Cómo elegir una tableta gráfica

Las tabletas gráficas generalmente se compran para hacer arte digital y trabajar con gráficos. Además, dicho dispositivo permite escribir a mano, editar documentos de texto, insertar firmas electrónicas, dibujar diagramas y gráficos.

Ideas en 5 minutos te dirá a qué hay que prestar atención en primer lugar al elegir una tableta gráfica.

Tipos de tabletas

Las tabletas gráficas tradicionales con pantalla táctil y un lápiz óptico especial funcionan como un mouse o un teclado: conectas el dispositivo a una computadora, inicias un programa de gráficos, dibujas o escribes con un lápiz óptico en la tableta y ves el resultado en la pantalla de la computadora. Allí mismo puedes editar la configuración del dibujo, por ejemplo, elegir un color, el tamaño deseado de líneas o texturas. No puedes usar una tableta de este tipo sin una computadora.

Estos dispositivos tienen sus ventajas. Primero, son asequibles. En segundo lugar, mientras trabajas, puedes sentarte correctamente, dirigiendo la mirada hacia adelante y sin inclinarte sobre la pantalla de la tableta. En tercer lugar, puedes ver inmediatamente en el monitor cómo se forma la imagen completa, mientras que al dibujo de manera común, parte de la imagen está cubierta por la mano.

Hay tabletas con un monitor integrado en el que ves el resultado de tus acciones inmediatamente, como si estuvieras dibujando en un cuaderno normal. Para el funcionamiento de dicho dispositivo, también se requiere una conexión a una computadora.

Las tabletas más caras y técnicamente complejas son las tabletas que funcionan de forma autónoma (sin conectarse a una computadora). Dicho dispositivo refleja el resultado del dibujo en su propio monitor en tiempo real; los programas y aplicaciones necesarios para el procesamiento de imágenes se instalan en él directamente. Es cómodo trasladar un dispositivo de este tipo para dibujar en cualquier lugar.

Tipos de lápices ópticos

La herramienta principal para trabajar con una tableta gráfica es el lápiz óptico que viene con el dispositivo. Los lápices ópticos se diferencian entre sí, por lo que puedes comprar el modelo más adecuado para una tarea específica.

Primero, es necesario asegurarse de que el modelo de lápiz sea compatible con tu tableta y, en algunos casos, con la PC.

En segundo lugar, juega un papel importante el propósito del lápiz óptico. Para dibujar, puede ser útil un lápiz con un pincel al final, cuyo rastro imita el trazo de un pincel real. Y para una línea muy precisa, conviene utilizar la punta de disco. La mayoría de las veces, las tabletas vienen con un lápiz óptico con punta de goma que te permite escribir a mano, dibujar y escribir en el teclado virtual.

También hay que considerar el tipo de pantalla de la tableta. Por ejemplo, para una pantalla táctil capacitiva funcionará un lápiz que conduce corriente, y para una pantalla táctil resistiva servirá un lápiz que proporcione un contacto estrecho con la pantalla.

Los lápices ópticos se dividen en pasivos y activos. En el primer caso, se trata de un lápiz que interactúa con la pantalla de la misma forma que un dedo normal. En el segundo caso, para que el lápiz óptico funcione se necesita electricidad. Dicho lápiz tiene funciones adicionales, como ajustar la sensibilidad táctil, la capacidad de escribir datos, tiene un borrador electrónico y botones de entrada.

El funcionamiento de los lápices ópticos activos se realiza mediante baterías o tecnologías especiales:

  • baterías: cabe aclarar que, en este caso, las personas con manos pequeñas pueden considerar el lápiz demasiado grueso y voluminoso;

  • batería recargable: se utiliza una base-soporte o un cable USB para recargarla;

  • tecnologías EMR: en este caso, el lápiz se activa cuando toca la pantalla y funciona gracias al campo electromagnético generado.

Otras cosas que hay que considerar al elegir una tableta gráfica

  • Si eliges una tableta gráfica tradicional, selecciona el tamaño de su área activa centrándote en el tamaño del monitor de la PC. Trabajar en una tableta que es demasiado pequeña puede hacer que sea incómodo dibujar, especialmente imágenes grandes y detalladas. Además, si tu tableta es pequeña y el monitor de tu PC es grande, el más mínimo movimiento del lápiz puede parecer significativo y nítido en la pantalla. También será un problema el caso en que la tableta sea grande y la pantalla de la computadora, pequeña.

  • La sensibilidad a la presión determina la precisión con la que la tableta percibe la entrada del lápiz. Cuanto mayor sea esta cifra, mayor será la diferencia entre las líneas finas y gruesas, lo que se nota en las imágenes de alta resolución.

  • Cuanto mayor sea el área activa, tanto más fácil será trabajar en dibujos grandes. El tamaño del núcleo y el dispositivo en sí no deben confundirse.

  • Dependiendo del modelo, la pantalla táctil de la tableta puede responder a múltiples toques a la vez (función multitáctil). Gracias a esto, es más cómodo ampliar o reducir la imagen, u hojear un documento.

  • Cuanto mayor sea la resolución de pantalla (LPI), tanto más detalladas serán las imágenes.

  • Los propietarios de una tableta gráfica tradicional para dibujar se sentirán más cómodos para trabajar si el dispositivo no se coloca en ángulo respecto al monitor, sino directamente debajo de él. Es útil saberlo al elegir una tableta y organizar el espacio de trabajo.

  • Al elegir una tableta gráfica personal, estudia cuidadosamente sus características técnicas (RAM, procesador, memoria física y otras), de las cuales depende directamente su rendimiento.

Compartir este artículo