Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué utensilios de repostería se necesitan para hacer un pastel

No parece que se necesite mucho para hacer un pastel: un molde, un batidor y un par de cuencos para mezclar la masa y montar la crema. Pero en realidad, no es así. Por ejemplo, es difícil batir las claras a punto de nieve con un batidor de mano, y si la harina no se pasa por un tamiz, es poco probable que se pueda hacer un buen bizcocho.

Ideas en 5 minutos te cuenta qué es lo que se necesita para hacer y decorar un pastel en casa.

No todos los utensilios son absolutamente necesarios: algunos son útiles para los principiantes, mientras que otros son ideales para quienes quieren hacer sus propios pasteles y postres elaborados.

  1. Las espátulas de plástico alimentario o de silicona sacan toda la crema o la masa del recipiente con facilidad y sin dejar ningún resto; permiten sacar con cuidado el suflé o la mousse terminada del molde y mezclar los alimentos sin alterar su consistencia (por ejemplo, si hay que combinar las claras batidas con las yemas manteniendo el “aire”). Las espátulas soportan temperaturas de hasta 200 °C, son fáciles de limpiar y duraderas. Para los postres sencillos, basta con tener 2 o 3 espátulas de diferentes tamaños.
  2. La espátula alisadora ayuda a distribuir la crema o el glaseado en la superficie y los lados del pastel, así como la masa o la crema en el interior del molde. Es una herramienta de pastelero profesional, pero los principiantes suelen utilizar espátulas de silicona para la misma tarea, aunque no son tan prácticas. Existen diferentes tamaños, pero una espátula grande y otra pequeña y al menos una espátula de pastelería curva serán suficientes para empezar.
  3. Batidor de mano en su forma clásica, como en la imagen de arriba. Será necesario para las recetas en las que haya que batir o mezclar a mano, pero no es un sustituto completo de la batidora eléctrica. A diferencia de otros modelos, el batidor clásico es fácil de limpiar juntando las varillas y limpiándolas con una esponja. Lo mejor es elegir uno con varillas de acero inoxidable firmemente unidas al mango de metal, y sin el recubrimiento de silicona, que se despega con el tiempo.
  4. Un tamiz de cocina resulta útil sobre todo para tamizar la harina y oxigenarla, lo que es importante cuando se hacen pasteles con diferentes tipos de masa. Resulta práctico tener dos tamices: uno mecánico en forma de taza de harina y un pequeño tamiz de cocina para espolvorear el azúcar glas o el cacao en polvo sobre los postres terminados.
  5. La brocha de pastelería es visualmente similar a las que utilizan los artistas. También puede considerarse una herramienta profesional para los pasteleros: utilizan diferentes brochas para pintar los detalles de los postres, crear patrones y hacer inscripciones. La brocha puede ser plana (como la que aparece en la imagen) o redonda (para pintar pequeños detalles); se diferencian por su tamaño y por el material de sus cerdas.
  1. Un espumador de leche eléctrico puede parecer poco útil, pero ayudará muchísimo cuando tengas que batir un poco de crema, una sola yema de huevo o una clara de huevo para una receta.
  2. La batidora de inmersión con accesorio para licuar es perfecta para hacer rápidamente puré de frutas y bayas, remover ingredientes para glaseados y ganache, elaborar salsas de frutas y triturar bayas con azúcar.
  3. La batidora de inmersión con accesorio para batir no puede sustituir por completo a una batidora planetaria, pero resultará muy útil cuando tengas que batir claras de huevo a punto de nieve, hacer una crema espesa, preparar un suflé o mezclar ingredientes para una masa no muy espesa.
  1. El rodillo de acero antiadherente puede ser un sustituto más moderno del rodillo convencional, sobre todo si tienes una cocina pequeña o si tienes poco espacio para extender la masa. Elige modelos de acero inoxidable: son fáciles de limpiar, no absorben los olores y no se les pega la masa, ya que su superficie es lisa.
  2. El pincel de pastelería resulta muy útil para cubrir los productos horneados con yema de huevo, extender la mantequilla de manera uniforme en los moldes para hornear o humedecer los pasteles con leche o almíbar.
  3. El rallador pequeño de acero inoxidable es práctico para rallar pequeñas cantidades de chocolate, canela o nueces. Cuantos más orificios tenga y más juntos estén, más producto podrá rallar de una sola vez.
  1. La manga pastelera sirve para distribuir la crema u otro relleno de manera uniforme en los pasteles, empezando por el centro y terminando por los bordes. Si la crema no es demasiado espesa, no se necesita una cuchara o espátula para esparcirla después, sino que se cubre inmediatamente con la segunda parte del pastel. Se puede hacer una manga pastelera con medios improvisados. Para aquellos que piensan utilizar diferentes cremas en el mismo pastel, es una buena idea tener a mano un juego de mangas de diferentes tamaños (preferiblemente reutilizables).
  2. Las boquillas para pastelería que se colocan en las mangas pasteleras permiten decorar pasteles y postres, y darles forma a los merengues o a las galletas. Las ranuras de las boquillas varían en forma y diámetro, lo que se refleja en el patrón que pueden crear. La boquilla suele tener un número y un nombre en la parte inferior. Las más comunes son la estrella abierta (la punta tiene varias ranuras), la estrella cerrada (las ranuras son similares a las de la boquilla anterior, pero dobladas y conectadas), la estrella francesa (similar a la estrella abierta, pero la punta tiene muchos dientes pequeños) y la redonda (boquilla estándar con punta redonda).
  3. La balanza de cocina electrónica ayuda a tomar medidas precisas de ciertos alimentos, lo que aumenta las posibilidades de evitar errores durante la preparación. Las modernas balanzas de cocina electrónicas permiten determinar de forma rápida y sencilla el peso exacto de un producto sin tener en cuenta el peso del recipiente. Esto es especialmente importante en las recetas de dulces, donde, debido a una dosificación incorrecta, la masa, la crema o el suflé pueden simplemente no resultar durante la cocción.

