Ideas En 5 Minutos
NuevoPopular
Aprende
Crea
Mejora
Ideas En 5 Minutos

11 Trucos para tomar buenas fotos de niños

----
208

¿Acaso fotografiar niños no es tan difícil como fotografiar mascotas? Se mueven todo el tiempo y difícilmente podemos conseguir que posen naturalmente. Para esto, lo mejor es volverse un “documentalista” y entrenar el ojo para que capte los momentos mágicos que suceden de manera cotidiana.

En Ideas en 5 minutos, te damos unos pequeños trucos para conseguir muy buenas fotos sin más herramientas que una cámara.

1. Nada más natural que la hora de la comida

Para lograr fotos muy naturales, hay que dejar que las escenas simplemente sucedan. Captura el momento cuando tu hija o hijo esté comiendo; puede ser en el desayuno o, por ejemplo, comiéndose una merienda especial, como un chocolate o helado. Si se mancha la cara o las manos, mucho mejor. Procura tomar la foto de frente.

  • Truco: coloca el teléfono o la cámara a la altura de la cintura de tu hija o hijo y captura desde ahí.

2. Fotos con burbujas

Jugar con burbujas es algo que las niñas y los niños aman. Aprovecha y sal a tomar fotografías de este momento. Puedes jugar con el movimiento en ráfaga o usar las burbujas para reflejar un poco los colores y la luz.

  • Truco: pon la cámara en opción macro y pídele a tu niña o niño que atrape una burbuja y la sostenga en su dedo, enfoca justo allí; el efecto será el de una foto de detalle la burbuja en primer plano y el rostro de tu pequeño en segundo.

3. Presta atención a manos y pies

Las manos y los pies de tu hija o hijo son pequeñas y adorables. Busca capturar momentos en los que se vea el movimiento que hace con ellos. Enfócate en ello, verás que el detalle cuenta muchísimo. Además, cuando pasen los años, tendrás un recuerdo bello de esta etapa de su vida.

  • Truco: activa el modo ráfaga en la cámara, esto te permitirá tomar muchas fotos en movimiento.

4. Juega con la perspectiva

Con nuestra “mirada de adultos”, difícilmente pensamos en el mundo de los niños. Regresa a tu infancia y recuerda cómo se veía el mundo desde esos ojos y toma fotografías desde arriba y desde abajo.

  • Truco: si tu cámara lo permite, coloca el lente en “gran angular”, pierde el miedo y tírate en el suelo, toma una foto de tu hija o hijo desde allí. También puedes colocar la cámara desde muy arriba de su cabeza y lograr un efecto de altura. Por supuesto, siempre ten cuidado de no tirar la cámara; seguridad siempre.

5. Busca los reflejos

Esto, además, puede ser un juego divertido. Busca en casa espejos o ventanas donde pueda reflejarse y jueguen a tomarse fotos haciendo caras graciosas. Incluso, puedes tomar un momento cualquiera, por ejemplo, mientras se lava los dientes, y documentar el momento.

  • Truco: coloca el teléfono o la cámara casi “escondida” para que tu reflejo no se vea en el espejo; aunque si lo prefieres, también puedes aparecer.

6. Juega con los colores

Puedes vestir a tu hija o hijo con su prenda favorita, ¿de qué color es? Si tiene un color sólido, es mejor. Ahora, puedes buscar en casa algún objeto que tenga el mismo color (por ejemplo, un globo o un oso de peluche); arma un mini set con estos objetos y otros de diferente color. Anima a la niña o niño a que busque únicamente el que corresponde a la ropa que trae puesta. Síguele con la cámara lista para capturar sus expresiones cuando halle el globo o peluche de idéntico color.

  • Truco: busca un rincón de una habitación que esté muy iluminada o haz las fotografías en el exterior. Aprovecha la luz natural del día.

7. Juega con la luz

Los fotógrafos profesionales saben que la luz lo es todo para la fotografía. Observa alrededor en casa y verás que la luz se comporta de una forma particular en todas partes: en las persianas entreabiertas, en las ventanas, en las habitaciones casi oscuras, etc. Quizá esta será una de las pocas fotos en las que puedes pedirle a tu hija o hijo que se quede quieto, aprovecha para contarle algo relevante o hacerle preguntas sobre su día y lograrás una foto posada muy natural.

  • Truco: coloca el teléfono o la cámara en modo “noche”. Puedes hacer fotos de la cintura hacia arriba o más alejadas, de cuerpo completo. Si tu hija o hijo se mueven, conseguirás un efecto barrido.

8. Captura la hora de dormir

La hora de dormir o de despertar es un momento lindo (además, se ven adorables en sus pijamas). Puedes tomar fotos muy geniales de los niños leyendo un cuento o ya dormidos. Incluso puede ser la hora de la siesta.

  • Truco: coloca también el teléfono o la cámara en modo “noche”, esta vez intenta que tu mano sea firme para conseguir fotos nítidas; procura que haya alguna lámpara encendida aunque en la habitación predomine la oscuridad y no te pierdas de ningún detalle, captura todo lo que haga tu hija o hijo.

9. Atención a sus expresiones

Los niños crecen muy rápido y sus expresiones cambian de un momento a otro. Piensa en esto y pregúntate qué es lo que más te gusta del rostro de tu niña o niño que quisieras conservar para siempre. Por ejemplo, puedes enfocar sus ojos, o su expresión al estar muy serio. Enfoca la cara siempre que puedas.

  • Truco: coloca el teléfono o la cámara en modo “retrato”. Busca momentos del día en que tu hija o hijo esté muy concentrado o mirando algo con atención. Si sabes que alguna actividad desencadena la expresión que busca, créala. Ejemplo, dale un libro para que lea.

10. Aprovecha las habitaciones o paredes vacías

Ya que has perdido el miedo de tirarte al suelo, hazlo cuantas veces puedas. Puedes jugar a colocar un tapete o una alfombra y pedirle a tu hija o hijo que simplemente imagine que se trata de otra cosa, como la arena, o el mar. Toma fotos de varias poses naturales y en diferentes ángulos.

  • Truco: Viste a tu hija o hijo con colores neutros y busca que haya pocos elementos en la habitación (si solo es la alfombra o el tapete, es mejor).

11. Captura los momentos con su mascota

El perro, gato o tortuga de la familia puede ser también un buen aliado a la hora de tomar fotografías memorables. Los niños aman a sus mascotas y les encanta pasar un buen rato con ellas. Déjalos jugar y que fluya la diversión, verás que retratar niños y animales no es tan difícil después de todo, siempre y cuando se les deje ser.

  • Truco: busca tomar las fotos en exteriores, como el jardín o patio, céntrate en encuadres de la cintura hacia arriba para capturar las expresiones tanto de la niña o niño como de los animales.
----
208
Compartir este artículo