Cómo hacer un ramo de dulces

Desde hace algún tiempo, los ramos dejaron de ser puramente arreglos florales. Ahora están hechos de frutas, bayas, peluches, salchichas e incluso pañales y calcetines para bebés. Pero el más versátil de ellos, quizás, sea un ramo de dulces. Se puede regalar a un niño, a un amigo, a una novia e incluso a una suegra, y todos estarán felices.

Ideas en 5 minutos ha preparado 2 pequeñas clases magistrales con las cuales podrás armar tu propio ramo fácilmente.

Ramo de chocolates

Ingredientes:

  • 7 fresas cubiertas con chocolate blanco
  • 9 bolitas de dulce (chocolate de leche)
  • 3 dulces de chocolate con relleno de coco
  • 7 chocolates grandes
  • 3 suflé en chocolate
  • 4 chocolates pequeños en empaque individual
  • 4 barritas de chocolate con coco
  • 4 barritas de chocolate con turrón y caramelo

Inventario:

  • pinchos de madera para asar carne (de 25 cm)
  • tijeras
  • guillotina para cortar papel
  • cinta adhesiva ancha
  • cinta de medir o regla
  • hilo
  • pistola de pegamento
  • cinta de satén estrecha
  • 2 tipos de papel para envolver
  • guantes delgados de látex (opcional)

Proceso de elaboración:

1. Saca los dulces de sus envolturas y coloca cada uno de ellos en un pincho. Para el suflé y los chocolates más grandes, utiliza dos o tres pinchos.

Importante: debido al calor de las manos, el chocolate puede comenzar a derretirse rápidamente, por eso, en la medida de lo posible, intenta hacer esto en un lugar fresco, lejos de los dispositivos de calefacción (puedes abrir la ventana). Para que no queden las huellas de tus dedos en los chocolates, recomendamos trabajar con unos guantes de látex delgados.

2. Los dulces para el ramo se colocarán en filas. Empieza a formar la primera fila utilizando 5 chocolates de diferente forma. Colócalos de tal manera que no se toquen densamente el uno al otro y fija los pinchos por la parte de abajo con cinta adhesiva.

Importante: los dulces de chocolate pueden ser demasiado frágiles, por eso es mejor no mover bruscamente el ramo. Para tu comodidad, coloca el ramo en la orilla de la mesa y en tal posición sujeta los pinchos por la parte inferior con cinta adhesiva.

3. Encima de la primera fila, coloca la segunda fila de dulces. Bájalos un poco más que los anteriores. Utiliza diferentes chocolates para agregarle dinamismo a la composición. Fija todo con cinta adhesiva.

4. Los dulces en la tercera fila nuevamente se colocan un poco más abajo que los chocolates de la fila anterior. Mueve algunos dulces un poco hacia enfrente, creando volumen para el ramo. Para fijarlos, nuevamente utiliza cinta adhesiva.

5. Coloca la cuarta fila de dulces un poco más abajo que la anterior. Agrega dulces entre los chocolates en donde se haya formado un gran espacio.

Importante: despliega los pinchos libremente, evitando presionar los dulces unos sobre otros. La cinta adhesiva con la que se enrollan los pinchos no debe estar demasiado presionada.

6. Puede que los chocolates pequeños no se sostengan muy bien en los pinchos, por eso agrégalos de último. Colócalos en diferentes filas en un orden caótico y no olvides fijarlos con cinta adhesiva.

7. Pon a un lado el ramo preparado y toma un poco de papel para envolver. Elige cuál de los dos colores será el principal y cuál el secundario. Del papel del color principal (en nuestro caso, es el papel con tiras) corta 1 pedazo de 40×40 cm, 2 pedazos de 30×40 cm, 4 pedazos de 20×20 cm. Con el papel del color secundario (papel con puntos), corta dos pedazos de 20×40 cm y 2 pedazos de 20×20 cm. También, como una decoración adicional, puedes cortar 2 pequeños pedazos de 10×10 cm del papel secundario (opcional).

8. Toma el tramo grande del papel para envolver principal (40×40 cm) y colócalo de tal manera que parezca un rombo. Dobla ligeramente la esquina inferior y córtala con unas tijeras o cuchillo. Después, en el lugar en donde cortaste la esquina, realiza un corte vertical a una altura de aproximadamente 10 cm. Asegúrate de que el corte se encuentre en medio del recorte anterior.

9. Coloca cuidadosamente el ramo en el papel y dobla suavemente las esquinas laterales. Envuelve el papel alrededor de los pinchos con cinta adhesiva.

10. Toma dos pedazos de papel cortado de 30 × 40 cm. Dóblalos a la mitad por el lado más corto y colócalos en los lados derecho e izquierdo del ramo. Sujétalos con cinta adhesiva.

11. Repite esta manipulación con los pedazos de 20 × 40 cm del papel del color adicional. Dóblalos a la mitad y colócalos en la orilla del ramo.

