Cómo limpiar los cubiertos para dejarlos como nuevos (3 técnicas)

Si vas a hacer una cena en casa, debes fijarte en los pequeños detalles. Los invitados pueden ser exigentes y, sin importar qué tan buena sea tu cocina, si los cubiertos están sucios, opacos o manchados, la velada no será tan agradable.

Ideas en 5 minutos quiere mostrarte algunos consejos útiles para limpiar la cubertería y notar una verdadera diferencia en el aspecto de cucharas, cuchillos y tenedores.

Cucharas, cuchillos y tenedores de plata

Necesitarás:

  • Bandeja de aluminio desechable
  • Bicarbonato de sodio
  • Paño de microfibra
  • Guantes de plástico o algodón
  • Pulidor de plata comercial (opcional)

Procedimiento:

1. Coloca los utensilios de plata en el recipiente de aluminio desechable. Si no cuentas con una bandeja de aluminio, puedes forrar un cubo con papel aluminio. Evita usar cualquier plato de cocina, ya que el proceso puede mancharlo o impregnarlo de olor.

2. Espolvorea una capa uniforme de bicarbonato de sodio sobre las piezas de plata y vierte agua hirviendo en la bandeja hasta que los cubiertos estén completamente sumergidos.

3. Espera unos cuantos minutos para que la plata y el bicarbonato de sodio hagan reacción. Retira la plata del recipiente y usa el paño de microfibra para secar bien las piezas. Puedes usar guantes de plástico o algodón para proteger tu piel.

4. Usa el paño para pulir las piezas de plata frotando vigorosamente por todas partes y en movimientos circulares.

5. Si los cubiertos estaban muy descuidados, repite el proceso de limpieza. Si deseas que la plata sea aún más brillante, puedes aplicar un pulidor de plata comercial y darles a las piezas un último pulido con el paño de microfibra.

6. Para mantener la plata en buen estado, puedes guardarla en una franela y así mantener los cubiertos libres de manchas y deslustre.

Cubertería de acero inoxidable

Necesitarás:

  • Detergente para vajillas
  • Bandeja de plástico
  • Vinagre o jugo de limón
  • Paño de microfibra
  • Guantes de plástico

Procedimiento:

1. Mezcla detergente con agua en la bandeja de plástico y sumerge los cubiertos manchados. Deja remojando durante toda la noche.

2. Enjuaga y lava bien las cucharas, tenedores y cuchillos de acero inoxidable.

3. Moja el paño de microfibra en el vinagre o jugo de limón y frota hasta eliminar las manchas de los cubiertos. Puedes usar guantes de plástico para proteger tu piel de las sustancias abrasivas.

4. Lava y enjuaga bien todos los cubiertos. Para mantener el acero inoxidable en óptimas condiciones, no dejes la cubertería sumergida en agua por períodos prolongados. Recuerda lavarlos a mano y secarlos de inmediato con un paño de cocina.

Cubiertos de madera

Necesitarás:

  • Detergente para vajillas
  • Bandeja de plástico
  • Paño de cocina
  • Bicarbonato de sodio o jugo de limón
  • Guantes de plástico
  • Aceite mineral o aceite de linaza (opcional)

Procedimiento:

1. Deja remojando durante la noche los utensilios de madera en una solución de agua y vinagre blanco en partes iguales. Este paso elimina la acumulación de comida.

2. Retira la madera de la solución y procede a remover los olores. Puedes fregar la superficie con un limón cortado por la mitad o con una pasta de bicarbonato de sodio y agua. Puedes usar guantes de plástico para proteger tu piel.

3. Lava los cubiertos de madera con agua y detergente.

4. Usa un paño de cocina para secar los utensilios o déjalos al aire libre.

5. Si la madera se ve seca y sin vida, puedes frotar las piezas con aceite mineral o incluso aceite de nuez o linaza. Evita usar aceites a base de alimentos como el vegetal o el aceite de oliva. Este paso le devolverá el brillo a tus utensilios de cocina.

Compartir este artículo