Cómo patinar en cuatro ruedas nivel principiante

Patinar es un deporte que puede ser realizado tanto por niños como por adultos. Además de ejercitar el cuerpo, permite disfrutar de buenos momentos al aire libre, pues resulta muy divertido. También sirve como medio de transporte. Puede ser por estas razones que se vean a cada vez más personas patinando en las ciudades.

Ideas en 5 minutos comparte contigo los pasos básicos para aprender a patinar en cuatro ruedas (no lineal) para que te animes a empezar cuanto antes.

1. Consigue el equipo necesario para comenzar a patinar

Para aprender a patinar, es necesario utilizar un equipo adecuado que brinde protección ante las posibles caídas:

  • casco especial para patinadores;
  • rodilleras y coderas, que ayudan a amortiguar las caídas;
  • guantes ligeros, para proteger los dedos;
  • protector bucal, que protege los dientes en caso de choques;
  • patines de bota rígida que queden cómodos.

Ahora, busca el lugar apropiado para empezar a practicar. Debe ser llano, con suelo asfaltado y, de ser posible, lejos del tráfico.

2. Adquiere equilibrio

Antes de empezar a deslizarte sobre cuatro ruedas, debes aprender a mantener el equilibrio. Para ello, ubícate en un terreno donde las ruedas no puedan moverse, como el césped. Si tienes cerca una superficie de apoyo como un banco, una barandilla o un poste, mucho mejor.

Intenta permanecer parado sin sostenerte. Luego, practica la posición de seguridad. Coloca los pies en paralelo, flexiona ligeramente las rodillas procurando que estén alineadas con las puntas de los patines y la nariz. Por último, adelanta los brazos.

Una vez que consigas mantenerte estable, puedes probar llevando una pierna hacia adelante y hacia atrás. También puedes practicar pequeños saltos en el sitio.

Cada vez que termines uno de estos movimientos, vuelve a la posición de seguridad. No es necesario que levantes los brazos, sino que logres volver a colocarte en la postura con las rodillas flexionadas.

3. Avanza en línea recta

Cuando ya te sientas seguro sobre tus patines, ya puedes probar a deslizarte sobre una superficie lisa. Párate con los pies colocados en forma de V, separándolas puntas y juntando los talones.

Da un paso con tu pie dominante. Luego, repite con el otro pie. Así sucesivamente hasta que logres dominar el movimiento con seguridad. Si es necesario, realízalos cerca de una barandilla de la que puedas sostenerte.

4. Practica la posición de tijera

Ya es momento de realizar el movimiento básico del patinaje: la técnica de la tijera. Impúlsate sobre una superficie llana y adelanta una pierna más que la otra. Así es más difícil perder el equilibrio y caer. Luego, cambia de pierna. Continúa así sucesivamente hasta que domines la técnica.

5. Aprende a realizar giros

Si tienes que girar hacia la derecha, colócate en la postura de la tijera adelantando la pierna derecha y poniendo todo tu peso sobre ella. Ahora, mira hacia la derecha llevando la barbilla hacia el hombro derecho y moviendo el cuerpo ligeramente hacia ese lado. Déjate llevar por el impulso para girar. Repite el movimiento del lado opuesto si quieres girar hacia la izquierda.

Para girar más rápido y en una curva pronunciada, colócate en la postura de la tijera, adelantando el pie derecho. Coloca el brazo derecho por delante, envolviendo tu cuerpo con él. Coloca el brazo izquierdo por detrás.

Déjate llevar por el impulso y gira hacia la derecha. Si quieres hacerlo hacia la izquierda, pon el brazo izquierdo por delante y el derecho por detrás. Practica el giro a distintas velocidades.

6. Ejercita cómo frenar de diferentes formas

Los patines tienen una parte de goma en la punta que se utiliza para frenar. Una forma de hacerlo estando en la postura de la tijera es inclinado un poco el patín que queda atrás y presionado el freno en el suelo hasta que logres parar.

Otra variante para frenar es hacerlo con los dos frenos para detenerte de una manera más precisa y seca. Para ello, tienes que deslizarte hacia atrás y apoyar los dos tacos sobre el suelo, presionado hasta que logres frenar por completo.

7. Prepárate para caer

Al empezar a patinar, las caídas hacia adelante suelen ser bastante frecuentes. Para que no te lastimes, puedes practicar cómo caer de manera correcta para reducir el impacto lo más posible.

Inclina el cuerpo hacia adelante, flexionando las rodillas. Luego, adelanta las manos y déjate caer apoyando sobre el suelo manos y rodillas.

8. Aprende a levantarte del suelo

Cuando llevas patines, evita levantarte del suelo como si no los tuvieras, pues puedes volver a caerte. Es mejor, ponerse de rodillas. Luego, adelanta tu pierna dominante y apoya tu mano en ella. Impúlsate hacia arriba poniendo todo el peso del cuerpo en la pierna dominante, hasta que logres colocarte en la postura básica.

9. Prepárate para disfrutar del patinaje

Ahora que ya sabes lo básico para comenzar a patinar, ponte tus patines y sal a disfrutar de este divertido deporte. Puede convertirse en tu ejercicio favorito, que además resulta saludable, pues involucra todos los músculos de tu cuerpo. 💪

Compartir este artículo