Cómo hacer arena casera para gatos

Las arenas caseras para gatos son biodegradables, lo cual es favorable para el medioambiente. Además, no contienen químicos que pueden ser dañinos para tu mascota. Y lo mejor de todo es que puedes elaborarlas en casa de forma sencilla y ahorrar dinero al hacerlo.

Ideas en 5 minutos te mostrará 4 métodos.

Método 1: Aserrín

El aserrín es ecológico y biodegradable. Además, puedes conseguirlo gratis en obras de construcción o carpinterías.

Vas a necesitar:

  • Arenero

  • Aserrín

  • Agua

  • 2 cdtas. de bicarbonato de sodio

  • Detergente ecológico o biodegradable

  • Botella con rociador

Procedimiento

  1. Lo primero que debes hacer es retirar las astillas para evitar que el gato se haga algún daño.

  2. Lava el aserrín con el detergente ecológico y luego enjuágalo.

  3. Hierve el agua y añade el bicarbonato. Deja por 2 minutos y retira del fuego. Deja enfriar.

4. Rellena la botella y rocía el aserrín, ya en el arenero, con bicarbonato.

5. Deja secar al sol y luego estará listo para su uso.

Método 2: Arena de construcción

Es un método económico, ya que puedes conseguir arena como desecho en una obra de construcción. Además, proporciona propiedades absorbentes y se aglutina para hacer más sencilla la limpieza del arenero.

Vas a necesitar:

  • Arenero

  • Cernidor o colador para arena

  • Arena

  • 2 cdtas. de bicarbonato de sodio

Procedimiento

  1. Pasa la arena por el colador o cernidor, con la finalidad de remover cualquier escombro que pueda hallarse en ella.

  2. Mezcla con el bicarbonato, el cual funciona igualmente para absorber los olores de los desechos del felino.

  3. Agrega la mezcla al arenero.

Método 3: Papeles reciclados

Puedes utilizar papel periódico reciclado para hacer un arenero en casa.

Vas a necesitar:

  • Arenero

  • Papel periódico

  • Colador

  • Guantes

  • Agua tibia

  • 2 cdtas. de bicarbonato de sodio

  • Detergente ecológico biodegradable

Procedimiento

  1. Pica los periódicos reciclados que vas a utilizar.

  2. Ponlos en remojo en agua tibia y detergente neutro, de forma que los trozos tengan consistencia.

  3. Deja enfriar y cuela.

4. Agrega agua fría y bicarbonato de sodio. La preparación ya estará lista para hacer bolas con el papel. Colócate los guantes para que estas no se adhieran a tus manos.

5. Cuela por última vez y deja secar al sol. Una vez secas, las bolas ya estarán listas para agregar al arenero.

Método 4: Maíz, yuca o trigo

1. Con harina de maíz: Una buena forma de hacer arena casera es utilizar harina de maíz. Es biodegradable y, al entrar en contacto con los desechos del gato, forma terrones sólidos, lo cual facilita la limpieza del arenero.

Es recomendable añadir una cucharadita de bicarbonato de sodio con la finalidad de bloquear el mal olor.

2. Con trigo: Compra trigo molido o granos de trigo y muélelos. Lo ideal es que no sean tan finos. Coloca todo en el arenero y añade bicarbonato de sodio para ayudar a disminuir el olor. También puedes agregar un poco de harina de maíz o de yuca.

3. Con harina de yuca: Mezcla harina de maíz con harina de yuca y coloca todo en el arenero. Esto se adherirá a los desechos del gato, formando bloques para que la limpieza sea más sencilla.

Nota: Cuida que tu mascota no quiera comer la mezcla. Si notas que eso sucede, utiliza otra opción.

Compartir este artículo