Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué son la memoria sensorial, a corto plazo y a largo plazo

Todo el tiempo, el ser humano hace uso de la memoria. Algunos recuerdos vienen a la mente de forma fácil y simple, mientras que nos cuesta mucho trabajo recordar otros. Gracias a la memoria, no solo recordamos algo, sino también realizamos ciertas acciones. Por ejemplo, manejamos un coche.

Con Ideas en 5 minutos averiguarás cómo funcionan los principales tipos de memoria.

Qué es la memoria

La memoria es la capacidad del organismo para almacenar información y reproducirla en caso necesario. Sin embargo, este proceso no es perfecto, y las personas pueden olvidar algo. E incluso a veces, algunos momentos están inicialmente codificados de forma incorrecta en nuestra memoria.


Principales procesos de la memoria:

  • Codificación
  • Almacenamiento
  • Recuperación

Tipos de memoria

Se destacan 3 tipos principales de memoria:

  • Sensorial
  • A corto plazo
  • A largo plazo

Memoria sensorial

La memoria sensorial nos permite recordar información sensorial después de que el estímulo original haya cesado. Consiste en recordar sonidos o sensaciones al tocar algo. Los expertos informan que este tipo almacena información por poco tiempo, unos 3 segundos.

Frecuentemente se la considera la primera etapa en la que se registra una gran cantidad de información sobre el entorno.

Cuando una cierta experiencia sensorial se repite varias veces, empiezas a asociarla a otros recuerdos. En este momento, la memoria sensorial se convierte en la memoria de corto o largo plazo.

La memoria sensorial se divide en:

  • Memoria icónica o memoria sensorial visual. Es una imagen muy corta que dura de 1/4 a 1/2 de segundo.
  • Memoria sensorial auditiva o memoria ecoica. Es un recuerdo a corto plazo de un sonido que se parece a un eco. Este tipo de memoria dura de 3 a 4 segundos.
  • Memoria háptica. Es un corto recuerdo obtenido por el sentido del tacto que dura hasta dos segundos.

Memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo nos permite recordar información específica durante un corto período. No es tan fugaz como la sensorial, pero tampoco es tan permanente como la memoria a largo plazo.

Este tipo se puede asociar con el ejemplo de un código para confirmar alguna acción en Internet, el cual llega a nuestro teléfono. Repetimos estos números para no olvidarlos mientras buscamos la línea para ingresarlos. Sin embargo, en una hora ya no los recordaremos.


Los expertos creen que la memoria a corto plazo dura entre 20 y 30 segundos, como máximo un minuto, y puede retener alrededor de 7 elementos. Si la información debe ser recordada por más tiempo, entonces debes repetirla en voz alta o dentro de tu mente.

Recuerda que la memoria a corto plazo se ve afectada por diversas interferencias. Por lo tanto, nos puede resultar difícil recordar algo cuando estamos en un lugar ruidoso y lleno de gente. La nueva información que ingresa a la memoria a corto plazo reemplaza rápidamente la información anterior.

Memoria a largo plazo

La mayoría de nuestros recuerdos se almacenan en la memoria a largo plazo. Todo lo que podemos recordar en más de 30 segundos se encuentra en ella. Puede ser un recuerdo de tu primera cita o la cara de una persona que te gustó hace una hora.

La memoria a largo plazo no se limita por tiempo y volumen.

No todos los recuerdos a largo plazo son iguales. Algunos vienen a nuestra mente con bastante rapidez, mientras que para recordar otros se necesitan unas pistas o recordatorios.

La memoria a largo plazo se divide en:

  • Memoria implícita (procedimental). Se refiere a la información que recordamos inconscientemente, sin ningún esfuerzo. Por ejemplo, recuerdos de movimientos corporales y cómo usar ciertas cosas que nos rodean. Gracias a la memoria implícita, sabemos atarnos las agujetas de los zapatos y andar en bicicleta.
  • Memoria explícita (declarativa). Se refiere a la información que recordamos haciendo mucho esfuerzo. Por ejemplo, memorizar fórmulas matemáticas o la hora exacta en que sale tu tren. La memoria explícita se divide en:
  1. Memoria episódica: son recuerdos de acontecimientos específicos. Por ejemplo, la fiesta de graduación en la escuela.
  2. Memoria semántica: estos son recuerdos de hechos, conceptos, nombres y otros conocimientos generales.
Ideas En 5 Minutos/Cultura/Qué son la memoria sensorial, a corto plazo y a largo plazo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos