Cómo preparar las paredes para empapelarlas

Si quieres pegar el papel tapiz tú mismo, no debes olvidarte de una etapa tan importante como la preparación de la superficie de la pared. Para eso primero debe limpiarse, nivelarse, masillarse e imprimarse, de lo contrario no se logrará una fuerte adhesión entre la pared y el papel tapiz.

Ideas en 5 minutos te contará cómo preparar adecuadamente paso a paso cualquier pared para empapelar.

Qué necesitarás

  • Espátula

  • Lentes de seguridad, guantes de goma y un respirador (recomendado)

  • Escalera

  • Masilla

  • Papel de lija o esponja de lijar

  • Cubo, esponja grande o trapo

  • Imprimación para paredes

  • Pincel para pintura

  • Toallas viejas

  • Película protectora

Preparación de la habitación

  • Libera la habitación de muebles y otros artículos. Cubre el espacio con una película protectora.

  • Coloca toallas viejas a lo largo de los zócalos. No uses un periódico para esto, ya que la tinta de las hojas puede manchar las superficies adyacentes después de mojarse.

  • Retira cualquier objeto de las paredes, incluidas las barras de las cortinas. Quita los enchufes, los interruptores y las luces, si es posible.
    Importante: No olvides primero desenergizar la habitación y observar las precauciones de seguridad durante el trabajo.

Preparación de las paredes

Paso 1. Quita el papel tapiz viejo con la espátula. Si surgen dificultades, también puedes usar un vaporizador de papel tapiz u optar por una solución de agua tibia y vinagre (en una proporción de 1:1). Aplícala generosamente en el papel tapiz viejo con una botella rociadora; luego de esperar 15 minutos, se puede quitar el papel tapiz con una espátula. Si notas algún hongo de moho, quítalo antes de continuar con el siguiente paso.

Paso 2. Usa masilla para rellenar cualquier agujero que haya en la pared y obtener así una superficie plana. Deja secar. Lija la pared con papel de lija para eliminar los restos de papel tapiz y masilla. La superficie debe estar limpia, seca y mate para que el nuevo papel tapiz se adhiera bien.

Paso 3. Limpia la pared de suciedad y polvo. Trata la superficie con un antiséptico, si lo deseas.

Paso 4. Imprime la pared con un pincel y déjala secar durante 24 horas. Utiliza una imprimación acrílica para mejorar la adherencia entre el papel tapiz y la pared. ¡Listo! Ahora puedes empezar a pegar el papel tapiz.

Consejos útiles

  • Si la pared ha sido pintada previamente, primero evalúa su estado. Se recomienda eliminar las capas gruesas o peladas de pintura vieja con una espátula. Luego, rellena los orificios con masilla de vinilo, después de lo cual la pared deberá lijarse e imprimarse. Si la pared está en buenas condiciones, basta con lavarla y dejarla secar; luego hay que aplicarle una imprimación acrílica, después de lo cual puedes pegar el papel tapiz.

  • Si la pared no se ha pintado o imprimado en el pasado, es mejor aplicar primero una imprimación de aceite para proteger la superficie de posibles mohos y hongos, y luego otra capa de imprimación acrílica.

  • Si lijar con papel de lija no ayuda a nivelar la textura de la pared, puedes usar papel de revestimiento, que hará que la superficie sea lisa y también se convertirá en la base necesaria para el papel tapiz.

Compartir este artículo