Cómo coser una agarradera de cocina

La agarradera es algo insustituible en la cocina. No solo puede proteger las manos de los platos calientes, sino que también puede convertirse en una gran adición al interior.

Ideas en 5 minutos ha preparado para ti 2 instrucciones paso a paso para hacer agarraderas de cocina.

Agarradera con ribete

Necesitarás:

  • Tela de algodón en uno o dos colores

  • Cinta bies de algodón

  • Sintepon

  • Hilos que hagan juego con el color de la tela

  • Tiza de sastre, marcador especial para tela o pequeño trozo de jabón blanco

  • Alfileres de sastre

  • Regla

  • Máquina de coser

  • Tijeras

Procedimiento:

1. Plancha con cuidado la tela con una plancha de vapor antes de trabajarla. De esta manera no solo harás que la tela no tenga arrugas, sino que también podrás evitar que el producto terminado se encoja.

2. Dobla la tela preparada por la mitad, fíjala con alfileres y delinea los contornos de la futura agarradera. Para la preparación de esta, nosotros dibujamos un cuadrado de 25 cm de lado.

3. Corta con cuidado la base de la agarradera a lo largo del contorno marcado. Ahora deberías tener 2 cuadrados de tela.

4. Mide y corta del sintepon de relleno una capa del mismo tamaño que los cuadrados de tela.

5. Coloca la capa intermedia entre los cuadrados, alinea cuidadosamente los bordes.

6. Fija con cuidado los bordes la agarradera con alfileres o cose el perímetro con hilo suelto.

7. Enhebra la máquina y cose las piezas, dejando entre 5 y 7 mm desde el borde.

8. Recorta los bordes con unas tijeras, quita el exceso, dejando 2 a 3 mm de tela a los lados de la costura.

9. Con un marcador lavable o tiza de sastre, dibuja algunas líneas diagonales en la agarradera. Para que las líneas queden rectas, comienza desde el centro y haz una línea que conecte aparte dos esquinas opuestas. Luego deja unos centímetros hacia arriba o hacia abajo y dibuja una línea paralela a la diagonal central. Luego deja la misma cantidad de centímetros y dibuja otra línea. Delinea de esta manera todo el espacio de la agarradera.

10. Haz puntadas a máquina a lo largo de las líneas.

11. Dibuja líneas iguales en la diagonal opuesta y cóselas, siguiendo las líneas marcadas. Corta el exceso de hilos.

12. Toma la cinta bies y colócala a lo largo del borde de la agarradera de modo que pase unos milímetros hacia dentro de los lados frontal y posterior. Hilvana la cinta alrededor del perímetro de la agarradera. No cortes la punta restante de la cinta completamente, deja unos centímetros para hacer un bucle para colgar.

Consejo: si te resulta difícil trabajar con una cinta bies, puedes doblarla por la mitad y planchar el doblez. Entonces será más fácil colocarla a lo largo del borde de la agarradera.

13. Cose el borde de la agarradera a máquina, dejando 1 a 2 mm del borde de la cinta. Cose también la punta de la cinta que queda para el bucle.

14. Forma un bucle con la cinta bies sobrante y cose la punta suelta a la agarradera a mano o a máquina.

Agarradera en forma de guante

Necesitarás:

  • Tela de algodón de uno o dos colores

  • Relleno de sintepon

  • Cinta bies de algodón

  • Tijeras

  • Tiza de sastre, pequeño trozo de jabón blanco o marcador especial para tela

  • Máquina de coser

  • Hilos a juego con el color de la tela

  • Alfileres de sastre

  • Regla

Procedimiento:

1. Plancha bien la tela antes de trabajarla.

2. Dobla la tela por la mitad y colócala frente a ti. Deja unos centímetros desde el borde y coloca la palma de la mano izquierda sobre el lienzo. Usa una tiza de sastre para marcar su contorno.

3. Para determinar el tamaño de las futuras manoplas, agrega de 4 a 6 cm al contorno dibujado de tu mano. Haz la línea más redondeada y luego corta el molde resultante.

4. Coloca el patrón resultante a otro trozo del lienzo, traza el contorno y corta otra pieza igual. Recuerda doblar la tela por la mitad. Como resultado, debes obtener 4 recortes para los dos lados del futuro guante de tela.

5. Marca dos trozos del relleno de sintepon con la misma forma de manopla. Recorta el relleno a lo largo del contorno.

6. Coloca cada capa de relleno entre dos capas de tela. Y luego júntalas. Ten en cuenta que en cada caso las capas de tela están en contacto con el relleno desde su lado inverso.

7. Alinea los bordes del guante y únelos con alfileres.

8. Cose a máquina alrededor del perímetro de la agarradera, dejando 5 a 7 mm desde el borde, y quitando los alfileres a medida que coses.

Importante: no olvides que hay que coser el guante en tres lados. Es importante dejar sin coser el lugar para pasar la mano.

9. Para que la costura sea más duradera y para evitar que la tela se deshilache, puedes trabajar el borde en overlock o hacer una costura en zigzag a lo largo de la puntada recta a máquina.

10. Recorta con cuidado los bordes de la tela y da vuelta a la agarradera.

11. Cose el borde inferior del guante, dejando 5 mm desde su base. No olvides que no hay que coser la parte superior e inferior del guante entre sí.

12. Corta el exceso de hilos, luego hilvana la cinta bies en la agarradera. Es mejor comenzar a moverse desde una de las costuras.

13. Cose a máquina dejando 1 a 2 mm desde el borde de la cinta bies. Si es necesario, forma un lazo con la cinta y cóselo a la agarradera.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo