Cómo hacer velas caseras

Las velas son perfectas para iluminar una habitación, añadir un poco de fragancia y mejorar el ambiente en general. Ideas en 5 minutos ha cubierto todos los pasos para que puedas hacer tus propias velas en casa.

Lo que necesitarás

  • Cera
  • Mechas enceradas para velas
  • Pegamento instantáneo
  • Envases de vidrio
  • Una esencia y un colorante
  • Periódicos o toallas de papel
  • Tijeras
  • Un termómetro
  • Olla para baño María (para derretir la cera)

Primero: elige la cera

Estos son algunos tipos de cera disponibles en el mercado:

  • Parafina: Este es el tipo de cera más popular y es la opción más barata.
  • Cera de soja: Es un tipo de cera completamente natural que da la opción de tener cera en escamas.
  • Cera de abejas: Es una de las mejores del mercado. También está disponible en láminas de cera de abejas. Esta cera es 100 % natural.
  • Cera de palma: Esta es una cera totalmente natural producida por el aceite de palma. Permite crear velas con texturas únicas, como las que tienen patrones cristalizados, por ejemplo.

Cómo hacer velas caseras

1. Prepara el área de trabajo

Coloca algunos periódicos o toallas de papel alrededor de tu zona de trabajo para que la mesa no se ensucie y sea fácil de limpiar.

2. Derrite la cera

Vierte un poco de agua en el fondo de tu olla para baño María. Añade alrededor de 200 g de cera a la olla superior y observa cómo se derrite. Este paso tomará alrededor de 10-15 minutos.

Nota: Si no tienes una olla para baño María, siempre puedes colocar una olla pequeña dentro de una más grande.

3. Pega la mecha encerada al envase

Usando pegamento instantáneo, adhiere la mecha al recipiente de vidrio.

4. Añade una esencia y un colorante

Una vez que la cera se derrita, agrega una esencia y un colorante de tu elección. Busca en las tiendas los aceites con fragancias y los colorantes para velas. Alrededor de 30 gramos de esencia y colorante por cada 450 gramos de cera servirán. Revuelve durante 30 segundos.

5. Deja que la cera derretida se enfríe

Deja que la cera se enfríe un par de minutos. La temperatura óptima es entre 50 y 60 grados.

6. Viértela en el envase

Vierte la cera derretida en un recipiente de vidrio. Envuelve la mecha alrededor de un utensilio de escritura para que se quede en el medio. Si la mecha no está en el medio, la vela no se quemará correctamente.

Asegúrate de dejar algo de cera dentro del recipiente para más tarde.

7. Deja la mecha asegurada

Para asegurarte de que la mecha permanezca en su lugar mientras la cera se endurece, deja el utensilio de escritura encima del recipiente durante algún tiempo.

8. Deja que se enfríe

La vela debe enfriarse durante al menos unas horas. Se formará un pequeño hundimiento en el centro y la cera se desprenderá de los bordes.

9. Rellena el espacio restante del envase

Vuelve a calentar un poco de la cera que quedó en la olla y cubre la vela para que desaparezca el hundimiento. No agregues demasiado y asegúrate de completar solo las partes que tienen huecos.

10. Recorta la mecha

Recorta un poco la mecha para que se queme correctamente una vez que enciendas la vela.

11. Limpia todo

No te olvides de limpiar todo. Tira las toallas de papel sobre las cuales ha caído la cera y se ha endurecido mientras realizabas el trabajo. Si la cera todavía está en su forma líquida, trata de limpiarla lo antes posible con una toalla de papel.

Resultado final

Después de esperar unas horas y comprobar que la vela se haya endurecido por completo, podrás disfrutar de tus creaciones caseras.

Compartir este artículo