Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo fotografiar y fotografiarse a la hora de viajar

Al irnos de viaje, todos soñamos con tener emociones memorables y hermosas fotografías. Pero muchos simplemente se desaniman cuando surge la duda de qué y cómo fotografiar.

Si lo analizas, podrás darte cuenta de que no hay nada difícil en esto. Solo necesitas creer en ti mismo y mirar a tu alrededor. Con Ideas en 5 minutos verás que, durante los viajes, no es necesario tomar exclusivamente selfis.

Fotografía todo lo que veas a tu alrededor

Nadie puede saber cuál de los cientos o miles de tomas que se harán será la mejor y nos evocará las emociones más vívidas muchos años después. Para tener algo que recordar y elegir, toma más fotos. Fotografía lo que tú quieras, lo que te indiquen tus emociones. Haz esbozos de paisajes arquitectónicos y naturales, captura la vida cotidiana, los animales, las personas, todo lo que te gustaría guardar en tu memoria.

Destaca los detalles

Si quieres crear fotos hermosas y memorables, presta atención a los detalles que estarán en tu toma. Con su ayuda podrás transmitir las peculiaridades de la localidad, el clima, la vida, la arquitectura, entre otras cosas. Además, al usar las características del primer plano y del fondo, harás que tu toma se vea más voluminosa y completa.

Con la ayuda de los detalles, fácilmente podrás transmitir la atmósfera, el estado de ánimo y las emociones. El fotografiar en primer plano te ayudará a lograr aún más el efecto que necesitas.

No tengas miedo de experimentar y haz hincapié en diferentes detalles del mismo lugar para destacar todas sus características. Luego destacarás una parte de las fotos y las restantes se podrán combinar en una serie de fotos.

Toma un indicio de tu presencia

Por muy hermosas que sean las fotos de la naturaleza y la arquitectura que tomemos, con más frecuencia vamos a volver a ver aquellas en donde hay un indicio de nuestra presencia. Estas tomas pueden transportarnos instantáneamente al pasado y sumergirnos en la atmósfera de lo que estaba pasando cuando capturamos tales imágenes.

La presencia no siempre tiene que ser tan obvia; un detalle revelador puede ser suficiente, por ejemplo, el transporte en el que viajas, alguna cosa o parte del cuerpo.

Al fotografiar las manos, puedes poner tu presencia en la foto, destacar detalles, mostrar la textura, la magnitud y las características del clima.

Ten en cuenta las peculiaridades de la ubicación y ve el mundo desde otra perspectiva

El mismo lugar desde distintos ángulos puede verse completamente diferente. Y no siempre igual de bien. Intenta evaluar las ventajas y desventajas de la localidad, determina qué te gustaría mostrar y qué ocultar.

No es necesario fotografiar solo al nivel de los ojos. Intenta tomar una foto a unos centímetros del suelo o mirar hacia abajo a un objeto, acercándote o alejándote. Siempre obtendrás una toma diferente a las anteriores, que te contará sobre lo sucedido desde un nuevo ángulo.

No tengas miedo de fotografiar por detrás

Estar presente en la toma no significa mirar directamente hacia la cámara. Las fotos en donde la persona es tomada por detrás o con un giro de 3/4 pueden salir igual de bien que las selfis y retratos de rostro completo, pero con otro punto de referencia.

Las fotografías por detrás, como si mostraran la imagen a través de los ojos de la persona que se encuentra allí, aumentan la presencia en ese lugar y en ese momento. En estas imágenes, la figura humana no atrae toda la atención, sino que forma parte del panorama del mundo y muestra su existencia en él.

Experimenta con los ángulos y muestra las direcciones

Al fotografiar, ten en cuenta la posición relativa de los objetos entre sí para mostrar la profundidad del espacio. Cuando estos se encuentran a diferentes distancias del fotógrafo, forman una estructura “en capas” de una fotografía, lo que hace que esta parezca más extensa y viva.

Fotografía los elementos con líneas diagonales, las cuales pueden agregar movimiento a la toma. En este caso, pueden servirte unas escaleras, barandillas, edificios, carreteras y caminos.

Haz tomas cuando la persona no lo espere

A la hora de tomar una foto, muchos podemos sentirnos incómodos. Y posteriormente vemos en la toma no exactamente lo que queríamos ver. Trata de no prepararte para la foto o pedirle a alguien que pose específicamente. Toma fotografías cuando la persona no lo espere y esté comportándose de forma natural. Después de haber tomado varias imágenes de este tipo, verás que las tomas casuales son las que transmiten mejor el estado de ánimo y, a menudo, también las más exitosas.

Busca soluciones creativas

Las fotos más extraordinarias pueden obtenerse en las circunstancias más ordinarias. Solo necesitas mostrar un poco de imaginación. Utiliza el deslumbramiento, los reflejos y la interacción con las luces y las sombras para mejorar la toma. Intenta ver objetos familiares desde otra perspectiva y utilízalos en tus fotos de una manera nueva.

Puedes imaginarte como un paparazzi capturando a una celebridad. Ve el mundo a través de las ramas de los árboles, toma una foto asomándote por las hierbas altas o alrededor de la esquina de una casa. Esto te ayudará a alejarte de las imágenes monótonas y sin sentido y a experimentar más.

No tengas miedo de complementar y diversificar las ubicaciones. Para hacerlo, puedes utilizar materiales improvisados u objetos especialmente preparados.

Ideas En 5 Minutos/Tecnología/Cómo fotografiar y fotografiarse a la hora de viajar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos