Por qué los botones en las camisas de hombre están a la derecha y en las de mujer a la izquierda

¿Has notado que los botones de las camisas de mujer están a la izquierda y en las de hombre a la derecha?
Si todos los hombres fueran zurdos y todas las mujeres diestras, entonces la posición de los botones sería fácil de explicar. Pero debido a que la mayoría de las personas son diestras, obviamente existe otra razón.

En Ideas en 5 minutos te contaremos por qué los botones en las camisas de mujer y hombre se encuentran en diferentes lados. La verdad es que históricamente no hay un punto de vista único al respecto, y tal posición de los botones en las camisas ya se ha vuelto una tradición. Sin embargo, existen diferentes teorías que podrían ser ciertas.

Teoría 1: Anteriormente, las mujeres se vestían con ayuda de sirvientes

Una de las teorías más populares hace referencia a que en la época victoriana y en el Renacimiento, la mayoría de las damas no se vestían por sí solas, sino que recurrían a la ayuda de sus sirvientes. En parte, esto estaba relacionado con el hecho de que la ropa de mujer de aquella época frecuentemente era mucho más grande y complicada de poner en comparación con la de hombre. Los corsés, polisones y numerosos tontillos no eran tan fáciles de ponerse sin ayuda.

Para que fuera más cómodo para los criados abotonar los vestidos de sus señoras, los sastres pudieron haber introducido a la moda los botones a la izquierda.

Los opositores de esta teoría destacan que los hombres de la clase alta también solían vestirse con ayuda de sirvientes y, en ocasiones, su ropa tenía muchos más botones que las prendas de mujer. Sin embargo, este hecho no influyó en la ubicación de estos.

Teoría 2: Las mujeres debían alimentar a sus hijos y los hombres defender al país

Existe la suposición de que las mujeres frecuentemente lactaban a sus hijos utilizando la mano izquierda. En ese caso, desabotonar la camisa del lado derecho era mucho más cómodo, por lo cual los botones se cosían en esa parte.

Para los hombres, por el contrario, era más cómoda la ubicación de los botones del lado derecho, ya que a menudo en las prendas de los caballeros ricos se tenía previsto llevar armas. Mientras que la mano derecha podía estar ocupada con la espada, la izquierda podía desabotonar fácilmente la ropa.
Esta suposición podría parecer razonable especialmente si prestamos atención a que en los cuadros del siglo XIX se representaba a caballeros en uniformes. En ellos, con frecuencia se puede ver cómo el hombre ocultaba su mano en una sección desabrochada del uniforme de izquierda a derecha.

Además, existe la versión de que la ubicación de los botones del lado derecho pudo haber sido un remanente de los tiempos de guerra. En las armaduras, las placas metálicas se superponían de izquierda a derecha, lo cual estaba relacionado con las tácticas de combate. El lado izquierdo se cubría con un escudo y siempre frente al enemigo. Para evitar que el arma de otra persona se deslizara entre la armadura, el borde izquierdo protegido con placas siempre estaba en la parte superior.

Teoría 3: Los botones del lado izquierdo demostraban el estatus de las personas

Esta suposición es muy cercana a la primera. Pero con una gran diferencia: la posición de los botones a la izquierda en las prendas de mujer realmente podía estar relacionada con los sirvientes, pero no tenía como objetivo hacerles la vida más fácil. De acuerdo con esta teoría, los vestidos con los botones en el otro lado podían ser una señal de que la dama era demasiado rica. Tanto así que ni siquiera tenía que vestirse por sí sola.
Si se presta atención al hecho de que muchos de los acontecimientos de la moda de aquella época se incluían exclusivamente con el objetivo de mostrar la riqueza, entonces tal versión puede resultar cierta.
¿Por qué se arraigó la moda de los botones a la izquierda? Lo más seguro es que esto haya pasado debido a que muchas personas intentaban comportarse como ricas. Más tarde, esto se convirtió en una tradición.

Compartir este artículo