Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo ampliar el vocabulario y aprender a hablar bonito

Ampliar el vocabulario solo es importante si puedes utilizar las nuevas palabras en tu lenguaje escrito y hablado. Es mejor emplear correctamente frases sencillas que mal las complejas. Sin embargo, si manejas el vocabulario a la perfección, seguramente utilizas tanto unas como otras con igual precisión.

En Ideas en 5 minutos hemos descrito 7 métodos que pueden ayudarte a enriquecer tu vocabulario.

Juega juegos de palabras

Puedes utilizar el popular juego de mesa Scrabble como uno de palabras. Si no te apetece jugar con letras de verdad, puedes descargarte una aplicación en el celular. También puedes resolver crucigramas, sopas de letras y otros rompecabezas similares para ampliar tu vocabulario. Es una buena manera de aprender algo nuevo de forma sencilla y divertida.

💡 Estos juegos pueden ayudar a aquellos que necesitan una motivación adicional. En el proceso, los jugadores reciben un desafío personal y se sienten en control.

Combina palabras en grupos

Al aprender una palabra nueva, asígnala a uno de los grupos mencionados a continuación y trabaja con ella:

  • Temático. Tienes que enfocarte en las palabras de un solo tema. Por ejemplo, “naturaleza”, “negocios”, “hogar”, “música”, “comida”, “tiempo”, lo que sea. Supongamos que has aprendido la palabra “cuñado”. Puedes considerarla en el contexto del tema “familia”. Reúne todo lo que te venga a la mente cuando piensas en ella. Por ejemplo, madre, padre, hija, hermana, abuela, abuelo, suegro, primo, cuñada. Sigue añadiendo palabras a esta lista. Esta práctica te ayudará a vincular todos estos términos en tu cerebro, por lo que en el futuro te será más fácil recordarlos en el momento necesario.
  • Lingüístico. Cuando aprendas una palabra nueva, presta atención a cómo suenan sus derivadas. Por ejemplo, poder es un sustantivo. Si vas a agrupar la palabra de forma lingüística, incluye el resto de las partes de la oración en la lista. Empoderar es un verbo, poderoso es un adjetivo y poderosamente es un adverbio. De este modo, aprenderás cuatro palabras nuevas en lugar de solo una.

Lee lo que te gusta

No hace falta leer las obras completas de Cervantes para mejorar tu vocabulario. En realidad, no tienes que leer nada muy intelectual si no te apetece. Lo importante es el proceso: aumentará tu vocabulario en cualquier caso.

Lee lo que te gusta. Presta más atención al lenguaje y a cómo se utiliza. No tienes que hacerlo durante muchas horas seguidas. Incluso 20 minutos al día son suficientes. Cuando te sientas cansado y no quieras forzar la vista, escucha un audiolibro. Este método también será eficaz.

Al elegir los libros, recuerda que a veces es bueno salir de lo habitual. Si te gusta leer noticias sobre tecnología, intenta leer algo sobre deportes. Si te gustan las historias de detectives, cámbialas de vez en cuando por la ciencia ficción.

En diferentes géneros, los escritores suelen utilizar un lenguaje especializado. Las palabras nuevas que aparecen en un contexto diferente son más propensas a quedarse en la memoria. De esta manera, aumentará la probabilidad de utilizarlas fácilmente en una conversación.

Aprende el significado de cada palabra desconocida

Muchas personas se sorprenden cuando se les dice que su vocabulario no es muy amplio, a pesar de que leen mucho. Significa que solo leer no basta. Por ejemplo, cuando uno se sumerge en los acontecimientos de una novela de ficción, suele quedar tan atrapado que no se fija en palabras desconocidas o apenas conocidas.

En lugar de evitarlas, enfócate en ellas. Primero, intenta adivinar su significado por el contexto y lee la oración completa varias veces. En segundo lugar, si tienes un diccionario a mano, comprueba las definiciones.

Por supuesto, estas acciones ralentizarán el proceso de lectura, pero una mejor comprensión de cada nueva palabra acabará acelerando el aprendizaje de las demás y facilitará el conocimiento de esta obra literaria.

Consulta diccionarios y tesauros

Los diccionarios y tesauros en línea pueden ser recursos útiles si los utilizas correctamente. No te limites a usarlos solo para definir el significado de las palabras. En realidad, su campo de aplicación es bastante amplio.

Pueden ayudarte a recordar sinónimos cuando quieras reemplazar una palabra habitual por otra nueva. Un diccionario de antónimos te ayudará a expresar correctamente opiniones opuestas; uno etimológico te informará sobre el origen y el desarrollo de la palabra, mientras que un diccionario fraseológico te sacará de un callejón sin salida si estás confundido por un modismo o una locución.

Incluye nuevas palabras en tu vocabulario diario

Mantén siempre nuevas palabras en tu mente y procura usarlas en una conversación con otras personas.

Dependiendo del término elegido, puedes esperar el momento preciso o crear la situación necesaria por tu cuenta. Pero recuerda la importancia del contexto adecuado. La palabra debe ser apropiada. Lo ideal es que se añada al monólogo de forma orgánica para que no sobresalga demasiado. De esta manera, conseguirás que tu discurso se vaya diversificando poco a poco.

💡 Si aplicas este método con una palabra nueva cada día, en un año, aprenderás y utilizarás 365 términos nuevos.

Utiliza aplicaciones

Las aplicaciones modernas pueden facilitar la tarea de ampliar el vocabulario. Por ejemplo, puedes usar la opción de “palabra del día”. Es decir, no tendrás que buscar nuevos términos tú mismo, ya que la aplicación te dará uno todos los días. Escuchar la palabra para saber cómo pronunciarla correctamente también es una función muy útil.

Con este tipo de aplicaciones, podrás crear tu propio vocabulario personalizado para tener siempre acceso a nuevas palabras si necesitas consultarlas. Además, en la mayoría de los casos, podrás compartir tu diccionario con otros usuarios y configurar la aplicación para recibir notificaciones cuando sea el momento de repasar el vocabulario.

Ideas En 5 Minutos/Cultura/Cómo ampliar el vocabulario y aprender a hablar bonito
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos