Qué temperaturas extremas se han registrado en la Tierra durante todo el tiempo de las observaciones meteorológicas

Las mediciones de la temperatura del aire son registradas por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). También establece qué indicadores deben considerarse oficialmente reconocidos. Además de los registros obvios, hay casos inusuales. Por ejemplo, en la ciudad de Marble Bar en Australia, a principios de la década de 1920, una temperatura superior a los 37,8 °C se mantuvo continuamente durante 160 días. Y en Spearfish, Dakota del Sur, el 22 de enero de 1943, en solo 2 minutos, el termómetro saltó de −20 °C a 7 °C.

En Ideas en 5 minutos, seguimos averiguando sobre los registros de temperatura de la Tierra y encontramos casos en los que solo un pensamiento viene a la mente: “¡No puede ser!”.

Las temperaturas más altas

Actualmente, la temperatura del aire más alta registrada oficialmente en la Tierra es de 56,7 °C. Fue registrada el 10 de julio de 1913 en un pueblo californiano llamado Furnace Creek.

Durante 90 años, estuvo vigente el récord anterior (58 °C), que se registró en Libia, hasta que fue cancelado en 2012 por encontrarse erróneo. Este incidente, a su vez, generó dudas sobre la validez del registro de 1913, y varios expertos en meteorología dijeron que había habido infracciones similares. La OMM se sigue adhiriendo a su decisión. Si se cancelara el récord actual, habría un empate de 54 °C, registrado tanto en Furnace Creek como en Kuwait.

Datos continentales:

  • África. Parece que el territorio ecuatorial de este continente debe ser el lugar más caluroso de la Tierra. Sin embargo, según las estadísticas de récords mundiales, este no es el caso. La temperatura más alta registrada aquí fue de 55 °C el 7 de julio de 1931 en Kebili, Túnez. Esta pequeña ciudad está ubicada en el extremo norte del desierto del Sahara.
  • Asia. En julio del 2016, en Mithribah, Kuwait, hubo un máximo de 53,9 °C, y en mayo del 2017, ya en Turbat, Pakistán, la temperatura alcanzó los 53,7 °C. Estas son las temperaturas más altas registradas últimamente en esta zona a partir del 2019. Se informó que el 21 de junio del año 1942, en Israel, cerca de la frontera con África, en Tirat Zvi, la temperatura del aire alcanzó los 54 °C. La OMM sigue evaluando este récord, ya que no estaba registrado oficialmente en ese momento.
  • Europa. Atenas, la capital de Grecia, tiene el récord de temperatura más alta jamás registrada en Europa. El termómetro subió a los 48 °C el 10 de julio de 1977. A pesar de que Atenas se encuentra en la costa del mar Egeo, el frescor del mar no ayudó en ese día bochornoso.
  • Norteamérica. Es este el continente que ostenta el récord mundial de temperatura más alta (56,7 °C, Furnace Creek). Este lugar es simultáneamente el más bajo de Norteamérica y el más caluroso de la Tierra.
  • América del Sur. La temperatura más alta se registró aquí el 11 de diciembre de 1905 en Comodoro-Rivadavia, Argentina. La temperatura registrada fue de 48,9 °C. La ciudad de Comodoro Rivadavia se ubica en la provincia costera de Chubut, donde existe un amplio rango de temperaturas debido a su ubicación junto al mar.
  • Australia y Oceanía. Las temperaturas más altas tienden a encontrarse en las amplias áreas de la tierra, en lugar de las islas pequeñas, donde el océano suaviza las temperaturas extremas. Por ello, la temperatura récord se registró en Australia, más precisamente, en la ciudad de Oodnadatta, casi en el centro del país. La marca fue de 50,7 °C, se registró el 2 de enero de 1960. Nueva Zelanda se convirtió en el punto más caliente de Oceanía: 42,4 °C.
  • Antártida. Si tomamos toda la tierra y los glaciares al paralelo 60° sur, el punto más caliente para estos lugares será la estación de investigación Signy. Aquí, el 30 de enero de 1982, la marca alcanzó los 19,8 °C. En cuanto al continente y las islas adyacentes, el poseedor del récord fue la base de investigación Esperanza en la Península Trinidad, donde el 6 de febrero del 2020, el termómetro subió a 18,3 °C.
  • Ártico. El 14 de diciembre del 2021, la OMM anunció que se registró oficialmente un nuevo récord de temperatura para el Ártico: 38 °C. Fue registrado en la ciudad rusa de Verkhoyansk el 20 de junio del 2020. Este nuevo indicador es otra señal de una serie de fenómenos meteorológicos y climáticos extremos que indican al cambio climático.

