Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Cómo hacer que los sentimientos vuelvan

Cómo hacer que los sentimientos vuelvan

Hablar abiertamente es lo primero que hay que hacer cuando crees que los sentimientos empiezan a desvanecerse. Es importante ser honesto no solo con uno mismo, sino también con la otra persona. Un cambio repentino en una relación no significa necesariamente que las cosas estén llegando a su fin. Hay que aprovechar este momento para reflexionar sobre lo que está ocurriendo, entender por qué está pasando y qué hacer al respecto.

Ideas en 5 minutos te ayudará a aclarar los sentimientos y a hacer que vuelvan las emociones ya olvidadas.

Cómo saber si los sentimientos se están desvaneciendo

  • Hablas menos. Si antes te gustaba hablar de tu día y querías escuchar la opinión de tu pareja al respecto, ahora lo haces con mucha menos frecuencia. O es posible que hayas dejado de hablar de ello por completo.
  • Tu actitud ha cambiado. Piensa en cómo te sientes ahora con tu entorno. ¿Interactúas con las personas que te rodean de forma diferente? Si las cosas siguen igual con los que te rodean, pero ya no tienes la misma reacción hacia tu pareja, es una razón para pensar en replantear la relación.
  • Estás ignorando a tu pareja. Esto es especialmente evidente en tu indiferencia hacia sus asuntos. Antes te interesaban los planes de tu pareja, pero ahora tu curiosidad es sustituida por la indiferencia.
  • Te vuelves menos disponible. Te vuelves distante y físicamente insensible a tu pareja.
  • Dejas de discutir. Ya no te interesan los temas importantes que intenta plantear tu pareja. Además, no quieres perder el tiempo en aclarar la situación.

💡 Vale la pena prestar atención a todas las señales anteriores, pero de ninguna manera indican que la relación haya terminado. Si estás dispuesto a hacer el esfuerzo de reavivar la vieja chispa, utiliza los métodos que se describen a continuación.

Deja salir las emociones negativas

Es normal estar enfadado y molesto. Sobre todo cuando el velo del enamoramiento inicial se desvanece y tu pareja deja de ser ideal. Lo que no te ayudará en esta situación es la represión silenciosa de las emociones negativas o, por el contrario, los repentinos y violentos estallidos de ira. En este caso, actúa de forma diferente.

Cuéntale a un amigo, a una amiga o a un terapeuta por qué estás enfadado con tu pareja. Es importante elegir a alguien que no sea demasiado duro o crítico. Tienen que ser comprensivos sin juzgarte. Definitivamente no es alguien que se ponga de tu lado incondicionalmente y apoye toda la negatividad que se derrame.

El objetivo de “soltar” no es alimentar la ira, sino limpiarte, aliviar tu estado y liberar la ira acumulada. Como resultado, deberías llegar a una visión más racional de la situación.

Recuerda por qué te enamoraste de tu pareja

Piensa en las cualidades que amas y valoras en tu pareja. Recuerda qué acciones suyas te hacen sonreír, te dan calidez, en qué momentos sentiste que esta persona es exactamente la que necesitas.

Crea un entorno en el que tu pareja pueda demostrar estas cualidades. Puedes planificar más actividades divertidas o bien otras opciones para hacer juntos.

Si te gusta la gentileza, la amabilidad y la simpatía de tu pareja, pasa más tiempo hablando con ella. Establece el tono adecuado para la conversación, muestra interés por lo que está sucediendo. Hazlo una prioridad dejando de lado todas las demás actividades.

Resiste a entrar en modo crítico

En algún momento, cualquier persona que tenga una relación puede encontrarse observando a su amado a través de la lente de la crítica. Por ejemplo, puedes estremecerte cuando oyes a tu pareja carraspear, o poner los ojos en blanco y molestarte cuando se olvida de algo y vuelve a casa a buscarlo. Es especialmente fácil caer en este estado si viven juntos y están constantemente en contacto.

La verdad que tienes que aceptar es que tu pareja siempre ha sido así, incluso cuando la viste por primera vez y te enamoraste. La verdadera razón de la repentina aparición de las críticas es mucho más profunda de lo que puede parecer a primera vista. Las personas tienden a proyectar en sus parejas los rasgos negativos de sus padres. Por ello, a menudo malinterpretamos las palabras y acciones de otras personas. Incluso podemos provocar a otra persona para que haga algo malo porque nos resulta familiar.

