Cómo pintar los huevos de Pascua de forma inusual

Pintar los huevos de Pascua es una divertida actividad tanto para niños como para adultos. Cada persona tiene sus métodos favoritos, pero en ocasiones dan ganas de probar algo más original. Por eso te ofrecemos nuevas soluciones creativas: desde utilizar col morada hasta el uso de espuma para afeitar y colorantes comestibles.

Ideas en 5 minutos comparte contigo 11 métodos para pintar los huevos de Pascua, especialmente con ayuda de colorantes naturales.

Nota: Al utilizar cualquiera de estos métodos, es necesario lavar los huevos de antemano para que la pintura se adhiera de forma uniforme.

Método 1: Con ayuda de col morada

1. Toma una col morada.

2. Córtala a la mitad y pícala.

3. Coloca una capa de col picada en el fondo de una cacerola.

4. Coloca los huevos crudos sobre la capa de col.

5. Pon hojas de col enteras encima de los huevos.

6. Sobre las hojas de col, coloca una capa de col picada y después nuevamente los huevos.

7. Cubre la capa superior de los huevos con hojas completas de col. Vierte agua fría.

8. Pon a hervir los huevos y después déjalos en la solución con colorante durante 30 minutos.

9. Saca los huevos de la solución con ayuda de unas pinzas de cocina.

10. ¡Buen provecho!

Método 2: Con ayuda de remolacha, cúrcuma y té verde

1. Toma tres recipientes profundos. En el primer recipiente, coloca un puñado de remolachas picadas en cubitos; en el segundo, un par de cucharadas de cúrcuma molida y en el tercero, dos bolsitas de té verde.

2. Vierte agua hirviendo.

3. En cada de uno de los recipientes, agrega ⅓ de vaso pequeño de vinagre y revuelve todo.

4. Pon un huevo cocido en cada recipiente de modo que quede completamente sumergido en el líquido. Déjalo ahí 30 minutos.

5. Después de que pase el tiempo indicado, saca los huevos.

6. ¡Buen provecho!

Método 3: Con ayuda de cáscara de cebolla

1. Coloca una flor en la superficie del huevo (la puedes humedecer previamente para que se pegue mejor).

2. Pon el huevo dentro de una media de nailon para que la flor no se mueva.

3. Ata la media con un nudo por ambos lados, de manera que quede ajustada sobre el huevo.

4. Coloca la cáscara de cebolla en una cacerola. Vierte agua fría. Aplasta la cáscara con una cuchara para que quede completamente sumergida en el agua.

5. Con ayuda de unas pinzas culinarias, sumerge en agua el huevo. Pon a hervir los huevos (entre 8 y 10 minutos a partir del momento en que comenzó a hervir el agua).

6. Saca los huevos y quita con cuidado el nailon cortándolo de un lado. Con ayuda de una toalla de papel, retira las flores y las hojas.

Método 4: Con ayuda de bayas

1. Vierte una mezcla de zarzamoras y groselleros negros o arándanos en la licuadora.

2-3. Agrega agua, 1 cucharada de vinagre y licúa todo hasta que quede una mezcla homogénea.

4. Vierte la mezcla en una cacerola. Agrega más agua y revuelve todo.

5. Coloca los huevos duros en la mezcla y déjalos reposar durante 1 hora.

6. Extrae los huevos y sécalos con una toalla de papel. Puedes pasarles un paño mojado con aceite vegetal para que brillen.

Método 5: Con ayuda de barniz de uñas

1. Toma un tazón con agua.

2-3. Vierte barniz de uñas de diferentes colores uno por uno: una gota de un color, una gota de otro.

4. Haz 2 manchas grandes de barniz de uñas de varios colores.

5. Con ayuda de un palillo de dientes, estira las manchas de barniz sobre la superficie del agua.

6. Sumerge el huevo en el barniz. Para no ensuciarte las manos, usa guantes.

7. Saca el huevo y déjalo secar.

8. Usa barniz de diferentes colores para obtener huevos de colores inusuales.

Atención: Los huevos pintados con barniz de uñas no se deben comer, pero se pueden usar para decorar el interior.

Método 6: Con ayuda de colorantes naturales y cinta adhesiva

1. Toma 2 vasos de agua. Disuelve el colorante natural color frambuesa en un vaso y el azul en el otro. Diluye los colorantes según las instrucciones.

2. Envuelve el huevo cocido con una cinta o una curita.

3. Coloca el huevo en un vaso lleno de colorante natural durante el tiempo indicado por el fabricante.

4. Extrae el huevo, sécalo y quita la cinta.

5. Vuelve a envolver el huevo con cinta, pero de un modo diferente.

6. Sumerge el huevo en un vaso de colorante natural de otro color.

7. Quita la cinta adhesiva del huevo.

8-9. Haz experimentos con colorantes naturales de diferentes colores. ¡Buen provecho!

Método 7: Con ayuda de una pistola de pegamento y colorantes naturales

1-2. Utilizando una pistola de pegamento, aplica el pegamento al huevo en forma de espiral.

3. Coloca el huevo en un recipiente con un colorante natural diluido según las instrucciones.

4-5. Después de que pase el tiempo indicado en las instrucciones, saca el huevo del colorante natural y retira la espiral de pegamento.

6. Usa la pistola de pegamento para crear diferentes patrones en las cáscaras de huevo.

Atención: Los huevos pintados con este método no se deben comer.

Método 8: Con ayuda de espuma para afeitar

1. Toma un recipiente con bordes pequeños y llénalo con espuma para afeitar.

2. De forma aleatoria, gotea colorantes naturales de dos colores diferentes, pero que se combinen entre sí (por ejemplo, azul y color frambuesa).

3-4. Con ayuda de un palillo, revuelve la espuma moviéndola con la mano de derecha a izquierda y a continuación de arriba abajo.

5. Sumerge el huevo cocido en la espuma con el colorante natural y déjalo allí un par de minutos.

6. Después seca los huevos con una toalla de papel. ¡Los puedes servir en la mesa!

7. Puedes experimentar con colorantes naturales de diferentes tonos.

Método 9: Con ayuda de crayones de cera

1. Toma un crayón de cera y quita su envoltura de papel.

2. Dibuja patrones aleatorios en un huevo recién hervido y caliente con los crayones de cera (observa la foto). Ten cuidado de no quemarte.

3. A continuación, dibuja alrededor de estos patrones con un crayón de cera de un color diferente.

4. ¡Buen provecho!

Método 10: Con ayuda de arroz

1. Toma una bolsa hermética y coloca allí los huevos cocidos.

2. Después pon arroz en la bolsa de tal manera que cubra por completo el huevo.

3-4. Vierte en el arroz unas gotas de colorante alimenticio.

5. Cierra muy bien la bolsa y agítala para que el arroz y el huevo se pinten.

6. Saca el huevo de la bolsa.

7. Con ayuda de esta técnica, pinta los huevos de diferentes colores.

Método 11: Con ayuda de globos

1. Toma el globo.

2-3. Rómpelo y pon una parte como un sombrero sobre el huevo.

4. Con ayuda de un marcador negro, dibuja en el huevo unos párpados cerrados con pestañas y una boca.

5. Dibuja el rubor en las mejillas con un marcador rosa.

6. Coloca flores artificiales en los sombreros de los huevos.

Imagen de portada 5-Minute Crafts / YouTube
Compartir este artículo