Cómo pintar con acuarelas: 20+ trucos para principiantes

Todos pueden aprender a pintar. Y cuanto más trabajes con las pinturas, mejores serán tus dibujos terminados. Está claro que las habilidades innatas pueden acelerar el proceso, pero si recurres a ciertas reglas, técnicas y trucos comprobados, puedes llegar a crear fácilmente unas obras realmente hermosas. Cada tipo de pintura tiene su propósito, pero es probable que la acuarela sea la más versátil de ellas para los principiantes. Te permite crear rápidamente ilustraciones, pintar paisajes, naturalezas muertas e incluso retratos, y al mismo tiempo es bastante económica en comparación con otras pinturas.

Ideas en 5 minutos te cuenta cómo pintar bien con acuarelas, incluso si nunca antes habías usado un pincel.

¿Qué materiales se necesitan para pintar?

  • Pinturas de acuarela

Si es posible, en lugar de acuarelas para niños, compra las acuarelas estudiantiles en una tienda de arte. Vienen en juegos de al menos 12 colores en una caja de plástico.

  • Pinceles

Para comenzar, obtén 2-3 pinceles redondos de diferentes tamaños, uno delgado para pequeños detalles y, si lo deseas, uno mediano plano. La mayoría trabaja con pinceles hechos de cerdas naturales (por ejemplo, de ardilla o comadreja), y con menos frecuencia se usan pinceles sintéticos. Hay ejemplos más interesantes como, por ejemplo, los pinceles de bambú, que tradicionalmente son utilizados por artistas de países asiáticos.

  • Papel de acuarela

No se puede usar papel ordinario de un álbum para dibujar: debido al contacto con el agua, la hoja delgada perderá rápidamente su forma y se romperá; además, las pinturas quedarán desiguales. Lo mejor es comprar un bloque de papel de acuarela. Varía en tamaño, densidad, textura y composición. Las características afectan la forma en que el papel absorbe el agua y se comporta bajo la tinta. Es más conveniente comenzar con dibujos pequeños, así que trata de dibujar en bloques pequeños con un gramaje de papel de 300 g/m2 (celulosa o algodón, según tu gusto).

  • Frasco con agua

Para algunos, es más cómodo usar dos frascos a la vez, para primero deshacerse del exceso de pintura en uno y limpiar el pincel, y luego recolectar agua limpia en el segundo para seguir trabajando. De esta forma, limpiarás tus pinceles y cambiarás el agua de los frascos con menos frecuencia.

  • Servilletas de papel

Repasa el dibujo cuidadosamente con servilletas para eliminar el exceso de agua. Esto a menudo ayuda a corregir el dibujo y a deshacerse de los trazos innecesarios.

  • Plato de cerámica (opcional)

Para obtener diferentes colores, las pinturas se mezclan entre sí en una paleta. Para hacer esto, usa la superficie de la tapa del juego de pinturas. Pero a algunas personas les resulta más cómodo mezclar colores en un plato de cerámica normal (sin relieves ni estampados), debido a que el agua y las pinturas se adhieren mejor a su superficie.

Mezclar colores en la paleta te permite obtener nuevos tonos. Por ejemplo:

  • Rojo + azul = púrpura
  • Amarillo + rojo = naranja
  • Amarillo + azul = verde
  • Naranja + celeste = café
  • Amarillo + rojo + azul = negro

Consejo: Antes de comenzar, crea una tabla de colores para saber exactamente cómo se verán los tonos de pinturas en el papel cuando se sequen. Corta una hoja de papel de acuarela que quepa dentro del juego. Después dibuja las divisiones con un marcador en celdas: su cantidad y ubicación deben corresponder al orden de los colores del juego. Ahora pinta sobre cada celda con el color de la pintura correspondiente. Mantén la tabla de colores a mano, dentro del juego.

Cómo pintar con acuarelas

El principio de la pintura de acuarela es el siguiente: el artista sumerge el pincel en agua, después toca la pintura, esta llena el pincel mezclándose con el agua, y después el artista la pasa al papel.

  • ¿Se necesita dibujar en papel seco o húmedo?

Cuando se requiere obtener formas o líneas precisas y claras, se aplica pintura sobre papel seco. La hoja de papel puede estar en blanco o ya pintada de un color diferente. Cuanta menos agua haya en el pincel, más brillante resultará el color en el papel.

Para crear un fondo o mezclar diferentes colores, usa la técnica “húmedo sobre húmedo”: la pintura se aplica al papel humedecido con agua. Dependiendo de la combinación de colores y de sus tonalidades, a la imagen se le puede dar volumen, luminosidad, potenciar la saturación de colores, añadir sombras o resaltar luces. Una de las ventajas de esta técnica es que siempre se puede eliminar el exceso de pintura o el tono incorrecto corrigiendo con una servilleta limpia.

  • ¿Cómo regular la intensidad del color?

Supongamos que quieres obtener un color brillante y saturado. En este caso, toca la pintura directamente con un pincel húmedo y después pinta sobre el papel. Si el papel está seco, el color será aún más intenso. La saturación se puede aumentar aplicando pintura, dejándola secar y después aplicando otra capa.

Cuando la pintura se aplica con un pincel húmedo primero a la paleta y ya ahí, usando agua, se diluye, su color será más transparente y más claro, después de eso se puede pasar al papel. Si el papel está húmedo, el color de la tinta se volverá aún menos saturado.

Alternando estas técnicas, puedes establecer el tono deseado, cambiar su saturación, crear reflejos, medios tonos y agregar sombras, con el fin de llegar a una imagen que se vea tridimensional y naturalista. Al trabajar con acuarelas, el artista suele empezar con tonos claros y terminar con tonos oscuros. Por lo tanto, al principio es más conveniente crear un fondo en papel húmedo, mezclar diferentes colores entre sí y al final proceder a dibujar detalles en una imagen seca.

Intenta dibujar objetos tridimensionales simples de la naturaleza teniendo en cuenta el claroscuro, por ejemplo, una pera o una manzana: elige un lugar donde haya un determinado punto de brillo y marca las sombras. Primero aplica pintura sobre papel húmedo, cada nueva capa debe ser más oscura que la anterior. Al final, después de esperar a que se seque el papel, marca la sombra y los detalles individuales en un tono oscuro: el vástago, la parte inferior difusa de la pera y el costado.

Es conveniente usar adicionalmente la máscara líquida: protege las áreas deseadas de la pintura oscura. Se puede usar para pintar sobre las zonas claras del dibujo, después pintar sobre la imagen con tonos oscuros y, después de esperar a que se seque, quitar la máscara líquida y pintar sobre las zonas claras si es necesario.

Cómo crear texturas y efectos inusuales

El dibujo se puede diversificar si utilizas algunas de las herramientas y materiales que tengas disponibles.

  1. Aplica pintura sobre papel húmedo y después echa sal encima. Espera hasta que se seque y quita la sal con cuidado. Si utilizas grandes cristales de sal, las manchas se parecerán a la escarcha o a los patrones de escarcha en el vidrio.
  2. El arroz absorbe agua, dejando una forma ovalada en el papel. Aplica pintura sobre papel húmedo y esparce los granos de arroz por encima. Una vez secos, retíralos.
  3. Diluye unas gotas de disolvente en un poco de agua, después usa el pincel para pasar la mezcla al papel de acuarela húmedo y obtener bonitos resultados.
  4. Seca el pincel con alcohol isopropílico, después aplica sobre papel de acuarela húmedo para crear manchas con un borde blanco y un centro de color.
  5. Usa una esponja normal en lugar de un pincel: coloca pintura sobre ella y después aplica suavemente la pintura con la esponja, retocando el papel seco. Esto creará rápidamente una textura vegetal.
  6. Tapa el papel aplicando pintura de distintos colores y, sin esperar a que se seque, coloca encima un trozo de plástico arrugado o una bolsa. Espera unos segundos y retira el plástico para obtener huellas inusuales. Puedes repetir el procedimiento si quieres agregar profundidad a la textura. Usa menos agua y más pintura para obtener líneas y formas más nítidas, y viceversa.
  7. Con una servilleta de papel seca, retoca ligeramente el papel de acuarela apenas húmedo para crear manchas claras de diferentes formas y tamaños.
  8. Diluye un poco de jabón o detergente líquido en un poco de agua y agrega pintura. Después, toma un popote, mete el extremo en ese líquido y sopla desde el otro lado para crear burbujas en su superficie. Puedes transferirlas suavemente a un papel seco o cubrirlas con la hoja de papel en la parte superior para obtener un dibujo de su contorno. Cuanta más pintura haya, más intenso será el color de las burbujas.
  9. Agrega pintura a un cepillo de dientes viejo, después pasa el pulgar sobre las cerdas para que la salpicadura caiga sobre el papel seco. Cuanta más pintura haya en el cepillo, más grandes serán las manchas y viceversa. De esta manera, puedes crear rápidamente un cielo estrellado sobre un fondo oscuro. En lugar de usar un cepillo de dientes, puedes lograr un efecto similar con un cepillo normal.