12. Dobla los pedazos pequeños de papel de 20 × 20 cm a la mitad y cubre con ellos los pinchos que sobresalen del ramo. Sujeta el papel con un hilo.

13. Toma los cortes de 20×20 cm del papel de color secundario. Dobla cada uno de ellos a la mitad y cubre los costados. También, bajo el ramo, a la derecha e izquierda, podrás agregar los pedazos de papel de 10×10 cm. Para pegarlos, utiliza la pistola de pegamento.

14. Toma los dos cortes que sobran del papel principal (20×20 cm) y colócalos de forma diagonal. Agrega pegamento en cada borde con ayuda de la pistola y después pégalos en la parte inferior del ramo.

Importante: el pegamento necesitará un poco más de tiempo para adherirse fijamente al papel. Presiona muy bien los bordes del papel por unos cuantos segundos para que se fije densamente.

15. En la base del ramo, haz un pequeño moño con la cinta de satén.

16. Para que los dulces se conserven mejor en el ramo, adicionalmente puedes envolverlo en papel transparente. Para esto, fija el papel transparente en la base del ramo con ayuda de una grapa, adorna el “tallo” con cinta y junta el borde superior en forma espiral y también fíjalo con cinta.

Ramo de malvaviscos

Ingredientes:

  • caja de malvaviscos grandes
  • caja de malvaviscos medianos de color
  • 1/2 caja de minimalvaviscos circulares
  • 1/2 caja de malvaviscos en espiral multicolor

Inventario:

  • guillotina para cortar papel
  • tijeras
  • cinta adhesiva ancha y angosta
  • pinchos de madera para asar carne (altura 30 cm)
  • pistola de pegamento
  • hilo
  • 2 tipos de cinta de satén
  • 2 tipos de papel para envolver
  • decoración adicional para adornar (nosotros usaremos estrellitas)

Proceso de elaboración:

1. Inserta los malvaviscos grandes en las puntas de los pinchos.

2. Toma un malvavisco y coloca a su alrededor de 5 a 6 piezas, de tal forma que se asimilen a los pétalos de una flor. Fíjalo con cinta adhesiva. Pon el resto a un lado.

3. Inserta los malvaviscos de color en los pinchos.

4. Agrega unos cuantos malvaviscos de color al ramo. Colócalos en los espacios formados entre los malvaviscos grandes. Fija los pinchos con la cinta adhesiva estrecha.

5. Coloca los pinchos en forma de espiral y fíjalos con cinta adhesiva para que la posición de los dulces no cambie.

6. Alrededor de los malvaviscos de colores, haz un nuevo círculo de malvaviscos grandes colocando de igual forma los pinchos en espiral. Fíjalos con cinta adhesiva.

7. Inserta en los pinchos los malvaviscos en formal de espiral.

8. Coloca los malvaviscos en espiral formando un círculo en los espacios formados entre los malvaviscos grandes. Fíjalos con cinta adhesiva.

9. Haz otro círculo de malvaviscos grandes y colócalo por todo el perímetro del ramo.

10. Pega la decoración en los pinchos con ayuda de la pistola de pegamento.

11. Inserta los malvaviscos circulares en un pincho doble. Ten cuidado, haz esto con mucha delicadeza, ya que el malvavisco es muy suave y se puede romper.

12. Coloca los malvaviscos circulares por el borde del ramo. Inserta los pinchos con decoración cuidadosamente en un orden caótico.

13. Deja el ramo al lado y toma el papel para envolver. Corta 3 pedazos de 30×60 cm del papel de cada color.

14. Dobla cada pedazo a la mitad por el lado más corto ligeramente hacia la esquina de modo que los bordes no coincidan. A continuación, dobla el papel en dos partes por el lado más largo, pero procura que no quede en partes iguales.

15. Repite este proceso con cada uno de los 6 cortes de papel. Si lo deseas, puedes fijar los pliegues con cinta adhesiva de doble cara o engrapadora.

16. Toma uno de los pedazos de papel doblado y envuélvelo alrededor del ramo, fijándolo con cinta adhesiva. Repite el proceso con otro pedazo del mismo color, colocándolos uno tras otro.

17. Toma un pedazo de papel de otro color y envuelve el ramo de la misma forma. Fija el papel con cinta adhesiva.

18. Mide otros dos pedazos de 30×30 cm. Elige el color que quedó en la parte externa del ramo.

19. Dobla todos los pedazos a la mitad por el lado más corto y envuelve la punta del ramo. Fija la punta con una cinta adhesiva ancha.

20. Ata un moño con la cinta de satén en la parte inferior del ramo. Puedes utilizar cintas de diferentes colores atando una tras otra.

Importante: los malvaviscos se secan muy rápido, por eso no vale la pena guardar este ramo por mucho tiempo.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo