Cómo aprender a distinguir entre una abeja, una avispa y un abejorro

La abeja, la avispa y el abejorro son insectos alados que mucha gente confunde por su coloración similar. Pero si se mira con atención, hay muchas más diferencias entre ellos.

Ideas en 5 minutos ha recopilado datos interesantes sobre las abejas, avispas y abejorros que te ayudarán a dejar de confundir a estos insectos para siempre.

Cuáles son las similitudes

  • Las abejas, las avispas y los abejorros pertenecen al mismo grupo, los himenópteros.
  • La mayoría de las especies de abejas, abejorros y avispas son insectos sociales que viven en familia y construyen nidos juntos. Tienen una estructura jerárquica y una división del trabajo claras.
  • Los tres tipos de insectos son capaces de picar, sin embargo, esto tendrá diferentes consecuencias para los insectos mismos.
  • Las avispas, las abejas y los abejorros tienen una coloración similar, pero son muy diferentes cuando se observan en detalle.
  • Los abejorros y las abejas son capaces de producir miel. La miel de abejorros es superior a la de las abejas, pero no se conserva mucho tiempo.
  • Las avispas y los abejorros tienen estructuras de picadura similares.

Aquí acaban las similitudes entre abejas, abejorros y avispas, dejando solo las diferencias, que son muchas.

Apariencia

  • Si observas con atención, notarás que el cuerpo de la abeja suele ser de color café, en contraste con el color negro y amarillo del abejorro y la avispa. La abeja, al igual que el abejorro, está cubierta de finos pelos, lo que la hace parecer moderadamente esponjosa: no tan peluda como el abejorro, ni tan lisa como la avispa.
  • La abeja tiene un abdomen más redondeado que la avispa y unas patas más gruesas y peludas.
    El aguijón de la abeja tiene unas diminutas muescas en el extremo que impiden extraerlo del cuerpo de su agresor. Sin embargo, la víctima de esta protección es la propia abeja, que pierde parte de su tracto digestivo junto con la picadura y pronto muere. Por esta razón, las abejas rara vez muestran su agresividad y utilizan el aguijón principalmente para defender su colmena.
  • El abejorro suele ser más grande que una avispa promedio, y es dos veces más grande que una abeja. Su cuerpo está cubierto de finos pelos, lo que hace que el abejorro parezca aún más voluminoso.
  • El color del abejorro puede parecerse más a una avispa que a una abeja. También suele tener rayas negras y amarillas en el cuerpo. Algunas especies pueden ser completamente negras e incluir en su coloración colores amarillos, rojos, blancos y rosas brillantes.
  • A diferencia de la abeja, el abejorro tiene un aguijón liso y puede reutilizarlo si es necesario. Sin embargo, estos insectos rara vez son agresivos.
  • Debido a sus largas patas y a su abdomen más alargado, las avispas suelen parecer mucho más delgadas que las abejas. También tienen un cuerpo más liso y una “cintura” bien definida que separa la cabeza y el tórax de la parte inferior del cuerpo.
  • La coloración negra y amarilla de la avispa puede parecer más llamativa debido a la ausencia visible de pelos en su cuerpo.
  • Las avispas son mucho más agresivas que las abejas y los abejorros. Utilizando su aguijón liso, pueden atacar varias veces, persiguiendo persistentemente a su objetivo (por ejemplo, tratando de conseguir azúcar de un dulce).

Nidos

  • Las abejas son capaces de crear cera con glándulas especiales en su cuerpo y la utilizan para crear panales. Las abejas no solo almacenan miel en sus panales, sino también polen y crían descendientes. En climas cálidos, las abejas pueden crear colmenas al aire libre; en temperaturas más frías, estos insectos prefieren hacer sus nidos en el interior de los refugios, por ejemplo, en los huecos de los árboles viejos.
  • También hay especies de abejas solitarias que no construyen colmenas en absoluto.
  • Los abejorros, a diferencia de las abejas, no viven en colmenas, sino que construyen pequeños nidos en el suelo. Pueden forrar sus viviendas con pequeñas hojas, musgo o pelos de animales, y en su interior hay celdas de cera en forma de barril con crías, miel y polen.
  • Dependiendo del tipo de avispa, sus nidos pueden tener diferentes formas y estructuras. Algunos, reciclan madera y, mezclándola con saliva, construyen un nido de papel gris. Otros utilizan arcilla o barro para crear nidos en forma de tubo. Otros son capaces de cavar agujeros en el suelo y establecerse allí.
  • Los nidos de las avispas pueden alcanzar tamaños enormes, por lo que es mejor mantenerse alejado de las viviendas de estos insectos.

Nutrición

Las abejas y los abejorros son insectos polinizadores que solo se alimentan del néctar de las flores y nada más. Las avispas pueden ser llamadas omnívoras. Son capaces de cazar insectos más pequeños como depredadores, devorar los restos de la presa ajena como carroñeros y comer una variedad absoluta de alimentos dulces (fruta, caramelos, refrescos, etc.).

Cómo es un avispón

Un avispón es una avispa. Una avispa muy grande y peligrosa. Estos insectos pueden alcanzar hasta 5,5 cm de longitud y sus picaduras pueden ser mucho más dolorosas que las de una abeja.

Compartir este artículo