Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo ser un buen amigo

Además de acompañarte en los momentos más difíciles, tus amigos pueden ayudarte a mejorar tu confianza y a mantenerte alejado de estilos de vida poco saludables. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de cultivar este tipo de relación, para sacarle el máximo provecho.

En Ideas en 5 minutos hemos preparado una guía con algunos consejos que te ayudarán a convertirte en un buen amigo y a mejorar tus vínculos.

1. Acepta las diferencias

No todos tus amigos compartirán tus mismos gustos. Por eso es importante mantener la mente abierta, aunque tus intereses no coincidan con los de ellos. Puedes intentar hacer alguna de esas actividades para ver si también te pueden llegar a gustar, pero si no son de tu estilo, recuerda que se supone que los amigos siempre se apoyen, incluso si no tienen los mismos intereses.

✅ Ten en cuenta que un buen amigo respeta los límites y le da al otro el espacio para ser él mismo.

2. Dedica tiempo a tus amigos

Las experiencias compartidas y el tiempo que les dedicas a tus amigos son partes esenciales de una amistad. Por eso es importante pasar el rato con ellos y darles prioridad. A su vez, deberías aprovechar al máximo los momentos que pasen juntos, y buscar actividades divertidas y especiales que fortalezcan su vínculo y lo mantengan vivo.

💡 Intenta estar en contacto con ellos: llámalos o envíales mensajes de texto. Aunque no vivan cerca, les estarás demostrando que siempre estarás cuando te necesiten.

3. Presta atención a los detalles

Una cualidad importante en un amigo es saber leer entre líneas, porque así le demuestras al otro que le estás prestando atención y que lo conoces bien. Ten en cuenta que un buen amigo se toma el tiempo necesario para entender los sentimientos de sus afectos.

Ayuda a tus amigos a mostrarse vulnerables y a compartir sus sentimientos contigo.

💡 Diles cuán importantes son para ti, ya que esto puede marcar una gran diferencia en cómo se sienten.

4. Defiende a tus amigos

Prepárate para defenderlos si ves que no los tratan bien o que los ponen en una situación incómoda. Recuerda que un buen amigo siempre buscará hacer lo correcto, aun si esto no lo beneficia.

Además, ser un buen amigo también implica estar dispuesto a tomar una decisión difícil si el otro está en peligro y necesita tu ayuda, incluso si no quiere recibirla. Aunque parezca complejo, ten en cuenta que tu principal objetivo es proteger a tu amigo, y eso es lo único que importa.

5. Escúchalos y ofréceles tu ayuda si la necesitan

Cuando estés conversando con tus amigos, asegúrate de escuchar lo que te cuentan sin interrumpirlos. Recuerda que, en una relación sana, ambas personas muestran interés por lo que el otro tiene que decir.

Es importante hacer un esfuerzo por entender el problema desde el punto de vista de tu amigo. Puedes hacerle preguntas, pero el objetivo principal es escucharlo, incluso si no sabes qué aconsejarle.

💡 Aunque no deberías dar por sentado que tu amigo quiere tu consejo, intenta averiguar qué es lo que necesita y ofrécele tu ayuda y apoyo si estás preocupado por él. Así podrás saber qué es lo que le ayuda cuando está atravesando un momento difícil.

Recuerda que no debes juzgarlo ni deberías divulgar lo que te cuente en privado.

¿Cuáles te parece que son las cualidades más importantes en una amistad? ¿Qué estarías dispuesto a hacer por tus mejores amigos?

Ideas En 5 Minutos/Psicología/Cómo ser un buen amigo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos