Cómo restaurar un mueble dañado por arañazos de gato

Si tienes un gato en casa, en algún momento tendrás que lidiar con los rasguños en muebles, puertas, e incluso, en las paredes. Este comportamiento destructivo ocurre cuando los felinos quieren afilar sus garras, marcar su territorio o por puro aburrimiento.

Ideas en 5 minutos quiere mostrarte algunos consejos útiles para reparar tu mobiliario, y un bono con el paso a paso para arreglar las paredes con rasguños.

En muebles de cuero

Necesitarás:

  • Limpiador de cuero
  • Paño de microfibra
  • Tijeras
  • Esponja
  • Papel de lija
  • Pegamento para cuero
  • Tinte para cuero (del mismo color que tu mueble)
  • Sellador para cuero en spray

Procedimiento:

  1. Prepara el área dañada limpiando la mugre o suciedad acumulada con un producto de limpieza diseñado para tratar muebles de piel.
  2. Recorta las fibras sueltas con ayuda de unas tijeras.

3. Aplica una pequeña cantidad de pegamento en la esponja y úsala sobre el cuero para rellenar grietas y agujeros. Deja que se seque. Repite de 7 a 9 veces con un tiempo de secado entre cada capa.

4. Usa un papel de lija fino para obtener una superficie lisa y uniforme.

5. Coloca una pequeña cantidad de colorante en la esponja limpia y aplica una capa delgada. Espera a que seque.

6. Aplica laca para cuero en spray para sellar el color y evitar que se borre o decolore. Repite 3 o 4 veces para obtener un buen acabado y proteger tu mueble del desgaste.

En madera

Necesitarás:

  • Papel de lija
  • Trapo de tela
  • Tíner o diluyente
  • Brocha
  • Tinte para madera
  • Barniz o acabado transparente para madera

Preparación:

  1. Lija el área de madera dañada, ya sea en puertas o muebles, y retira el polvo.
  2. Limpia con un trapo humedecido en Tíner o diluyente.

3. Pon una pequeña cantidad de tinte en una brocha y pinta el área dañada.

4. Coloca un barniz o acabado transparente para darle brillo a la madera y ocultar la reparación.

En muebles de tela

Necesitarás:

  • Cepillo para ropa rígido
  • Aspiradora
  • Limpiador de telas
  • Paño de microfibra

Procedimiento:

  1. Alisa la zona dañada con un cepillo rígido para telas haciendo movimientos cortos de ida y vuelta.
  2. Usa una aspiradora sobre superficie rayada y frota en pequeños círculos para quitar la pelusa, el polvo y el olor del gato. También, le devuelve a las fibras textiles el estado suave.
  3. Humedece un paño de microfibra con un limpiador para tapicería y frota los arañazos en movimientos circulares para eliminar los olores, las marcas y las manchas.

Bono: Resanar paredes dañadas

Necesitarás:

  • Papel de lija grueso
  • Espátula
  • Masilla para paredes
  • Brocha
  • Primer o sellador para paredes
  • Pintura

Procedimiento:

  1. Raspa la zona de la pared que tiene arañazos de gato.
  2. Rellena las grietas o agujeros de la pared con la pasta de masilla ayudándote de una espátula para que la superficie quede lisa y nivelada. Deja secar.

3. Usa el sellador o primer para preparar la pared antes de aplicar la pintura.

4. Pinta el área dañada en el mismo tono que el resto de la pared.

Compartir este artículo