💡 Actualmente, los investigadores de la OMM están verificando temperaturas de 54,4 °C registradas en 2020 y 2021 en el lugar más caluroso del mundo: Furnace Creek en California. También puede ser confirmado el récord de temperatura europeo de 48,8 °C, registrado en la isla italiana de Sicilia en el verano del 2021. Cabe señalar que nunca ha habido tantos estudios continuos y simultáneos sobre fenómenos meteorológicos y climáticos extremos como ahora.

Las temperaturas más bajas

La temperatura más baja jamás registrada en la Tierra es de −89,2 °C. El récord se estableció en la base Vostok en la Antártida el 21 de julio de 1983.

El 10 de agosto del 2010, las observaciones satelitales mostraron −93,2 °C a una altitud de 3900 m a lo largo de la cresta entre las cúpulas de Argus y Fuji en la meseta antártica. Este valor no figura como un récord de la temperatura más baja, ya que se midió utilizando sensores remotos satelitales en lugar de termómetros terrestres, a diferencia del récord de 1983. El indicador anunciado refleja la temperatura de la superficie del hielo, mientras que la lectura de Vostok refleja la temperatura del aire sobre el hielo. Por eso estos valores no son directamente comparables.

Datos continentales:

  • África. Si este continente no se convirtió en el poseedor del récord entre las temperaturas más altas, en este caso es notable el hecho de que el valor de temperatura más bajo es bastante alto considerando la zona geográfica. El 11 de febrero de 1935, en Ifrán, una ciudad del Atlas Medio ubicada en Marruecos, el termómetro bajó a los −23,9 °C, lo que es bastante inusual en África.
  • Asia y el Ártico. El récord se estableció dos veces, en ambas ocasiones en la Siberia rusa en Yakutia. La temperatura bajó a los −67,8 °C, primero el 7 de febrero de 1892 en Verkhoyansk y luego el 6 de febrero de 1933 en Oymyakon. Pero China estaba cerca: allí, en la ciudad de Genhe, el 31 de diciembre de 2009, hubo una temperatura de −58 °C.
  • Europa. En la aldea rusa de Ust-Shchuger, ubicada al este de la República de Komi, la temperatura del aire el 31 de diciembre de 1978 bajó a −58.1 °C.
  • Norteamérica. Este continente ha superado los indicadores de Verkhoyansk y Oymyakon. En el 2020, la OMM descubrió que la temperatura más baja registrada en la base meteorológica automática en Groenlandia, el 22 de diciembre de 1991 era de −69,6 °C. El mismo registro es relevante para todo el hemisferio norte.
  • América del Sur. En la ciudad de Sarmiento, ubicada en la provincia de Chubut en Argentina, en el año 1907 pasó un verano frío. El 1 de junio, el termómetro en este lugar bajó a los −32,8 °C.
  • Australia y Oceanía. El récord para esta área no está lejos del africano, pero resultó ser un poco más bajo. El 18 de julio de 1903 en Nueva Zelanda, en la ciudad de Ranfurly que se ubica en la región de Otago, se registró la temperatura más baja para Australia y Oceanía: −25,6 °C.
  • Antártida. Todos los laureles, por supuesto, se entregan a la base Vostok y la temperatura registrada ahí fue de −89,2 °C. Sin embargo, también se distinguen valores récord en el Polo Sur: en la base Amundsen-Scott, el 23 de junio de 1982, el termómetro bajó hasta los −82,8 °C.
Compartir este artículo