Cómo decorar postres

No hace falta ser un pastelero profesional para decorar pasteles, tartas, pastelillos y otros postres de forma original. Aquí tienes algunas ideas que no requieren equipos especiales de repostería ni ingredientes raros.

Ideas en 5 minutos comparte los secretos de cómo decorar postres de forma fácil y sencilla.

Idea n.º 1: utilizar chocolate blanco

1. Toma pedazos de chocolate blanco.

2. Derrítelos en baño María.

3. Añade colorante alimentario al chocolate derretido.

4. Remueve hasta que el color sea homogéneo.

5. Cubre una bandeja para hornear con papel para hornear. Aplica 2 cucharaditas de chocolate sobre el papel.

6. Extiende el chocolate en una franja ancha con un pincel sobre el papel de hornear.

7. Deja que el chocolate se seque a temperatura ambiente y se separe del pergamino.

8.-9. Decora el postre con las tiras de chocolate de colores.

Idea n.º 2: utilizar malvaviscos

1. Haz una tarta de bizcochos empapada de crema.

2.-3. Toma un recipiente de vidrio en forma de cúpula y presiona con ella sobre el pastel. Es mejor si el recipiente tiene bordes finos.

4. El bol debe llegar hasta el fondo. Retira los bordes cortados del pastel y retira el bol cuidadosamente.

5. Unta la cúpula resultante de manera uniforme con la crema por todos los lados.

6. Con pequeños malvaviscos blancos, haz la entrada del futuro iglú.

7. Cubre todos los lados del pastel con malvaviscos, apilándolos suavemente uno al lado del otro. Los malvaviscos se pueden unir con la crema pastelera. Espolvorea azúcar glas sobre el postre si lo deseas.

Idea n.º 3: usar chocolate negro

1. Rellena cucharas con chocolate negro derretido exprimiéndolo del cono de repostería.

2. Coloca las cucharas con chocolate en una superficie dura forrada con papel para hornear. Déjalas enfriar durante 10 minutos.

3. A continuación, desliza el chocolate hacia delante, separándolo de las cucharas.

4. Decora el postre con los pétalos de chocolate.

Idea n.º 4: usar chocolate negro y agua

1. Toma una jarra de agua potable fría y chocolate negro derretido en un cono de pastelería.

2. Haz movimientos caóticos en espiral con la mano mientras exprimes el chocolate sobre el agua.

3. Con un tenedor, saca la espiral de chocolate del agua. Sécalo con una toalla de papel.

4. Decora el postre con una espiral de chocolate.

Idea n.º 5: utilizar crema batida

1. Toma una lata de papas fritas limpia y vacía y utiliza un sacacorchos para hacer agujeros en el fondo de la lata.

2. Llena la lata con crema.

3. Introduce una manzana en la lata.

4.-5. Presiona la manzana con una cuchara de mango largo para exprimir la crema sobre una masa con el borde. Rellena todo el espacio de la masa con crema.

6. Coloca unas cuantas fresas en el centro del pastel. Espolvorea chocolate rallado alrededor de las fresas.

Idea n.º 6: utilizar una cortadora de manzanas

1. Toma una magdalena o un muffin cubierto de glaseado que aún no se haya enfriado.

2. Coloca un cortador de manzana encima.

3. Usa una cucharadita para agregar un aderezo de confitería diferente a cada sección del cortador de manzanas.

4. En el centro, coloca un caramelo de color llamativo.

5. ¡Listo!

Idea n.º 7: utilizar caramelo y fresas

1. Quítales los tallos a las fresas. Pon las fresas sobre un palillo y sumérgelas completamente en un caramelo rojo.

2. Saca las fresas del caramelo y sigue manteniendo la baya bocabajo hasta que el caramelo esté completamente seco.

3.-4. Con un palillo de dientes, clava las fresas en el pastel. Haz unas tres fresas en caramelo para decorar el hojaldre.

Importante: asegúrate de retirar los palillos del postre antes de servirlo para evitar lesiones.

Idea n.º 8: utilizar caramelo rojo

1. Vierte el caramelo rojo en una esterilla de silicona para hornear.

2. Cuelga la esterilla de forma que el caramelo fluya hacia abajo y se endurezca en esta posición. Para ese propósito, puedes, por ejemplo, utilizar el respaldo de una silla (la silla debe cubrirse previamente con algo para evitar que se ensucie). El caramelo debe deslizarse por ambos lados de la esterilla, y el espacio entre los dos lados debe ser de unos 4 cm.

3. Vierta el mismo caramelo de color rojo sobre el bizcocho. Encima, coloca la decoración que ya se ha endurecido, simulando ser una “llama”.

Idea n.º 9

1. Utilizando un cono de pastelería, coloca crema teñida de rojo con colorante alimentario sobre la tarta formando un círculo.

2.-3. Utiliza un cuchillo de mesa para hacer movimientos dentro del círculo para que la crema parezca una flor de amapola (ver foto).

4. Espolvorea las semillas de amapola en el centro de la flor. Junto a la flor, exprime del cono de pastelería un poco de crema verde en varios lugares en forma de puntos grandes.

5. Utiliza un cuchillo de mesa para convertir los puntos verdes en hojas.

6. Decora el pastel con muchas flores de amapola de diferentes tamaños.

Idea n.º 10

1. Toma bastoncitos dulces y colócalos en los lados del pastel: serán los futuros tallos de las flores. Haz hojas verdes con gomitas.

2.-3. Sobre los bastoncitos, exprime crema del cono de pastelería en forma de flor.

4. ¡Listo!

Idea n.º 11

1.-2. Toma un huevo duro y sumerge uno de sus lados en chocolate blanco derretido. Hazlo con varios huevos.

3. Coloca los huevos con chocolate blanco en la nevera.

4. Cuando el chocolate se endurezca, retíralo con cuidado de los huevos.

5.-6. Con los pétalos de chocolate blanco, haz una elegante flor de loto sobre el postre.

Idea n.º 12

1. Coloca el cacao en polvo en un bol.

2. Sumerge un tenedor en el cacao.

3.-4. Presiona el tenedor contra los lados del pastel para crear rayas horizontales y verticales.

5. ¡Listo!

Idea n.º 13: utilizar bizcocho de chocolate

1. Toma un bizcocho de chocolate y una taza.

2. Utiliza el vaso para cortar un círculo en el bizcocho.

3. Coloca el círculo de bizcocho en la magdalena cortada por la mitad.

4. Sobre el círculo de bizcocho, vierte una crema amarilla del cono de pastelería. La crema amarilla debe parecerse a una rodaja de queso.

5. A continuación, vierte la crema roja, debe parecer kétchup.

6. Luego, vierte una crema verde espesa que simulará ser las hojas de lechuga.

7. Coloca la segunda parte de la magdalena encima y rocíala con miel.

8. Espolvorea encima con azúcar moreno.

9. ¡Tu dulce “hamburguesa” está lista!

Compartir este artículo