Estas técnicas ayudan a los pintores principiantes a crear lindas imágenes en pocos minutos.

Ejemplo N.° 1: Flamenco

  • Toma un plástico normal y arrúgalo en una bola. Aplica pintura ligeramente diluida con agua sobre ella.
  • Retoca con esta bola de plástico arrugado el papel seco unas cuantas veces para crear el cuerpo del flamenco.
  • Después, con un pincel más fino, pinta la cabeza, las patas y el pico.
  • Agrega salpicaduras de colores alrededor del ave con ayuda del pincel. ¡Listo!

Ejemplo N.° 2: Árbol

  • Toma una esponja normal. Debe estar un poco húmeda. Métela apenas en color amarillo.
  • Ahora retoca varias veces sobre papel seco, formando la corona del árbol. Espera a que la pintura se seque, después repite con color verde. Espera hasta que se seque nuevamente y agrega verde oscuro de la misma manera.
  • Con el pincel complementa la pintura dibujando el tronco del árbol, las ramas y la hierba a su alrededor. ¡Listo!

Ejemplo N.° 3: Bosque y cielo nocturno

  • Aplica agua sobre una hoja de papel seca. Sin esperar a que se seque, crea un fondo: pinta en el medio de la hoja una franja de amarillo, agrega una franja de rosa arriba y después celeste, de tal manera que los colores se toquen y se mezclen. Después pinta la parte inferior y superior con azul oscuro.
  • Sin esperar a que se seque, agrega algunas franjas más de diferentes colores para crear capas de colores en el cielo. Aplica otra capa de pintura oscura encima del fondo ligeramente húmedo.
  • Espera a que se seque y con un pincel fino dibuja los contornos de los árboles y los pájaros.
  • Espera a que las pinturas se sequen. Cubre la parte inferior del dibujo con una servilleta, y en la parte superior, con un cepillo de dientes rocía pintura blanca (puedes usar gouache) para crear el efecto de un cielo estrellado. ¡Listo!

Ejemplo N.° 4: Flores simples

  • Usa un pincel de abanico para dibujar con pintura escarlata y comienza a retocar ligeramente la hoja de papel seca como se muestra en la imagen de arriba para dibujar los pétalos de la flor. Repite 3 veces.
  • Con la ayuda de un pincel normal, pinta las hojas y los tallos de la planta. ¡Listo!

Ejemplo N.° 5: Globos

  • Dibuja globos de diferentes formas y tamaños en un papel seco. Comienza con tonos más claros, y muévete gradualmente hacia los tonos más oscuros. Espera a que cada color se seque después de la aplicación. Ten en cuenta: si los globos van a ser translúcidos, cuando un globo se superpone con otro, se creará el efecto de una imagen tridimensional.
  • Usa un delineador negro delgado para dibujar las cuerdas de los globos y agregar texto.
  • Con la ayuda de un pincel común, agrega manchas de pintura de diferentes colores y tamaños, imitando el confeti. ¡Listo!

Ejemplo N.° 6: Un bote en el mar

  • Repasa una hoja de papel seca con un pincel con agua. Sin esperar a que se seque, pinta la hoja primero con pintura amarilla y después con pintura naranja. Agrega una raya de pintura escarlata en la parte superior. El papel debe estar húmedo para que los colores se mezclen.
  • Espera hasta que se seque. Dibuja el contorno de la tierra en el centro. Pinta en varias capas para obtener una imagen más tridimensional.
  • Deja que se seque y dibuja un bote con la ayuda del delineador, su sombra en el mar y los pájaros en el cielo. ¡Listo!

Ejemplo N.° 7: Corazones de colores

  • En una hoja de papel seca, dibuja un corazón grande con un lápiz normal y llénalo con muchos corazones pequeños. Utiliza un borrador para quitar el corazón grande.
  • Con el pincel, pinta sobre cada corazón pequeño primero con agua y después con dos colores diferentes, tal como se muestra en la imagen de arriba. Espera hasta que se seque. ¡Listo!

Ejemplo N.° 8: Casas

  • Con un lápiz normal, dibuja en una hoja de papel una casa pequeña de 2-3 pisos de altura. Dibuja ventanas, puertas, balcones, techos, árboles, escaleras y otros detalles.
  • Repasa el dibujo con un delineador negro. Usa el borrador para quitar el lápiz.
  • Utiliza un pincel fino para pintar sobre el dibujo con acuarelas. Espera hasta que se seque, después usa tonos más oscuros para agregar sombras, volumen y detalles. ¡Listo!

Ejemplo N.° 9: Flores sobre fondo abstracto

  • En una hoja de papel seca, aplica un poco de agua utilizando el pincel. Sin esperar a que se seque, agrega diferentes colores para que comiencen a mezclarse entre sí.
  • Sin esperar a que se seque, rocía el dibujo con gotas de alcohol isopropílico.
  • Espera a que el dibujo se seque. Aplica pintura al cepillo de dientes, después agrega salpicaduras de colores a la pintura con la ayuda de las cerdas para darle un toque de color a la imagen.
  • Espera a que el dibujo se seque y después usa un delineador negro para pintar las flores y los insectos. ¡Listo!

Trucos útiles

  • Para que la hoja no se doble al dibujar, puedes fijarla con clips o pegarla al respaldo con cinta adhesiva común. Esto también ayuda si quieres pintar al aire libre durante un clima ventoso.
  • La cinta de enmascarar te permite crear hermosos marcos blancos rectangulares alrededor del dibujo: para esto, en el comienzo, pega la cinta a lo largo del perímetro de la hoja, y una vez que la imagen esté lista y las pinturas estén secas, retírala.
  • Si la cinta de enmascarar es demasiado pegajosa, pégala en cualquier objeto de algodón, después quítala y aplícala al papel. De esta manera, al retirarla del papel, no lo dañará.
  • Haz el boceto del dibujo, especialmente de uno complejo, con un lápiz suave normal, que se vuelve casi invisible después de aplicar agua. De esta manera obtendrás una imagen como para colorear.
  • También hay lápices acuarelables. Son convenientes para dibujar en papel de acuarela seco, y se pueden borrar los errores con un borrador común. Después basta con repasar el dibujo con un pincel húmedo para obtener una imagen con efecto de acuarela.
  • Para no esperar a que se seque la siguiente capa de pintura, seca el dibujo con cuidado utilizando un secador de pelo. Es mejor si la temperatura del aire y la potencia del secador son bajas, para no estropear la imagen.
  • Si el dibujo seco terminado tiene bordes curvados, coloca algunos libros pesados ​​encima y déjalos toda la noche. Por la mañana, la hoja estará plana.
  • Un principiante puede tardar una hora en obtener un resultado que un profesional consigue en minutos. Por lo tanto, al principio, no debes intentar dibujar pinturas grandes con muchos detalles. Comienza con imágenes pequeñas y simples para entrenar tus manos y tus ojos, y después agrega gradualmente detalles y colores.
  • Se pueden encontrar en línea muchas clases de dibujo para principiantes, donde artistas experimentados explican en detalle cómo crear una imagen en particular. Si dibujas una vez a la semana bajo la guía de un profesional, pero al mismo tiempo entrenas tus manos en pequeños bocetos e imágenes a diario, en 1-2 meses podrás sorprender a tus amigos con la habilidad de pintar dibujos de calidad.
Compartir este artículo