Cómo coser un protector para cuna con tus propias manos

Un protector suave para una cuna está diseñado para guardar el calor, evitar lesiones del bebé y protegerlo de las corrientes de aire. Y es bastante fácil hacerlo con tus propias manos.

Ideas en 5 minutos te ayudará en esto: te contará paso a paso cómo coser tales cojines para la cuna con tus propias manos.

Para un tamaño de cuna estándar (120×60 cm), necesitarás 8 o 12 cojines. Si deseas cubrir solo 3 lados de la cuna, entonces 8 cojines serán suficientes. Si has planeado coser para los 4 lados, entonces necesitarás 12.

Necesitarás

  • Tijeras
  • Máquina de coser
  • Aguja para coser a mano
  • Alfileres

Material (para 12 cojines):

  • 2,3–2,5 m de tela (de ancho 150–160 cm)
  • 2,3–2,5 m de rollo de fibra sintética
  • 800–1 200 g de fibra hueca (su cantidad dependerá de qué tan elástico quieras hacer tu cojín)
  • Alrededor de 12 m de cinta de raso (puedes usar más si quieres que sean más largos)
  • Hilos del mismo color que la tela

Elaboración

1. Para eliminar las arrugas, plancha bien la tela antes de cortarla.

2. Coloca la tela frente a ti en una superficie plana y uniforme y corta 2 cuadrados de 37×37 cm.

3. Corta 2 cuadrados de rollo de fibra sintética de 38×38 cm.

Ojo: ten en cuenta que los cuadrados de fibra sintética a propósito deben cortarse de un tamaño más grande que los de tela. Esto es necesario para que la fibra suelta pueda distribuirse de manera más uniforme sobre el cojín a la hora de coserlo.

4. Dobla los cuadrados de tela cara a cara y por abajo agrega los 2 cuadrados de fibra sintética.

5. Corta 2 pedazos de 25 cm de la cinta. Dobla la capa superior de la tela hasta la mitad. Usa alfileres para fijarlos en la parte frontal de la segunda capa de tela. Puedes hacerlo alejándote unos centímetros desde el borde superior del protector.

Ojo: ten en cuenta que debes colocar los lazos de forma simétrica. El borde exterior de la cinta en el punto de unión debe salir más allá de la tela (aproximadamente 1 cm).

6. Dobla la capa superior de tela hacia adentro y fija la pieza con alfileres.

7. Corta 2 trozos más de 25 cm de la cinta y repite los pasos anteriores (de los puntos 5 y 6) con la parte inferior del cojín.

8. Mete los alfileres en la pieza obtenida a lo largo de los bordes para fijar la tela.

9. A 1 cm del borde de la tela, cose a máquina el perímetro del cojín. Deja 10-15 cm sin coser.

Truco: comienza a coser desde el centro de un lado. Esto facilitará voltear el cojín y luego será más fácil coserlo.

10. Saca los alfileres y da la vuelta al cojín.

11. Rellena el cojín con fibra hueca a través del orificio que no cosiste.

12. Dobla los bordes de la tela hacia adentro y cose el orificio del cojín con una puntada invisible.

13. Repite todos los pasos anteriores para hacer los demás cojines.

Opción: al haber aprendido a coser cojines simples, puedes crear variaciones más complejas. Intenta combinar diferentes tipos de tela en el mismo cojín, agregándole unos adornos (moños, encaje o cinta) o cortando un patrón de animal (por ejemplo, un panda, un perro, un búho, un erizo o un venado).

Compartir este artículo