Cómo hacer una piscina con tus propias manos

Una piscina de verano en la casa de campo o en el patio trasero de la casa ayuda mucho en los días calurosos, especialmente cuando no hay forma de viajar hacia el mar. Al mismo tiempo, muchas personas prefieren armar una piscina temporal por su cuenta todos los años, porque la construcción de una piscina permanente requiere un espacio grande e inversiones importantes.

Por lo tanto, en Ideas en 5 minutos hemos recopilado algunos consejos probados para aquellos que sueñan con construir una piscina simple con sus propias manos.

Selección del lugar

  • Es mejor colocar una piscina donde haya mucha luz solar, la cual calentará el agua.
  • En las inmediaciones de la piscina, no debe haber árboles que puedan contaminar el agua con hojas y ramas.
  • Si es un lugar ventoso, debes instalar una pantalla especial o plantar un seto vivo para bloquear el flujo de aire. De lo contrario, el agua se evaporará más rápido y, al salir de la piscina, las personas sentirán un frío desagradable.
  • Por encima de la piscina y bajo tierra donde se encuentra, no debe haber comunicaciones, como cables telefónicos y eléctricos o alcantarillado.
  • Es mejor poder observar todo lo que sucede en la piscina desde la ventana, estando en casa. Por lo tanto, no debes armarla detrás de una pared sin ventanas.

Elección de materiales

  • Se recomienda utilizar palés HT únicamente. Esto significa que fueron sometidas a un tratamiento térmico seguro con aire caliente.
  • La lona debe ser densa e impermeable. Es mejor dar preferencia a la lona de PVC.

Piscina de palés

Paso 1. Coloca los palés sobre una lona en un círculo para que formen las paredes de la futura piscina. Para calcular correctamente la cantidad de lona necesaria para el trabajo, mide la base de la piscina planificada. Agrega la altura y el ancho de los costados, porque el material se coloca hacia adentro, a lo largo de los lados y se fija a ellos. Junta los palés entre sí con tablas y correas que se usan para amarrar cargas.

Paso 2. Coloca una segunda capa de lona en el interior. Puedes fijar la goma espuma a lo largo de los bordes de la piscina y colocar una tercera capa de lona en el interior.

Paso 3. En la parte superior, fija el marco de las tablas. El borde exterior se puede decorar con una valla de bambú u otro material. Solo queda llenar la piscina con agua.

Una piscina de este tipo es fácil de instalar en una hora. Pero si vas a saltar desde un lado, entonces los bordes deben estar fortalecidos adicionalmente desde el exterior.

Piscina prefabricada con plataforma de palés

Paso 1. En una lámina de lona, ​​instala una simple piscina prefabricada que consta de una estructura de plástico y un material impermeable. Para calcular la cantidad de lona que necesitas, calcula la base de la piscina y agrega 10-15 cm adicionales alrededor de los lados.

Paso 2. Luego, construye un marco de madera a su alrededor: su nivel superior no debe ser más alto que los bordes de la piscina prefabricada.

Paso 3. Para hacer el piso, coloca tablas de palés de madera en el marco creado. Úsalas para terminar los lados de la estructura. No olvides instalar una pequeña escalera en una esquina para que sea más fácil subir a la plataforma.

Piscina de heno

Paso 1. Pon pacas de heno alrededor del perímetro de la futura piscina. Cúbrelas con una doble capa de lona y asegúralos con una cuerda. Para calcular la cantidad de lona necesaria para el trabajo, mide la base de la piscina planificada y los costados de la piscina, luego agrega aproximadamente 20 a 30 cm para los bordes.

Paso 2. Coloca pacas de heno adicionales alrededor de la piscina. Ya está lista una piscina sencilla para refrescarse en un día caluroso en el campo.

Mantenimiento de la piscina

  • Para que durante el tiempo de inactividad el agua de la piscina no se caliente, se evapore más lentamente y no le entre suciedad, es mejor cubrirla con un toldo especial o una capa adicional de lona.
  • El agua de la piscina debe drenarse después de 24 a 48 horas si no se utiliza un sistema de purificación de agua. Si recurres a la cloración, el agua se puede cambiar cada 2 semanas.
  • Antes de la llegada del frío, se debe drenar el agua de la piscina temporal. Si la piscina no es resistente a las heladas o está hecha de lona, ​​debes desmontarla para el invierno y colocarla en un lugar cálido. Si la piscina es resistente a las heladas, debes cubrirla con un toldo y fijar bolsas con agua u otra carga a lo largo del borde del toldo, lo que no permitirá que la nieve y el hielo lo empujen.
Compartir este artículo