Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Por qué no hay un formato único para indicar la hora

A la pregunta “¿Qué hora es?”, una persona puede responder “Ocho y media”, mientras que otra podría decir “Veinte y treinta”. Por supuesto, ambas harían referencia a la misma hora, pero de forma diferente.

En Ideas en 5 minutos analizamos por qué hay diferentes formatos para indicar la hora.

Formato de 24 horas

El formato de 24 horas tiene su origen en el sistema astronómico egipcio de decanatos. Ha sido utilizado durante siglos por científicos, astrónomos y navegantes. Los primeros relojes mecánicos públicos también eran de 24 horas.

Según este sistema, el día se divide en 24 horas y dura de medianoche a medianoche. Este sistema es el más popular en el mundo: las computadoras de la mayoría de los países se ajustan automáticamente a él (a menos que haya una configuración específica de la región).

El formato de 24 horas es conveniente porque prácticamente elimina cualquier confusión. Por ejemplo, en los países en los que se adopta el sistema de conteo de 12 horas, el formato de 24 horas se sigue utilizando en la práctica médica porque elimina la ambigüedad en la fecha y la hora de la atención médica, en la toma de medicamentos, etc.

Formato de 12 horas

Si el formato de 24 horas es tan conveniente, ¿por qué hay otro? Hay una respuesta perfectamente lógica a esta pregunta. El día, como sabemos, puede dividirse en dos fases, o ciclos, de día y de noche. Este hecho fue la base para la aparición de este sistema de recuento. Inicialmente, había 2 sistemas: en uno se seguía el día por la posición del sol (día), y en el otro por la posición de la luna y las estrellas (noche). Con el tiempo, esto evolucionó a los 2 períodos de 12 horas que se utilizan hoy en día. Uno, llamado a. m., comienza a la medianoche, y el otro, p. m., al mediodía.

La denominación a. m. procede del latín ante meridiem, que se traduce como “antes del mediodía”, y p. m., de post meridiem (“después del mediodía”). En varios países, el de 12 horas es el sistema horario escrito y oral dominante: principalmente en Gran Bretaña, Irlanda, Canadá, Australia, Nueva Zelanda e India. Algunos países de Europa y América Latina utilizan una combinación de los sistemas de 12 y 24 horas, prefiriendo el primero de estos en el lenguaje hablado y el segundo en la escritura y en contextos formales.

Por qué no hay un formato único

Como puede verse, ambos formatos tienen su propia historia y razones para su aparición. Cada uno es conveniente a su manera, y a las personas acostumbradas a un sistema les puede resultar difícil cambiar al otro. Los primeros relojes mecánicos mostraban las 24 horas, pero con el tiempo quedó claro que el sistema de 12 era más sencillo y barato. Hasta el día de hoy, la mayoría de los relojes analógicos utilizan este formato. Sin embargo, los modelos de 24 horas se han utilizado durante siglos, y es probable que sigan existiendo en los próximos años.

Ideas En 5 Minutos/Cultura/Por qué no hay un formato único para indicar la hora
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos