Qué es un cashback y cómo utilizarlo

Un cashback es un programa de devolución del dinero del costo de una compra. Tal opción permite recuperar desde el 1 hasta el 30 % de los gastos dependiendo de las condiciones del banco o cashback externos.

Ideas en 5 minutos estudió algunos consejos de expertos y te contará a qué vale la pena prestar atención al elegir una tarjeta o servicio de cashback y cómo utilizarlo de forma beneficiosa para tu presupuesto.

Qué tipos de cashback existen

  1. Los cashback externos colaboran con tiendas en Internet y forman catálogos con enlaces de referencia. Cuando accedes mediante dichos enlaces, el servicio supervisa la compra en la tienda y se devuelve cierto porcentaje indicado en las condiciones del servicio. Frecuentemente el cashback se transfiere monetariamente a la cuenta personal de la página del servicio. Al alcanzar determinada suma, se puede transferir a una cuenta bancaria, monedero electrónico o cuenta de teléfono celular. Por ejemplo, tú haces clic en un servicio con un cashback del 10 % en una tienda de cosméticos. Realizas una compra de 60 USD y después de una semana te bonifican a tu cuenta personal 6 USD en cashback.

  2. Los cashback del banco consisten en el trámite de una tarjeta de crédito o débito utilizándose como programa de lealtad para clientes nuevos y ya existentes. Varios bancos tienen diversos tipos de cashback y condiciones para su retiro. Estas pueden ser:

  • Millas, las cuales pueden ser utilizadas para cambiar por boletos de avión gratis.

  • Bonos o puntos, los cuales se pueden acumular en una cuenta por compras realizadas.

  • Cupones que te otorgan un descuento para la adquisición de productos o servicios de determinadas tiendas.

  • Dinero, el cual se transfiere a la cuenta bancaria del cliente al final del periodo contable.

Frecuentemente los cashback del banco son un porcentaje de la compra con tarjeta. Por ejemplo, en el supermercado compras productos por 80 USD y pagas con tarjeta. Al realizar tal acción se tiene previsto un cashback del 5 % en dinero. Al final del periodo contable obtendrás 4 USD en tu tarjeta bancaria.

Cómo elegir un servicio de cashback externo

  • Encuentra en Internet sitios grandes de cashback externos y analiza los comentarios. Presta atención a si hay algún problema con la transferencia del cashback, su retiro mediante tarjeta, el acceso a los enlaces y su funcionamiento en general. Haz una lista de los servicios para tal estudio.

  • En todos los sitios mira los catálogos de las tiendas en Internet por cuyas compras se transferirá el cashback. Lo ideal es que estas deban de ser las tiendas en donde compras con frecuencia.

  • Compara en los sitios elegidos el porcentaje de cashback de tus tiendas favoritas.

  • Estudia las condiciones para retirar el dinero: al alcanzar qué suma determinada se vuelve posible hacer dicha transacción, a dónde se puede transferir el dinero y qué tanto tiempo demora dicho proceso.

  • Elige 1-2 servicios que más se adapten a ti, regístrate y comienza agregándolo a tus marcadores favoritos. Cuando necesites comprar algo en una tienda en Internet, encuentra la tienda en el catálogo de tu servicio de cashback elegido, accede a él mediante el enlace y realiza la compra.

  • Antes de dirigirte a la tienda desde el sitio web del cashback elimina los archivos cookies en las configuraciones de tu navegador. Entonces el marcador del enlace de referencia se establecerá correctamente y obtendrás tu cashback.

Cómo elegir una tarjeta bancaria con cashback

  • Analiza tus gastos de 1 o 2 meses: cuánto gastas en promedio, qué tanto pagas con tarjeta y qué partidas de gastos son las más grandes en tu presupuesto.

  • Analiza las tarjetas con cashback de diferentes bancos. La clasificación de tales tarjetas frecuentemente se encuentra en grandes foros bancarios o portales en Internet.

  • Lee las condiciones para acumular el cashback. Debido a que se utiliza para atraer la atención de clientes, los bancos frecuentemente establecen una suma mínima mensual de gastos con la tarjeta, sin la cual la obtención del cashback es imposible.

  • Presta atención al tipo de cashback. Las millas son adecuadas si viajas mucho, los bonos, puntos y cupones si realizas compras con frecuencia en las tiendas en Internet, y los cashback en dinero en todos los demás casos.

  • Clasifica las propuestas de los bancos tomando en cuenta el porcentaje de cashback y mira si hay categorías con una alta tasa porcentual. Por ejemplo, si frecuentemente pagas la gasolina para tu vehículo con tarjeta, entonces tiene sentido solicitar una tarjeta con un alto porcentaje de cashback para esta categoría de gastos.

  • Mira el costo de servicio y otras comisiones bancarias de las tarjetas elegidas. Haz la cuenta y verifica si tal suma no superará el total del cashback.

Consejos útiles

  • Combina los cashback del banco con los cashback externos. Accede mediante el enlace a las tiendas en Internet con los cashback externos y realiza el pago de la compra con la tarjeta del cashback bancario. De tal forma obtendrás una doble bonificación de los gastos realizados.

  • Paga la mayor parte de los gastos con la tarjeta bancaria, de esa forma sin mayor esfuerzo obtendrás el reembolso de un porcentaje de todos los gastos.

  • Si mensualmente gastas grandes cantidades de dinero, posiblemente tiene sentido solicitar diferentes tarjetas con cashback, en donde cada una de ellas te ofrecerá beneficiosas condiciones para determinadas categorías de gastos. Por ejemplo, una tarjeta con un alto cashback para gasolineras y restaurantes, la cual te bonifique en millas. Tales millas las puedes utilizar para la compra de boletos de avión. Una segunda tarjeta con un elevado cashback y descuentos en supermercados en donde regularmente haces tus compras. El dinero se regresará a la cuenta al final del mes.

Compartir este artículo