9 Manualidades útiles que puedes hacer reciclando plástico en casa

Nuestros hogares están llenos de elementos de plástico, y esta tendencia se ha convertido en un motivo de preocupación para muchas personas, ya que el plástico puede tardar hasta 1000 años en descomponerse. Ideas en 5 minutos está constantemente buscando nuevas formas de reutilizar botellas, pajillas para beber y otros objetos de plástico y espera que estos trucos ayuden a evitar que algunas cosas terminen en un vertedero.

1. Convierte los popotes para beber en chancletas

Lo que necesitarás:

* Popotes de plástico usados

* Papel pergamino para hornear

* Unas plantillas de zapatos

* Una plancha

* Un marcador

* Un par de tijeras

* Pegamento

Cómo hacerlo:

1. Coloca popotes en un trozo de papel pergamino, como se muestra en la imagen de arriba.

2. Cúbrelos con otro papel pergamino y plánchalos bien. Sigue planchando hasta que los popotes estén bien pegados.

3. Retíralos del papel pergamino, toma una plantilla de un zapato, colócala sobre los popotes y delinea su contorno con un marcador. Luego corta sobre lo marcado. Usa los restos de los popotes para hacer la parte superior de tus chanclas.

* Si la parte restante es demasiado estrecha, tendrás que pegar más popotes con la plancha.

4. Pega la parte superior a los lados de la plantilla.

5. Gira tu chancla y aplica pegamento a la suela. Déjala secar completamente. Eso hará que tu calzado sea menos resbaladizo.

6. Haz una chancla para el otro pie y ¡tus zapatos nuevos estarán listos!

2. Convierte las tapas de las botellas en un posavasos

Lo que necesitarás:

* 7 tapas de botella

* Un trozo de papel pergamino

* Una plancha

Cómo hacerlo:

1. Coloca las tapas de las botellas en un trozo de papel pergamino, como se muestra en la imagen de arriba.

2. Cubre las tapas de las botellas con otro trozo de papel pergamino y plánchalas. Continúa planchando hasta que estén bien pegadas.

3. Retira el papel pergamino.

4. ¡Disfruta de tu nuevo posavasos!

3. Convierte las botellas de plástico en un sujetahilos

Lo que necesitarás:

* Una botella de plástico con tapa

* Un cuchillo afilado

* Popotes para beber usados (unos 10 o 12, dependiendo del tamaño de la botella)

* Un objeto afilado para hacer agujeros en el plástico

Cómo hacerlo:

1. Toma una botella de plástico y retira la tapa.

2. Toma un cuchillo afilado y comienza a cortar la botella por la mitad.

3. Sigue cortando hasta llegar al fondo.

4. Tira de las mitades de la botella hacia los lados.

5. Haz agujeros a ambos lados de la botella, más cerca de su extremo exterior. Los orificios deben ubicarse uno frente al otro. Los agujeros deben ser lo suficientemente anchos como para que puedas pasar un popote a través de ellos. La distancia entre los agujeros debe ser suficiente para colocar dos popotes con bobinas de hilo entre ellos.

6. Pasa un trozo de popote a través de una bobina de hilo. Luego, pasa los extremos del popote a través de los orificios de la botella de plástico. Si el popote es demasiado largo, corta el exceso.

7. Sigue insertando bobinas de hilo con popotes hasta llenar la botella.

8. Da vuelta la botella y haz pequeños agujeros en su parte más ancha. Los orificios deben ubicarse por encima de la parte media de cada bobina de hilo. Pasa el hilo de cada bobina correspondiente a través de cada agujero.

9. Asegura las partes de la botella cerrándolas con una tapa y disfruta del resultado.

4. Convierte las botellas de plástico en una botella para salsa

Lo que necesitarás:

* Una botella de plástico con tapa

* Un encendedor

* Un par de tijeras

* Un palito de naranjo

Cómo hacerlo:

1. Toma una botella de plástico y retira la tapa.

2. Calienta la tapa de la botella desde su lado exterior con un encendedor hasta que el plástico se ablande. ¡No lo derritas del todo!

3. Toma un palito de naranjo e insértalo en la tapa del frasco por su lado interior, formando una punta puntiaguda.

4. Corta el extremo de la punta.

5. Llena la botella con salsa y ciérrala con la tapa.

6. ¡Disfruta de tu nueva botella para salsa!

5. Convierte los popotes para beber en un organizador de maquillaje

Lo que necesitarás:

* Popotes usados (se supone que unos 30 serán suficientes)

* Pegamento

Cómo hacerlo:

1. Coloca 4 popotes como se muestra en la imagen de arriba.

2. Pégales otros 6 popotes (ver ejemplo).

3. Sigue agregando nuevas capas de popotes hasta que tu organizador esté lo suficientemente alto. Usamos 6 capas de popotes en total para hacer nuestro organizador de belleza.

4. Deja que el pegamento se seque por completo y asegúrate de que los popotes estén bien pegados.

5. ¡Pon tus productos de maquillaje en el organizador y disfrútalo!

6. Convierte las botellas de champú en un organizador de utensilios

Lo que necesitarás:

* 4 botellas de champú vacías y una tapa de botella

* Pegamento

* Un marcador

* Un par de tijeras

Cómo hacerlo:

1. Toma 4 botellas de champú y retira sus partes superiores como se muestra en la imagen de arriba.

2. Pega la parte superior de una de las botellas a la tapa.

3. Pega el resto de las botellas alrededor de esta tapa, como se muestra en la imagen de arriba.

4. ¡Disfruta de tu nuevo organizador de utensilios!

7. Convierte una botella de detergente para ropa en un soporte para esponjas

Lo que necesitarás:

* Una botella vacía de cualquier detergente para ropa con asa

* Un marcador

* Un trozo de cuerda

* Un par de tijeras afiladas o un cuchillo

* Un objeto afilado para hacer agujeros en el plástico

Cómo hacerlo:

1. Toma una botella vacía de detergente para ropa y córtale el asa.

2. Haz un agujero a cada lado del extremo más estrecho del mango.

3. Toma una esponja y pasa una cuerda a través de ella.

4. Jala los extremos de la cuerda a través del mango, comenzando por su lado más ancho.

5. Inserta los extremos de las cuerdas en los agujeros y haz un nudo para asegurar la cuerda.

6. Deja un poco de cuerda libre y haz otro nudo para formar un lazo colgante.

7. ¡Disfruta de tu nuevo portaesponjas!

8. Convierte una botella de plástico en una alcancía

Lo que necesitarás:

* Una botella de plástico con tapa

* Un cúter

* Un poco de pintura y cualquier material adicional, como cartón teñido, para decorar tu alcancía

Cómo hacerlo:

1. Corta la botella en 3 partes, como se muestra en la imagen de arriba.

2. Pega la primera y la tercera parte juntas para formar una botella más pequeña.

3. Haz un agujero para monedas en la parte superior de la botella nueva.

4. Colorea la botella y decórala a tu gusto.

5. ¡Empieza a ahorrar dinero!

9. Convierte un recipiente de plástico en una caja de almuerzo

Lo que necesitarás:

* Un recipiente de plástico grande (por ejemplo, uno de leche). No uses contenedores de productos no comestibles, como detergentes para lavar

* Un cúter

* Un objeto afilado para hacer agujeros en el plástico

* Un trozo de lazo

* Un botón grande, un trozo de hilo grueso y una aguja gruesa

* Un marcador

Cómo hacerlo:

1. Toma un recipiente y corta la parte superior de su lado más ancho, siguiendo la línea que se muestra en la imagen de arriba.

2. Gira el recipiente y corta la parte superior de su lado más estrecho, siguiendo la línea que se muestra en la imagen de arriba.

3. Voltea el recipiente nuevamente y corta la parte superior de su otro lado más ancho, siguiendo la línea que se muestra en la imagen de arriba.

4. En este punto, debes tener una caja parecida a una caja lonchera. Haz un agujero en el medio del lado pequeño que se encuentra frente al lado más grande.

5. Pasa un trozo de lazo doblado por la mitad a través de este agujero. Asegúralo con un nudo en el lado interior de la caja. Cose un botón en la tapa que cubre para que se coloque encima de la cinta cuando cierre la tapa.

6. ¡Cierra tu caja de almuerzo para comprobar que todo esté bien asegurado y disfruta de tu comida!

Imagen de portada 5-Minute Crafts / YouTube
Compartir este artículo