Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo saber qué tal le va a un niño en la escuela sin hacer preguntas obvias

A menudo sucede que los niños no quieren compartir sus impresiones y experiencias después de la escuela. Pero podemos ayudar a nuestros hijos a abrirse, solo hay que saber cómo, cuándo y qué preguntas específicas hacer.

En Ideas en 5 minutos te diremos cómo puedes hacer que tu hijo te cuente de todo.

Presta atención a su estado de ánimo

Antes de preguntarle algo a un niño, observa en qué estado de ánimo se encuentra. Tómate tu tiempo, abrázalo, solo mantente cerca. Especialmente cuando tu hijo esté molesto. Si su estado de ánimo es bueno, bromea, cuéntale sobre ti mismo, déjalo relajarse y descansar después de un día ajetreado, y solo entonces continúa con las preguntas.

Inicia la conversación con una observación objetiva

Si tu hijo no se apresura a hablar sobre la escuela, comparte con él tus observaciones, dale la oportunidad de utilizar tu frase como base y desarrollar el tema que propones. Esto podría tratar de la composición de su clase, la literatura escolar o cambios en el personal docente. Lo principal es elegir un tema que le interese.

Cuenta sobre ti mismo

Cuando hablamos de nosotros mismos, le damos al niño opciones: unirse al diálogo o simplemente escucharlo. Cuenta qué cosas interesantes sucedieron en tu trabajo o qué hiciste en la escuela cuando eras niño, qué emociones experimentaste durante el día. Es muy probable que el pequeño responda a tu historia, y entonces descubrirás cómo fue su día en el colegio.

No hagas preguntas generales que puedan responderse con una palabra

Haz preguntas abiertas que sean difíciles de responder en breve. Por ejemplo: “¿Qué has hecho en la primera lección?”, “¿De quién te has hecho amigo hoy?”. De este modo, puedes ayudar al niño a recordar exactamente lo que le ocurrió en la escuela.

Haz la pregunta sin contacto visual

A primera vista, esto puede parecer contradictorio, pero la experta en crianza Warda Meyers Epstein dice: “El contacto visual hace que los niños se sientan alarmados, por lo que se callan y no responden a las preguntas”. La falta de este ayudará al pequeño tímido a relajarse y a no sentirse “bajo pistola”.

Bono: preguntas específicas que puedes hacerle a tu hijo

  • ¿Qué materia te gustó más y por qué?
  • ¿Qué fue lo más interesante que dijo la maestra?
  • ¿Qué te inspiró hoy?
  • ¿En qué materia te sentiste seguro?
  • Si pudieras reemplazar cualquier materia en la escuela, ¿cuál sería?
  • ¿Qué te hizo reír?
  • Si estuvieras en una isla desierta con un compañero de clase, ¿quién sería y por qué?
  • ¿Qué dijo tu maestra hoy que te hizo pensar?
  • Cuando iba a la escuela, había algunos niños que eran un poco groseros, se burlaban de los otros y se portaban mal. ¿Has notado algo así en tu colegio?
  • ¿Hubo algo que quisieras saber hoy, pero no tuviste tiempo de preguntarle a la maestra?
  • ¿Cuál es tu lugar favorito en la escuela?
Ideas En 5 Minutos/Psicología/Cómo saber qué tal le va a un niño en la escuela sin hacer preguntas obvias
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos