tres tipos de carretes comunes:

  • Carrete de spinning: es ideal para principiantes. Son fáciles de usar y son buenos para lanzar con señuelos ligeros.
  • Carrete de lanzamiento de cebo: no es una buena opción para un principiante. Son más difíciles de dominar en comparación con los carretes de spinning. En general, se utilizan para lanzar con precisión señuelos más pesados.
  • Carrete giratorio: es económico y fácil de usar con un solo botón. Tiene un cono de metal que contiene todos los componentes importantes en su interior.

Paso 3. Elegir un sedal

A la hora de elegir un sedal, debemos tener en cuenta el tamaño del pez que vamos a pescar. Para pescar truchas con señuelos, lo mejor es utilizar un sedal trenzado a base de fluorocarbono. Si queremos pescar truchas en arroyos pequeños, necesitamos un sedal de 1,8 kilos. Y en ríos, uno de 2,7 kilos sería una buena opción. Además, el tipo de sedal es importante. Hay tres tipos:

  • Sedal trenzado: tiene poco estiramiento y no tiene memoria de hilo, obtienes más distancia de lanzamiento y buena sensibilidad, pero es visible en el agua y los peces pueden asustarse.
  • Sedal monofilamento: es más económico en comparación con otros tipos y tiene buena retención del color y resistencia a la abrasión. En comparación con otros sedales, no dura mucho tiempo.
  • Sedal de fluorocarbono: lo bueno de este tipo es que es invisible en el agua, resistente a los rayos UV y a la abrasión. Pero no es tan fuerte como otros sedales y no tiene buena resistencia al nudo.

Paso 4. Elegir un señuelo

Los señuelos artificiales son una excelente manera de atrapar peces, especialmente los depredadores como truchas, percas, lucios y cachos. Es importante seleccionar el color, el tamaño y el tipo adecuados. Los mejores colores son cartujo, rojo y blanco, entre otros. El tamaño depende del río y de los peces. Empezar con señuelos más pequeños es mejor: incluso los peces grandes se pueden capturar con señuelos más pequeños. Estos tipos están diseñados para imitar el alimento natural de los peces:

  • Los crankbaits son buenos señuelos para la pesca de cachos, especialmente los crankbaits flotantes.
  • El plástico blando es un señuelo económico y versátil que funciona en casi cualquier condición.
  • Las cucharillas son uno de los mejores señuelos existentes para lucios. Imitan a los peces heridos, que son presa fácil para la mayoría de los depredadores.
  • Los spinners son señuelos clásicos para truchas. Imitan a un pez de cebo herido y son ideales para pescar en ríos.
  • Los jerkbaits tienen forma de pececillo y es el señuelo perfecto para percas, tanto en aguas cálidas como en frías.

Paso 5. Elegir el lugar adecuado

Al pescar con señuelos, no debemos pasar demasiado tiempo concentrados en un solo lugar. Es mejor hacer un par de lanzamientos en un sitio y luego movernos. Pero es importante saber dónde lanzar. En un río y en pequeños arroyos, los peces pueden encontrarse cerca de las corrientes, donde el agua tiene más oxígeno, por lo que centrarnos en esos lugares puede aumentar las posibilidades de pescarlos. En ese caso, tenemos que lanzar el señuelo río arriba y recorrerlo para que parezca más natural.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Guía de pesca para principiantes
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos