Cómo mezclar colores

Puede parecer increíble, pero para obtener la mayoría de los colores, solo necesitas 3 básicos: rojo, amarillo y azul. Para hacerlo, tienes que saber cómo mezclarlos.

Junto con Ideas en 5 minutos aprenderás a mezclar colores y a obtener tonos más complejos a partir de los simples.

Cómo obtener otros colores a partir de los 3 básicos

En total, existen 3 colores primarios que no pueden obtenerse mezclando otros. Son azul, rojo y amarillo. Ellos dan lugar a todos los demás tonos.

Mezclando 2 de 3 colores primarios, pueden obtenerse 3 colores secundarios.

  • Rojo + azul = morado

  • Azul + amarillo = verde

  • Rojo + amarillo = naranja

Si mezclas los 3 colores primarios juntos, obtendrás negro.

Importante: Mezclando diferentes tonos de colores primarios pueden obtenerse distintas variaciones de los secundarios.

Por ejemplo: Cuando combinas azul oscuro con amarillo oscuro, obtienes un color verde pantano, y cuando mezclas amarillo claro y azul cielo, obtienes verde claro.

Al mezclar un color primario con uno secundario adyacente, se obtiene un color terciario intermedio.

  • Rojo + naranja = rojo anaranjado

  • Naranja + amarillo = amarillo anaranjado

  • Amarillo + verde = amarillo verdoso (verde claro o limón)

  • Verde + azul = azul verdoso

  • Azul + violeta = azul violáceo

  • Morado + rojo = rojo morado

Importante: Los tonos de los colores pueden variar mucho. El predominio de un pigmento en particular depende de la proporción de los tonos al mezclar.

Por ejemplo: Si mezclas azul y amarillo en proporciones iguales, obtendrás un verde hierba. Si tomas 2 veces más de azul, el tono verde se acercará al color de una aguamarina. Y si el color predominante es el amarillo, al mezclarlo resultará ser verde claro.

Pero ¿qué pasa con el gris y el café?

Puedes obtener el color café mezclando 3 colores primarios en diferentes proporciones. Si agregas más azul a la pintura, el tono se volverá más oscuro; más amarillo lo hará más claro, y más rojo lo volverá más brillante.

La forma más fácil de conseguir el color gris es mezclar el blanco con el negro. La intensidad del tono puede variar según las proporciones. También se obtiene un agradable color gris mezclando una gran cantidad de azul con una gota de naranja (el brillo de esta tonalidad puede variar si se le añade blanco a la pintura) o amarillo con violeta.

¿Qué sucede si agregas negro o blanco al color?

Para obtener una variación más clara de un color, debes agregarle un poco de blanco. Cuanto más blanco mezcles con otro tono, más claro será el resultado.

Si, por el contrario, necesitas un tono más profundo, agrégale un poco de negro. También recuerda: cuanto más negro uses, más oscuro será el color.

Hoja con trucos de mezcla de colores

Compartir este artículo