Cómo aprender un idioma extranjero: 10 trucos

Seguro que has oído todos los pasos relacionados con el aprendizaje de un nuevo idioma, como ser constante con la práctica, aprender las primeras 100 palabras y mucho más. Estas prácticas mundanas pueden hacer que la experiencia de aprender un idioma sea aburrida. Ideas en 5 minutos enumera algunas formas únicas y divertidas de aprender un nuevo idioma para mantenerte entretenido en esta aventura.

1. Sumérgete en los medios de comunicación o en el arte de tu lengua meta

El arte ofrece infinitas formas de facilitar tu aprendizaje de idiomas. Si te gusta leer libros, hojea la colección en el idioma que está aprendiendo.

Si eres más aficionado al cine, ver películas internacionales con subtítulos es la mejor manera de conocer el argot. Netflix tiene una función que permite ver dos idiomas en subtítulos simultáneamente. Es posible gracias a una extensión de Chrome llamada “Language Learning with Netflix”.

  • Esta extensión solo funciona en Google Chrome.

Otra forma divertida de perfeccionar tus conocimientos lingüísticos es aprender tu canción favorita en el idioma que estás estudiando. O puedes explorar canciones de éxito en tu idioma meta y aprender la que más te guste.

2. No seas tímido a la hora de aprender a comunicarte en tu lengua meta

Si siempre te sientes tímido al interactuar en el idioma que estás aprendiendo, te resultará difícil acostumbrarte a él. Es mejor que te enfrentes a tu miedo a hablar mal y dejes de lado la vergüenza para acostumbrarte más rápido al idioma. Si no lo hablas, es posible que la gente nunca sepa que conoces su idioma. Así que deja a un lado tus dudas.

3. Sal con alguien que hable tu lengua meta

Este consejo solo es válido para los solteros, pero es, sin duda, uno de los más geniales de la lista. Ten una cita con un hablante nativo. Lo mejor es que no sepa hablar tu idioma. Incluso si ambos terminan en algún tipo de discusión, puedes salir airoso diciendo que tus palabras fueron malinterpretadas debido a la mala traducción.

4. Ten curiosidad por la cultura de la lengua que quieres aprender

Recuerda siempre que la lengua y la cultura van de la mano. Para aprender más rápido una lengua meta, atrévete a ampliar tus conocimientos aprendiendo también sobre la cultura. Puedes intentar explorar la cultura viendo documentales y películas, leyendo libros o relacionándote con la gente para tener una experiencia más envolvente.

5. Escribe las listas de compras en la lengua meta

Otra forma de estar más inmerso en la experiencia del aprendizaje de idiomas en el día a día es hacer la listas de compras en el idioma que estás aprendiendo. Si no sabes cómo se pronuncia o se escribe algo, búscalo en internet. Intenta por todos los medios no escribir en tu lengua materna los productos que quieres comprar.

6. Habla con tus mascotas en el idioma que estás aprendiendo

Aunque no genere ninguna respuesta, es divertido. Hablar con tus mascotas en tu lengua meta es una forma muy singular de integrar el aprendizaje de idiomas en tu vida diaria.

7. Lee la Wikipedia en la lengua que quieras aprender

De este modo, aprovecharás al máximo el mayor recurso gratuito de la red llamado Wikipedia. Además, puedes utilizarlo de muchas formas innovadoras para perfeccionar tus habilidades de aprendizaje de idiomas:

  1. Busca palabras y frases desconocidas e inclúyelas en tu idioma en lugar de utilizar un diccionario o un traductor.
  2. Amplía tu vocabulario leyendo temas similares en Wikipedia.
  3. Aprende cómo se pronuncian las palabras haciendo clic en el icono del altavoz de la página web.

8. Comprende el concepto del idioma en lugar de memorizarlo

En lugar de aprender las frases, aprende a entender los pasos de cómo aprender una lengua extranjera. Luego, una vez que hayas conseguido dominar lo básico, podrás modificarlo fácilmente a tu gusto. Para ello, puedes aprovechar los libros de gramática.

9. Oblígate a pensar en un nuevo idioma

Como ya se ha dicho, rodearte de arte y medios relacionados con la lengua que estás aprendiendo proporciona una experiencia más envolvente e intensa. Cuando escuchas a más personas que hablan el mismo idioma, tiendes a pensar también en ese idioma. Por lo tanto, esto hace que tu comprensión sea mejor. Otra ventaja de este consejo es que puedes añadir a tu vocabulario más frases recién aprendidas.

10. Ten a mano las aplicaciones de traducción

Es posible que necesites aplicaciones como Google Traductor cuando vayas en taxi, de compras o para una simple conversación. También puedes intentar aprender algunas palabras nuevas en tu tiempo libre con la ayuda de estos servicios. Puede que estas aplicaciones no sean perfectas, pero son una herramienta fácil en la que confiar cuando se aprenden los fundamentos de un nuevo idioma.

Compartir este artículo