Qué tipos de vinagre existen

El vinagre es una parte esencial para los aderezos de las ensaladas y los marinados para los platillos de carne. En la tienda se pueden encontrar varios tipos de este producto, desde el vinagre con ácido acético hasta el vinagre balsámico. La diferencia no es tan evidente, pero en realidad, cada vinagre tiene un sabor único y una finalidad culinaria diferente.

Ideas en 5 minutos te explica en qué se diferencian los vinagres populares, cómo utilizarlos en la cocina y qué sabor dan a los alimentos. También te contará para qué puedes utilizar las soluciones de vinagre domésticas e industriales.

1. Vinagre con ácido acético

Cómo se elabora: mezclando un 5-10 % de ácido acético y un 90-95 % de agua

A qué sabe: fresco, neutro, de gran acidez

Cómo usar: es un vinagre versátil que puedes utilizar con confianza en todos los platillos. Es adecuado para marinados, conservas caseras, kétchup y para preparar col fermentada de forma rápida.

2. Vinagre de manzana

Cómo se elabora: a partir de jugo de manzana fermentado

A qué sabe: agrio, dulce, con sabor a fruta, moderadamente ácido

Cómo usar: debido al sabor suave, el vinagre de jugo de manzana es perfecto para marinar el pollo o el pescado. También puede añadirse a salsas, aderezos para ensaladas y guarniciones de verduras.

El vinagre de manzana también puede convertirse en vinagre aromatizador con hierbas y especias. Sin embargo, hay que tener en cuenta que debe conservarse en el refrigerador y no en una alacena como el vinagre común.

3. Vinagre de vino blanco

Cómo se elabora: a partir de vino blanco fermentado

A qué sabe: sutil, neutro, ligeramente a fruta. Sabe más suave que el vinagre con ácido acético y que el vinagre de manzana.

Cómo usar: para preparar aderezos ligeros para ensaladas, salsas holandesa y bearnesa, platos de pollo y pescado, marinados suaves.

4. Vinagre de vino tinto

Cómo se elabora: a partir de vino tinto fermentado

A qué sabe: picante, con un toque ahumado

Cómo usar: el vinagre de vino tinto tiene una consistencia más espesa que el vinagre de vino blanco y les da a los platos un ligero tono rosado. Por ello, complementa muy bien las carnes asadas, los cortes y aperitivo de cebolla marinada. Además, con este vinagre se preparan salsas, aderezos para ensalada y adobos.

5. Vinagre de arroz

Cómo se elabora: a partir de vino de arroz fermentado

A qué sabe: dulce, suave, con poca acidez

Cómo usar: el vinagre de arroz se utiliza mucho en la cocina asiática. Por ejemplo, se añade al arroz de sushi y se adereza en las ensaladas de fideos soba. También se utiliza para preparar platillos asados, de verduras y marinados suaves.

El color del vinagre de arroz puede variar de claro a marrón, rojo e incluso negro. Estas últimas variedades pueden influir en el color del plato terminado.

6. Vinagre balsámico

Cómo se elabora: reposando el jugo de uva en barriles de roble, que se espesa y se concentra con el tiempo. Cuanto más tiempo se esté reposando, adquirirá un color más oscuro, un sabor más dulce y una consistencia más espesa.

A qué sabe: dulce, como un jarabe

Cómo usar: el vinagre balsámico se utiliza como salsa para una gran variedad de platos. Su sabor rico y dulce lo convierte en un complemento adecuado tanto para los postres como para los platos de carne. Normalmente se añade a los helados, a las ensaladas de frutas y verduras, a las guarniciones y a la carne a la parrilla. También se puede mezclar con aceite de oliva para hacer un aderezo ligero para ensaladas.

Además del habitual vinagre balsámico de color oscuro, existe un vinagre balsámico blanco más raro. Se elabora con uvas blancas de la variedad trebbiano.

7. Soluciones de vinagre doméstico e industrial

A base de esencia de vinagre y ácido acético, se fabrican soluciones para uso doméstico e industrial.

Las soluciones domésticas de vinagre se utilizan como remedio natural para limpiar diversas superficies del hogar. Son más ácidas que el vinagre con ácido acético y no son seguras para utilizarlas con fines culinarios.

Las soluciones de vinagre industrial contienen entre un 20 y un 30 % de ácido acético y se utilizan para diversas tareas, desde la limpieza de las superficies de los espacios de trabajo hasta la destrucción de malas hierbas. Su uso en los alimentos es peligroso para la salud.

Debido a estas características, las soluciones de vinagre domésticas e industriales deben mantenerse alejadas de los alimentos y fuera del alcance de los niños.

Compartir este artículo