Cómo perdonarse a sí mismo

A veces es difícil hacer las paces con uno mismo y seguir adelante. Cuando se trata de perdonarte tú mismo, es necesario ser compasivo, amable y comprensivo. Por lo tanto, si deseas enmendar un pequeño error o uno que tenga un gran impacto en tu vida, deja que Ideas en 5 minutos sea tu guía en un viaje pacífico de perdón a ti mismo.

1. Reconoce tus emociones

Para comenzar el viaje del perdón a uno mismo, primero debes procesar tus emociones. Permítete concentrarte y reconocer tus sentimientos. Además, acepta lo que estos sentimientos te provocaron y dales la bienvenida.

2. Asume la responsabilidad

El perdón a uno mismo no se trata de olvidar el pasado, se trata de aceptar lo que sucedióser amable contigo. Cuando asumes la responsabilidad de las acciones que tomaste y que pueden haber lastimado a otros, esto te ayuda a mantener a raya el arrepentimiento y la culpa.

3. Permite que surjan sentimientos

Cuando asumes la responsabilidad de tus acciones, pueden surgir emociones como la culpa y la vergüenza. Está completamente bien y también es saludable sentirse culpable. Estos sentimientos te ayudan a impulsar un cambio positivo en tu comportamiento. Cuando afloran sentimientos como la vergüenza, pueden generar nociones de inutilidad y, si no se abordan, pueden causar agresión y muchos más problemas.

Comprende que los errores que te hacen sentir culpable no te convierten en una mala persona ni socavan tu valía de ninguna manera.

4. Repara el daño y confía en ti mismo

Así como haces las paces con los demás cuando les pides perdón, y de ese modo te sientes bien, al perdonarte a ti mismo se siente igual. Puedes intentar deshacerte de la culpa corrigiendo tus errores.

Pedir disculpas cuando sea necesario y buscar formas de reparar el daño que le causaste a alguien, puede parecer un beneficio solo para el otro, pero eventualmente, cuando rectificas tus errores, ya no sentirás que podrías haber hecho más.

5. Aprende de la experiencia

El perdón a uno mismo también lleva a aprender de las circunstancias y crecer a partir de ellas. Esto sucede al comprender por qué te comportaste de cierta manera y por qué te sientes culpable. Entonces puedes afirmarte a ti mismo que no volverás a repetir esos comportamientos en el futuro. Es posible que hayas estropeado las cosas, pero esa experiencia te ayudará a tomar mejores decisiones después.

6. Silencia la voz de tu crítico interior

En el viaje del perdón a uno mismo, tu crítico interior seguramente dará un paso al frente. Cuando te resulte difícil manejar los pensamientos negativos, prueba este ejercicio:

  • Escribe todo lo que dice tu crítico interior en una de las caras de una hoja de papel. Y, por el otro lado, escribe una respuesta amorosa y compasiva a cada cosa que tu crítico interior dijo.

7. Deja de repetir los errores en tu cabeza

Mientras procesas tu dolor, seguramente reproducirás la historia en tu mente una y otra vez. Hacer eso solo evitará que te perdones a ti mismo. Entonces, la próxima vez que surja algún pensamiento de odio hacia ti mismo, reemplázalo con una acción positiva, como tomar 3 respiraciones profundas o pasar tiempo en la naturaleza. Cuando interrumpes el patrón de pensamiento, ayudas a reducir el estrés y la ansiedad.

8. Consulta a un terapeuta

Si los consejos mencionados anteriormente son difíciles de seguir, es posible que desees hablar con un terapeuta profesional para obtener ayuda. Te ayudará a romper los patrones poco saludablessugerirá mejores mecanismos de afrontamiento.

Compartir este artículo