1. El papel de aluminio para alimentos puede utilizarse como bandeja de horno para hornear productos o para envolver productos terminados. En algunos casos, si cubres un pastel o bizcochos con papel de aluminio antes de hornearlos, no se quemarán en la parte superior, sino que se hornearán de manera uniforme.

2. El papel film se puede utilizar para envolver o cubrir un recipiente con masa, brindándole las condiciones necesarias para que suba o simplemente no se seque. Hoy en día se utilizan alternativas más respetuosas con el medio ambiente, como los recipientes de plástico reutilizables o las tapas que pueden usarse para cubrir los cuencos.

3. El papel para hornear (o pergamino) se utiliza como superficie para hornear, especialmente galletas. Evita que los productos se peguen al hornearlos. Se puede utilizar para colocar entre las capas de bizcochos antes de enfriarlos o guardarlos en el refrigerador.

4. El tapete de silicona es muy práctico para extender la masa, que no se pega a la silicona. Suele tener marcas que indican el diámetro, la longitud y el ancho, y cualquier residuo de harina o de masa es fácil de eliminar con un paño húmedo o enjuagando con agua.

La masa estirada se puede poner en el horno directamente sobre el tapete, el cual está diseñado para altas temperaturas (hasta 260 °C según el producto).

El tapete de silicona no absorbe los olores y puede enrollarse en un tubo para guardarlo de forma compacta, además permite tener siempre una superficie limpia cuando se trabaja con la masa o se hacen decoraciones individuales para pasteles, por ejemplo, cuando se moldea algo de fondant.

  1. El molde expansible o molde de anillo facilita la extracción del pastel después de la cocción en el horno y puede utilizarse para armar el pastel y hacer una capa alta y uniforme de crema, mousse o suflé entre los pasteles mientras se enfrían. Es una buena idea tener varios moldes diferentes para hornear, incluidos los cuadrados.
  2. El molde cortador de pastel ayuda a cortar el pastel en varias capas uniformes y más finas. Es una gran ayuda para los pasteleros experimentados, pero si no tienes uno, prueba con un cuchillo de pan largo normal o con el truco con hilo.
  3. La rejilla de enfriamiento para hornear es necesaria para enfriar de manera uniforme y adecuada las unidades de masa después del horneado. También resulta útil si se decora el pastel con glaseado y no se quiere que los restos se acumulen en los bordes.

Además

  • Colorantes alimentarios, saborizantes, gotas de chocolate, almendras en láminas y diversos adornos para pasteles.
  • Cuencos de diferentes tamaños para mezclar cremas, salsas y masas. Presta atención a los que tienen un borde alto para que el líquido no se salga del recipiente al mezclar. Es mejor darles preferencia a los de acero inoxidable, ya que no absorben olores.
  • Tazas y cucharas medidoras (no te confundas: mientras que la balanza ayuda a determinar el peso de los alimentos secos, las tazas y cucharas medidoras sirven para calcular el volumen correcto de los productos líquidos).
  • El soporte giratorio para pasteles facilita la aplicación de una capa uniforme de crema o glaseado y hace más fácil extender la crema por los lados del pastel.
  • La batidora planetaria (mezcla la mantequilla y el azúcar a la perfección y siempre bate las claras a punto de nieve).
  • Guantes para trabajar con la crema y para hacer las decoraciones del pastel (y todo lo que no será tratado con calor antes de servirlo).
  • Molde de vidrio para hornear (adecuado para hacer tiramisú y postres similares).
  • Termómetro para controlar la temperatura en los procesos en los que esto es fundamental, por ejemplo, si tienes que derretir el chocolate o para hacer el glaseado.
  • Cuchillo pequeño para cortar las bayas y las frutas con las que se va a decorar el pastel.
Ideas En 5 Minutos/Consejos/Qué utensilios de repostería se necesitan para hacer un pastel
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos