Cómo distinguir las musas antiguas

Frecuentemente escuchamos frases como “Mi musa llegó” o, al revés, “Mi inspiración no viene, mi musa me abandonó”. Por supuesto, comprendemos a qué se refiere. A menudo entendemos “musa” como “inspiración, epifanía, espíritu agradable”. Pero con esta palabra también llamaban a las diosas griegas antiguas, las patronas de las artes y las ciencias. Eran nueve, y cada una de ellas era “responsable” de su propia esfera.

Ideas en 5 minutos sintió mucha curiosidad por averiguar detalladamente sobre el tema y buscó a fondo en Internet para encontrar más información acerca de estas diosas griegas.

Cuántas hay y de dónde son

Los historiadores no estaban de acuerdo sobre el número exacto de musas. Por ejemplo, el erudito romano Varrón contemplaba la idea de que había tres. Y Hesíodo dijo que había nueve musas y que eran las hijas de Zeus y Mnemósine, la diosa de la memoria. En cualquier caso, ahora suele destacarse exactamente a nueve de ellas.

Piería se consideraba su lugar de nacimiento. Esta era una localidad ubicada al pie del Olimpo, y el principal centro de su veneración era el monte Helicón en Beocia.

Cada musa presidía un área diferente de la ciencia o el arte, y cada una tenía su propio atributo, dado que las imágenes y las estatuas de las musas eran extremadamente populares y de alguna manera debían distinguirse.

Calíope: la musa de la poesía épica y la elocuencia

Tanto Ovidio como Hesíodo la llamaron la cabeza de todas las musas. Calíope es la patrona de los poetas épicos, oradores y filósofos. Según la leyenda, ella fue quien le enseñó poesía al famoso Orfeo. A menudo se representa sosteniendo tabletas de cera y un lápiz en la mano junto con un rollo de pergamino o libros.

Euterpe: la musa de la música y la poesía lírica

Se creía que Euterpe, junto con sus hermanas, vivía en el Olimpo y entretenía a los dioses supremos. Los músicos griegos antiguos acudían a ella para inspirarse. Asimismo, existe la leyenda de que fue ella quien inventó el instrumento de viento aulós u oboe doble. Normalmente, Euterpe es representada con este objeto en la mano.

Melpómene: la musa de la tragedia

Su nombre se traduce como “melódico”, e inicialmente Melpómene era la musa del canto coral. Pero luego se convirtió en la patrona de los poetas trágicos. Se le representa con una capa y botas teatrales, que a menudo usaban los actores de tragedias, sosteniendo una máscara en una mano y una espada o un bastón en la otra. En la cabeza de Melpómene se encuentra una corona de hojas de parra o de hiedra.

Talía: la musa de la comedia y la poesía bucólica

Su nombre se traduce del griego antiguo como “floreciente”. Talía es la patrona de los poetas y los comediantes. Se la representa como una mujer joven con la cabeza entrelazada de hiedra, con borceguíes y con una máscara cómica en la mano. Además, a menudo sostiene un cuerno o una trompeta en su mano, dado que estos eran los instrumentos musicales que se usaban para mantener el volumen de la voz en la comedia antigua. A veces, estos son reemplazados por un bastón de pastor.

Erató: la musa de la poesía lírica-amorosa

Desde la época renacentista, esta musa, inspiradora de los poetas líricos, era representada con una corona de mirtos y rosas. Normalmente, Erató sostiene una pequeña cítara o lira. Además, a veces aparece una flecha dorada en sus manos como referencia directa al dios Eros. En ocasiones, Erató y Eros son representados juntos.

Polimnia: la musa de los cantos sagrados y la poesía sacra

No solo de los cantos. Polimnia también fue la patrona de la agricultura, la pantomima y la elocuencia. Su nombre se compone de dos palabras griegas: poli (“muchos”) e hymnos (“alabanza”). Polimnia es representada como una mujer muy seria, vestida con una manta larga y un velo. A veces pone su dedo cerca de la boca y apoya el codo en un pilar.

Terpsícore: la musa de la danza

Su nombre se traduce como “la que goza al bailar”. Además de las danzas, Terpsícore es la patrona del canto coral. Por lo general, esta musa se representa sentada y sosteniendo una lira en sus manos. Con la ayuda de este instrumento, acompaña al coro y a los bailarines. En la otra mano, a veces sostiene un plectro (o púa), un objeto con el que se toca la lira u otros instrumentos de cuerda.

Clío: la musa de la historia

Clío también es considerada la patrona de la lira. En la Antártida hay una bahía que lleva su nombre. Clío a menudo aparece como una mujer, sosteniendo un rollo de pergamino, un montón de libros o un conjunto de tablillas para escribir.

Urania: la musa de la astronomía

Urania se traduce del griego como “celestial”, y a esta musa también la llamaban la más grande de las nueve hermanas. Según la leyenda, heredó la grandeza y la fuerza de su padre, Zeus, así como la gracia y la belleza de su madre, la diosa Mnemósine. Por lo general, Urania está vestida con una manta bordada con estrellas y no despega su vista del cielo. Ella sostiene un globo celeste y un pequeño puntero. Según la leyenda, puede predecir el futuro con ayuda de las estrellas.

Compartir este artículo