Quiénes son las personas introvertidas y extrovertidas

Si una persona es poco comunicativa, le gusta la privacidad y el silencio, frecuentemente la llaman introvertida. El extrovertido es exactamente todo lo contrario, alguien a quien le gusta hablar mucho, que es enérgico y prefiere pasar el tiempo en compañía de las personas. Pero ¿en realidad son correctas estas definiciones? ¿Y qué supone la psicología de los términos “introvertido” y “extrovertido”?

Ideas en 5 minutos te contará quiénes son las personas introvertidas y extrovertidas, si existen variantes intermedias y quién inventó este concepto psicológico.

Qué es una persona introvertida

La introversión es un tipo de personalidad que tiene como características la prudencia, la pasividad, la reflexión e interés por el mundo interno.

Para las personas introvertidas es más cómodo comunicarse en pequeños grupos o de forma individual frente a alguien en concreto. Ellas pueden parecer cerradas y tímidas, pero no siempre es así. En ocasiones, los introvertidos prefieren pasar tiempo en soledad. Esta es la forma en que ellos recuperan sus fuerzas después de hablar con otras personas.

En la vida diaria, a los introvertidos les gusta concentrarse en una sola tarea, analizan cuidadosamente la situación y le dedican más tiempo a la reflexión que a las charlas. Con frecuencia se complacen con actividades solitarias, tales como la lectura, la meditación o llevar un diario.

Señales de que eres una persona introvertida:

  • Te describes como una persona tranquila y reflexiva.
  • Te comportas con moderación en grandes compañías o frente a personas desconocidas.
  • Prefieres interactuar con un pequeño grupo de personas conocidas.
  • Eres más comunicativo con personas que conoces bien.
  • Te gusta la soledad y de vez en cuando necesitas privacidad.
  • Recuperas tus fuerzas solo cuando estás solo.
  • Prefieres reflexionar en tu mente en lugar de decir las cosas en voz alta.

Qué es una persona extrovertida

La extroversión es un tipo de personalidad que tiene como características la sociabilidad, locuacidad, dinamismo y alegría por la vida.

Los extrovertidos buscan la novedad y emoción, adoran ser el centro de atención y obtienen energía al hablar con las demás personas. Disfrutan de actividades que incluyen una mayor interacción social, por ejemplo, fiestas y diversos eventos sociales. También, por lo general, trabajan bien en grupo.

Los extrovertidos probablemente obtendrán más satisfacción del tiempo que pasen en compañía de alguien en comparación con el que pasen a solas. Por lo general, se llenan de energía mientras socializan y se aburren cuando están solos.

Señales de que eres una persona extrovertida:

  • Te describes como una persona comunicativa y relajada.
  • Te gusta llamar la atención.
  • Tienes un amplio círculo social y muchos amigos.
  • Te gusta socializar y te llena de energía la interacción con las personas.
  • Te gusta trabajar en grupo. También prefieres la comunicación cara a cara en lugar de la correspondencia.

Qué pasa si yo estoy en un lugar intermedio

La introversión y extroversión no deben considerarse como tipos de personalidad opuestos. Más bien se trata de dos extremos de la misma escala, y algunas personas pueden estar en el centro. A ellas se les conoce como ambivertidas.

Un ambivertido es alguien que al mismo tiempo muestra rasgos de introvertido y extrovertido. Se siente cómodo ante interacciones sociales, pero también le gusta pasar tiempo a solas. El ambivertido cambia de comportamiento dependiendo de la situación: con desconocidos puede ser tranquilo y cerrado, pero con sus conocidos una persona platicadora y enérgica.

Quién inventó esto

Los términos “introversión” y “extroversión” fueron adoptados en la psicología por Carl Gustav Jung en 1910. Él definió la introversión como una actitud vital centrada en el mundo interno, y la extroversión como una actitud centrada en el mundo exterior. Sugirió que todas las personas tienen lados extrovertidos e introvertidos, aunque uno de ellos domina al otro. Con el tiempo, otros psicólogos adoptaron el concepto de Jung. Actualmente forma parte de prácticamente todas las teorías de la personalidad.

No obstante, la percepción moderna es algo diferente a la idea de Jung. Él explicó la introversión y extroversión como una percepción del mundo. Según su opinión, los introvertidos ven el mundo de forma subjetiva, a través del prisma de las propias sensaciones, y los extrovertidos de forma objetiva, a través de las acciones y peculiaridades del entorno exterior. Normalmente, las percepciones modernas a la introversión y extroversión se enfocan en el comportamiento y rasgos del carácter (por ejemplo, sociabilidad y dinamismo o prudencia y reflexión).

Compartir este artículo