Este proceso está controlado por el llamado crítico interior. Es el enemigo interior. Su objetivo es sabotear y alejarte de los demás. Tiende a ser especialmente exigente con las personas más cercanas. Claro que tu pareja tiene defectos, pero hay que tratarlos racionalmente. Tu crítico interior no te dejará hacer eso, te dará malos consejos.

Veamos una situación sencilla para entender cómo es una voz interior crítica. Digamos que tu pareja se ha vuelto cerrada y distante. Podrías abrirte a ella preguntándole qué le pasa. Pero el crítico interior dirá: “¿Ves? No se preocupa por ti. ¡Es tan egoísta! Deberías terminar la relación”.

Si quieres recuperar tus sentimientos, tienes que reconocer a tu crítico interior y resistirte activamente a él. Esto no significa que tengas que vivir en fantasías e ignorar los defectos reales de tu pareja. Sé más compasivo y considerado con ella, no dejes que esa “voz” ahogue tus cálidos sentimientos.

Recuerda quién eras cuando te enamoraste

Cuando te das cuenta de que el enamoramiento empieza a retroceder, añoras y echas de menos no solo a la persona que consiguió conquistarte, sino también a quien tú mismo eras y cómo te sentías en ese momento. Muchos de nosotros queremos mantener el nivel, ser la persona de la que una vez se enamoraron.

Por supuesto, cada persona evoluciona y crece. Volver al estado anterior no significa que se niegue la experiencia adquirida desde entonces y se tenga que fingir que se trata de la antigua versión de uno mismo. De hecho, no le concierne a tu pareja en absoluto. Tamsen Firestone, autora de Daring to love, señala: “La verdad es que el mayor obstáculo para el amor está en nuestro interior. Nuestro mayor problema no es encontrar el amor, sino enfrentarnos a nuestras defensas contra él y atrevernos a dejar que el amor se desarrolle”. Así que recuperar los sentimientos es, ante todo, superar los mecanismos de defensa y volver a sentir lo que antes sentías por ti mismo, por tu pareja y por la vida en general.

Traten de pasar tiempo de calidad juntos

Uno se enamora mirando y escuchando al otro. Si sigues mirando y escuchando con la misma atención, puedes seguir enamorándote durante mucho tiempo. Probablemente tengas buenos recuerdos del pasado, cuando todo apenas comenzaba. Todo parecía nuevo y emocionante. Seguro que charlaban durante horas y se extrañaban muchísimo, aunque estuvieran separados por poco tiempo. Pero pronto las exigencias del mundo exterior, ya sea el trabajo, la familia, los amigos u otras cosas, empezaron a devorar lentamente el tiempo que les gustaría pasar juntos. Y de repente, el contacto visual se sustituye por un seco mensaje de texto.

Las señales emocionales que ambos necesitan para sentirse queridos solo pueden transmitirse en persona, así que utiliza los siguientes consejos.

  • Intenta reservar tiempo durante el día para hablar con el otro, dejando a un lado los teléfonos y alejando tu mente de las tareas domésticas.
  • Encuentra algo que les guste hacer juntos. Puede ser un pasatiempo compartido, una clase de baile, un paseo diario o una taza de café por la mañana.
  • Prueben algo nuevo juntos. Por ejemplo, cenar en un restaurante recién inaugurado o hacer una excursión de un día a un lugar en el que nunca hayan estado.
  • Enfóquense en divertirse juntos. Al principio de la relación, probablemente te reías mucho, pero con el tiempo, cuando llegaron las dificultades de la vida y los viejos resentimientos empezaron a acumularse, la cosa se volvió menos risible. Mantener el sentido del humor puede ayudar a superar los momentos difíciles, reducir el estrés y afrontar los problemas con mayor facilidad. Considera la posibilidad de sorprender a tu pareja con algo. Trae flores a casa o haz una reserva inesperada en tu café favorito. Jugar con las mascotas o los niños pequeños también puede ayudar a alegrarse.
Ideas En 5 Minutos/Psicología/Cómo hacer que los sentimientos vuelvan
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos