Cómo cargar una batería portátil

Las baterías portátiles pueden ser muy útiles para cargar otros dispositivos cuando no se tiene acceso a un cargador normal. Los hay de diferentes formas y tamaños y se utilizan para cargar teléfonos móviles, tabletas, cámaras e incluso computadoras portátiles. Pero antes, las baterías portátiles también necesitan cargarse.

En Ideas en 5 minutos, hemos creado una sencilla guía sobre cómo cargar correctamente tu batería portátil.

Paso 1: comprueba las luces LED

La mayoría de las baterías portátiles tienen luces LED que indican la cantidad de batería que les queda. Para comprobar cuánta batería tiene tu dispositivo, pulsa el botón de comprobación una vez. La ubicación del botón depende del diseño de la batería, pero suele estar situado en el lateral. Dependiendo de la cantidad de batería que tenga el dispositivo, se encenderán de cero a cuatro luces LED.

1. Si se encienden 4 luces, significa que la batería está completamente cargado y no necesita ser cargada.
2. Tres luces significan que está cargada entre el 75 % y el 50 %.
3. Dos luces significan que la batería está cargada entre el 50 % y el 25 %.
4. Una luz significa que la batería está cargada entre el 5 % y el 25 %.
5. Si no se enciende ninguna luz LED, significa que la batería está completamente agotada.

Paso 2: enchufa tu batería a una toma de corriente o a una computadora

  • Conecta el cable que viene con tu batería portátil al propio dispositivo.
  • Conecta el otro lado del cable a una toma de corriente o a una computadora (normalmente con una entrada USB).
  • Dependiendo de la cantidad de batería que tenga el dispositivo, entre 1 y 4 luces LED deberían empezar a parpadear, lo que significa que la batería se está cargando.
  • Cuando las 4 luces permanezcan encendidas, la batería estará completamente cargada. Desenchúfala de la computadora o de la toma de corriente.

Consejo: las baterías pueden cargarse en cualquier momento, pero normalmente se recomienda no sobrecargarlas y no dejarlas “morir” por completo, ya que esto puede provocar problemas como daños en la batería, sobrecalentamiento y disminución de la vida útil de la batería.

Paso 3: asegúrate de que tu batería portátil esté bien cargada

Después de cargar tu batería portátil, conéctala a cualquier dispositivo electrónico que necesite ser cargado y el dispositivo debería comenzar a cargarse.

Compartir este artículo