Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué son las ilusiones ópticas y por qué a veces vemos cosas que no son lo que parecen

Las ilusiones ópticas engañan a nuestro cerebro con el color, la luz y los patrones, haciéndonos ver las cosas de forma diferente a como son en realidad.

En Ideas en 5 minutos te explicaremos exactamente cómo ocurre esto, por qué a veces percibimos las líneas rectas como onduladas y por qué los segmentos idénticos parecen no tener la misma longitud.

Qué es una ilusión óptica

La palabra ilusión viene del latín illudere y significa “burlarse”. El término es perfecto para describir este fenómeno.

Una ilusión óptica es una imagen que percibimos no como realmente es. Se produce cuando nuestros ojos envían información al cerebro, el cual nos engaña para que percibamos la imagen de forma diferente.

En sentido figurado, el cerebro es como un ordenador muy inteligente que no tiene capacidad de ver. Para que podamos entender lo que ocurre a nuestro alrededor, nuestros ojos le “dicen” cómo son las cosas que nos rodean. El problema es que estos no siempre son capaces de transmitir con precisión lo que vemos. A veces hay una falta de comunicación entre nuestro cerebro y nuestros ojos. En ese momento, podemos pensar que una imagen estática se está moviendo o podemos ver formas y colores que no existen en la realidad.

Tipos de ilusiones ópticas

Físicas

Estas ilusiones se crean cuando nuestros ojos perciben una imagen existente y la mente “rellena” los huecos. Esto crea una imagen que es diferente del objeto que la crea. En otras palabras, en este caso vemos algo que no está realmente ahí.

Por eso, cuando se observa la imagen de arriba, se ve que el elefante tiene más patas de las que debería tener. Si te fijas bien, verás cómo funciona esta ilusión. El artista ha colocado imágenes de los pies del elefante entre sus patas, y no vemos partes individuales del cuadro, sino como si hubiera muchas patas a la vez.

Nuestro cerebro funciona según el mismo principio cuando recrea imágenes en los contornos de las nubes o en objetos cotidianos. Por eso, la segunda imagen contiene dos cuadros a la vez: podemos ver un bebé en el contorno de un árbol.

Fisiológicas

Estas ilusiones están causadas por la sobreexposición de nuestros ojos a diversos estímulos (brillo, color y otros) y cómo afectan a nuestro cerebro.

Si miras el retrato de arriba durante un minuto y luego desplazas tu mirada a un espacio vacío cercano, el resultado te sorprenderá.

En este caso, como nuestros ojos están expuestos a la imagen, las células fotorreceptoras de la retina siguen enviando impulsos nerviosos al cerebro incluso después de que dejamos de mirarla. De este modo, surge una imagen residual.

La ilusión que aparece arriba parece moverse por la particular combinación de contrastes de color y la disposición de las formas en ella.

Cognitivas

Las ilusiones de este tipo están causadas por las inferencias inconscientes que hace el cerebro cuando recibe una imagen de determinados objetos. En el caso de las ilusiones físicas, el cerebro humano saca una conclusión basada en el análisis de un objeto existente. Una ilusión cognitiva, en cambio, se crea a partir de un objeto inexistente.

Quizá la ilusión óptica cognitiva más famosa sea el triángulo de Kanizsa, en el que vemos un triángulo blanco luminoso cuando en realidad no existe. La ilusión se crea por el contraste entre el blanco y el negro, y por las partes que faltan en los círculos negros.

La ilusión anterior funciona según el mismo principio: nuestro cerebro “piensa” la imagen y encuentra algo que no existe en realidad. Por eso vemos un cubo en ella.

Ideas En 5 Minutos/Cultura/Qué son las ilusiones ópticas y por qué a veces vemos cosas que no son lo que parecen
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos